México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Entre los virus y las balas

México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Entre los virus y las balas

Los zacatecanos – y el resto de habitantes de este mundo – vivimos momentos difíciles en extremo, en los medios nacionales nos exhiben como uno de los estados más violentos, comunican que en nuestro entorno hubo en las ultimas 24 horas 20 asesinatos, cosa que los medios locales ya prácticamente no tocan, o solo los mencionan en forma parcial y tangencial lo que no significa que lo que no se publica no sea una muy triste realidad. Seguramente tienen órdenes de “arriba” seguramente que por razones “humanitarias” les solicitan desde Gobierno del Estado a no asustar aun más de lo que esta la población.

Si sales a las calles – por que no de queda de otra espero – tienes que salir con el cubrebocas de otra manera serás amonestado multado o incluso retenido, y con la idea de alejarte lo mas posible de cualquier otro ser humano, y siendo obsesivo compulsivo en el lavado al menos de manos y la sanitización de zapatos y cambio de ropa al regresar a casa, y con todo y estas medidas nadie te asegura que por ahí se cuelen los virus y te alteren la vida y hasta te la interrumpan si se les da la gana.

Pero ahora también seria recomendable que a estas medidas higiénico-sanitarias le agregaras salir con un chaleco antibalas y cuidándote no solo del otro – ser humano – que pudiera estar contagiado y te pudiera contagiar, sino desconfiando del otro que puede ser maloso y que puede atentar en contra de tus propiedades o también, de tu vida.

Así que no te queda otra que el quedarte en casa que es donde puedes sentirte – y no del todo – mínimamente seguro, deja incluso a tus familiares fuera, que no te visiten, que nadie se asome, que en caso de que quieran estar en comunicación contigo te llamen por teléfono, y claro tu no contestaras a teléfonos que no estén debidamente registrados e identificados en tu celular, y si eres riquillo y tienes un celular inteligente hasta podrás ver en una videoconferencia a quien intenta comunicarse contigo, pero hasta ahí, además que muy posiblemente no estarás de humor para tan complicadas funciones – a menos que seas joven y conozcas de la tecnología – de otra forma en el mejor de los casos te sentaras frente a la computadora – si es que cuentas con una – a recibir los mails que quien aun se acuerda de ti te envía de tiempo en tiempo y que se ocultan tras la andanada de mails comerciales con los que atiborran tu correo electrónico.

Esos son los tiempos que vivimos, tiempos de temor hacia el otro, hacia el ser humano, no vaya a estar contagiado y te pueda transmitir el virus, no sea que sea maloso y quiera quitarte tus posiciones y en el peor de los casos hasta tu vida.

Es decir, mejor quédate en casa, no puedes salir ni siquiera para buscar el sustento económico personal y de los tuyos, comerán lo que tengan a la mano – o en el peor de los casos ayunaran – porque nos dicen que los alimentos que te pueden ser enviados desde los supermercados pueden estar contaminados y meter a casa el temido virus, y que de pedir comida ya hecha – si es que tienes los recursos para hacerlo – quien te asegura que quien en otro lado desconocido cocina los alimentos que te enviaran no este contagiado y te envié a manera de sazón una buena cantidad de coronavirus para que tus alimentos te sepan mejor, como si fuera un condimento especial que incremente el sabor de lo que vas a consumir.

Dios santifica estos alimentos etc. Rezas y comes, no te queda de otra y mañana, que sea lo que Dios quiera, de algo nos tenemos que morir.

Estamos ante un nuevo brote ¿si o no? Acaso importa, la realidad es que en nuestro entorno no ha dejado de incrementarse el numero de contagios y de personas que fallecen de la enfermedad, en algunos tiempos hace uno o dos meses pensábamos que el asunto de la pandemia detenía su fuerza, eran los tiempos de 50 contagios diarios y no mas de 5 fallecimientos por día, pero de un de repente y sin que nadie pueda explicarnos el por que se vino el incremento y hoy por hoy casi 10 meses después del inicio de la pandemia en nuestra entidad que en alguna ocasión fue el ejemplo de un lugar poco afectado por el problema pasamos a ser el estado donde el problema se manifiesta con una mayor intensidad, semáforo rojo solo en compañía de Baja California, mas de 200 contagios diarios y hasta 20 defunciones. ¿Cuándo es que se jodío Zacatecas? Por qué habría que sorprendernos, México después de haber detenido – SI DETENIDO EL BROTE INICIAL – y bajar a menos de 5 mil contagios diarios ahora vuelve a estar por arriba de los 10 mil con su debido porcentaje (10%) de defunciones, ¿A qué se debe esta recaída? Nadie nos lo puede explicar en realidad, y si volteamos al otro lado del mundo nos encontramos con países con 40 millones menos de habitantes que el nuestro como es el caso de Alemania (82 millones de habitantes) vuelve al confinamiento por la presencia de mas de 20 mil nuevos casos al día, y más de 500 – casi 600 – defunciones diarias, Inglaterra, Francia y España no cantan mal las rancheras, pero Inglaterra inicia su programa de vacunación y toda Europa intenta hacer lo propio.

Mientras Rusia ha vacunado ya a 125 mil personas, nuestro país esta en espera de sus primeras vacunas, 250 mil que serán aplicadas en este mes y en enero al personal que está en la línea de fuego, es decir al personal de la salud, y mientras tanto el resto de mexicanos tendremos que esperar llegar – si es que llegamos – al momento en que nos toque, que idealistamente – espero no utópicamente – sea para el mes de febrero tratándose de nosotros los viejitos y de ahí a los demás, la pregunta es si aguantaremos o moriremos en el intento.

Porque no creo que exista nadie que no haya sido tocado de cerca por la pandemia y se haya encontrado como un servidor ante la presencia de un familiar cercano grave y la ausencia de una cama donde hospitalizarlo, todo esto es causa de intentar mantener una economía a flote y no insistir en el confinamiento y permitir solamente las actividades que son realmente esenciales, no iniciar con toques de queda y otras medidas aunque sean coercitivas y restrinjan las libertades individuales, por que al final de cuentas son estas o la vida misma.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ