2021, mucho por hacer

2021, mucho por hacer

Terminó el 2020, un año complicado para todo el mundo, ningún país se salvó de la crisis ocasionada por el virus SARS COVID-19, este ocasionó no solamente una crisis de sanidad, si no que con ella vino una económica que en todos los países trajo consigo pobreza, desempleo y por ende injusticia social.

México no fue la excepción, además de la crisis económica y de sanidad, padecimos la crisis de la desinformación y de una oposición que en lugar de aportar para aligerar la problemática en el país, dedicó recurso, tiempo y esfuerzo para fomentar la polarización entre los mexicanos. La crisis política es una de las peores que padecemos los mexicanos.

Siendo un año complicado, existieron grandes aciertos por parte del gobierno mexicano, entre ellos el lograr comprar la vacuna antes de concluir el año y dar inicio a la aplicación del mismo, cuestión que también fue criticada por la oposición, la principal molestia de ésta fue el no poder comprarla en cualquier farmacia para poder aplicársela, mostrando la enorme desigualdad que ha existido durante años, en la que nuestra clase política se había preocupado más por aquellos que cuentan con recurso suficiente, olvidando a una inmensa mayoría en nuestro país, a los pobres.

El 2021 no será un año sencillo para el gobierno de la cuarta transformación, sobre todo porque el reto no solamente será continuar con el combate a la corrupción, sino que además deberán cumplirse otras tareas complejas, como un esquema de vacunación para todos los mexicanos, además acelerar la recuperación de empleos y mejorar la situación económica en el país, todo esto en un año que resulta de gran trascendencia para la cuarta transformación del país, el 2021 es un año electoral del que depende el fortalecimiento y continuidad del proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador, pues requiere nuevamente de mayoría en el Congreso, además se disputan gubernaturas cuyo resultado depende de dar comienzo a que el proyecto de nación comience a bajar hacia los estados.

A tres años del comienzo del gobierno de la cuarta transformación aún queda mucho por hacer, el combate a la corrupción ha traído el ahorro de una gran cantidad de recurso, además comienza a regenerar la vida pública en el país, la reforma al sistema de pensiones, así como la reforma laboral, al INFONAVIT así como el aumento al salario mínimo, resultan actos de justicia social, sin embargo, para lograr sentar por completo las bases o pilares de un cambio en la vida pública del país son necesarias diversas reformas que aún están pendientes que enlisto y describo a continuación:

La eliminación del financiamiento a los partidos políticos sigue siendo una propuesta que permanece en la congeladora del congreso, para lograr un cambio en nuestro sistema de partidos se requiere de forma urgente reducir drásticamente el recurso que cada partido político recibe, de otra forma continuarán siendo centros de pugnas internas entre los grupos cupulares al interior de los mismos, con el objetivo de manejar el recurso.

Otro cambio pendiente y urgente es una reforma a nuestro sistema judicial con distintos fines, primero el evitar el nepotismo que continúa vigente, así como modificar la forma en que son electos ministros y magistrados del poder judicial, evitar las cuotas entre legisladores y grupos políticos con la finalidad de controlar a dicho poder, principalmente al tribunal electoral.

Revisar el uso de programas sociales también es una tarea pendiente, si bien se ha elevado a delito grave el hecho de destinarlos con fines electorales, aún persisten las prácticas neoliberales al interior del gobierno de la cuarta transformación, evitar que los super delegados, como fueron nombrados, implementen los programas con fines electoreros es aún una tarea pendiente.

Como vemos, el 2021 puede convertirse en un año trascendental para la vida pública del país y para lograr un cambio político en el mismo, cambios que no se alcanzarán si los mexicanos no mantenemos y fortalecemos la organización ciudadana, exigir una nueva clase política a los partidos políticos es responsabilidad de todos, si esperamos que éstos arrojen una nueva clase política de buena fe, nunca lograremos ver una nueva generación de políticos, en las urnas tenemos la oportunidad de rechazar a aquellos que representen más de lo mismo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ