■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Oportunistas

■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Oportunistas

En medicina utilizamos el termino OPORTUNISTAS para señalar a las bacterias, hongos y virus – les diremos BICHOS por la similitud de lo que explicaremos más adelante – que aprovechan una circunstancia determinada como la baja de la inmunidad de una persona, o el ataque de otros micro organismos que han debilitado al paciente, para atacarlo cuando en otras circunstancias serian rápida y fácilmente eliminados.

Por poner solo un ejemplo comentaremos el virus del Herpes Simplex y su primo hermano el Herpes Zoster, que de alguna forma están ahí en nuestra piel sin darnos mayores problemas y solo cuando existe mucho frío, como es el caso actual o una infección por otro virus de las vías aéreas superiores, es cuando atacan y nos producen las lesiones que muchos conocen como “fuegos” en la comisura de los labios que antes se trataban con hielo o con limón – doliera lo que doliera – y que hoy se tratan en forma muy simple con una pomada de aciclovir con buenos resultados.

Pero si el paciente esta siendo atacado con otra enfermedad mas severa que debilite sus sistemas inmunológicos de defensa entonces el HERPES ZOSTER ataca con una crueldad inimaginable metiéndose a través de los nervios intercostales produciendo vesículas fácilmente reconocibles, a veces ataca la cara a través del nervio facial o el trigémino provocando problemas serios sobre todo en este ultimo cuando puede dañar al globo ocular y en otras partes del cuerpo, por fortuna si se le reconoce a tiempo existen antivirales que pueden acabar con este virus siempre y cuando se utilicen dosis fuertes y al inicio del problema y no en etapas tardías por que de otra forma podrá provocarnos como lo hacia en el pasado – antes de la aparición de los antivirales – dolores insoportables que se conocen como NEURALGIA POST HERPETICA.

Pero estas reflexiones no son de forma alguna una clase de microbiología, utilizamos esta explicación para comparar con lo que hoy en día conocemos como POLITICOS OPORTUNISTAS.

Y creo que el momento es oportuno dada la avalancha de personajes – casi todos menores y sin contar con antecedentes solidos en el terreno de la actividad pública – que se sienten merecedores de recibir una candidatura sobre todo a las posiciones que más llaman la atención que son las de las legislaturas locales y federales, sabedores de que ahí se hace poco, demasiado poco, solo hay que ir de vez en cuando y levantar la mano cuando los jefes reales, o el sentido común les indique que tiene que votar a favor de algo que desconocen total y absolutamente.

Y claro que existe una diferencia entre candidatearse para una diputación que, para una alcaldía, la diferencia es que en el caso de una alcaldía hay que trabajar fuerte en una campaña que la verdad les da una flojera – hueva por decirlo con palabras procaces – que se incrementa exponencialmente en las condiciones actuales de una pandemia que nos obliga a quedarnos en casa, en pijamas y viendo la televisión mientras los dineros nos alcancen.

Pero hay algo aún más malo, en una candidatura a una alcaldía hay que gastar dinero constante y sonante por que los partidos políticos que tienen recursos abundantes que proceden del pueblo, no están dispuestos a apoyarlos por que esos dineros pueden tener otro fin mas redituable para ellos y que es el de sus propios bolsillos, así que después de intentar pagar – y solo parcialmente – las deudas que los anteriores a ellos les dejaron, el resto habrá que buscar las formas para que sirvan al patrimonio familiar y nada más.

Así es que un candidato a la legislatura sea local y federal, ya sabrá que todo lo que tiene que hacer es colgarse de los candidatos a las alcaldías o en caso de los federales a la candidatura a la gobernatura, y asistir de vez en cuanto – las menos veces posibles – para pasar lista y dejarse ver en forma esporádica porque así lo dicen las autoridades de salud, al fin la gente no reconoce mucho a quien esta obligado a utilizar cubrebocas y guardar su distancia.

Ahora bien, el descaro alcanza sus niveles máximos cuando estos personajes oportunistas, logran – previo acuerdos bajo la mesa – inscribirse en las listas plurinominales donde tendrán el premio máximo de consolación sin hacer nada, absolutamente nada, ni antes de ser electos – o no – ni claro después, y los sueldos por haberse sacado la lotería serán exorbitantes si los comparamos con su actuar prácticamente cercano a 0.

Y ya ni se diga aquellos que se inscribieron por MORENA para lograr acceder a una diputación por la vía plurinominal sea en el plano local o en el federal, estos señores no tienen que ser buenos, ni tener experiencia alguna solo tener un poco de suerte por que participaran dentro de las estructuras del misterioso AZAR en una tómbola que decidirá su futuro.

Esta metodología implementada por AMLO – carajo y mil veces carajo – ya se ha constituido como la vía para evitar las encuestas – que de cualquier forma o no se hacen o están previamente arregladas – y para que nadie se pele con nadie quien resulto electo fue gracias a la suerte – y claro que no a sus capacidades – y quien no pues para otra será.

Y así en estos días hemos visto inscribirse para participar en la tómbola a los personajes mas suigéneris, pero ninguno con una categoría visible por algún lado ni con la menor idea de lo que se trata la política legislativa, vamos hasta un musico venido a menos que ya salto por todos los partidos habidos y por haber y ahora busca su suerte en MORENA, que maravilla de país es México, surrealista y mágico, mágico y esotérico.

Muchos dentro de la ciudadanía piden a gritos que se reduzca el número de diputados – y tienen la razón – o que se acaben con las candidaturas plurinominales, que permítanme decirles tenían un gran sentido cuando fueron implementadas y que representaban el voto de partidos minoritarios que sin embargo tenían que tener una voz por que sin ganar una diputación por el voto mayoritario, si representaban una porción importante del electorado, ahí se suponía que el PARTIDO se encargaba de seleccionar a la gente honesta, inteligente, preparada y capaz y con una ideología que correspondía a la ideología del partido determinado, y que ocuparía una curul donde se encargaría de defender esa ideología.

Pero aquellos que se anotaron – sin ser convocados por el partido como tendría que ser – carecen de ideología alguna por que el partido que se dice de izquierda tampoco la tiene, o en todo caso ambas partes nos diría al estilo de GROUCHO MARX “tengo esta ideología, pero si no les gusta por ahí tengo otras más”. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ