■ Nueva República Fundando la esperanza

■ Nueva República Fundando la esperanza

Una esperanza reaviva otra esperanza;
una ambición, otra ambición.
Séneca

México se encuentra a la par de las potencias europeas en cuanto a la asequibilidad de las vacunas COVID-19, basta notar el plan de vacunación que cubre más allá del 100% de la población nacional en un tiempo récord, al menos, en el papel, el trabajo fino de relaciones exteriores ha sido uno de los mejores a nivel mundial, y esto se está confirmando con las muy recientes vacunaciones de nuestro heroico personal médico. Como bien fue señalado en las conferencias informativas: se refuerza la primera línea de combate al COVID y al personal de apoyo necesario para seguir manteniendo a flote el sistema de salud público.

¿Cómo le ha ido a la 4T en el examen de políticas públicas más severo que ha enfrentado el mundo moderno? Cada medio, dependiendo de su línea editorial, cada “analista político” tendrá su respuesta. Nadie se salvará nunca de los juicios prematuros que se lanzan con total irresponsabilidad desde cualquier púlpito o palestra, últimamente, los emisores de esos juicios prematuros son uno de los recientes callos pisados con el viraje antineoliberal de nuestras políticas económicas. Ya sea Coparmex poniendo el grito en el cielo porque queremos abolir el esclavismo moderno, o el tío conservador que no ve con buenos ojos a tantas mujeres en el gobierno, las maromas del quejoso en cuanto al manejo de la pandemia han sido una constante, aún más, han sido un buen ariete para atacar otros frentes que en cifras no muestran más que vitorias de la 4T, a saber: fortaleza del peso, incremento del salario mínimo, incremento del poder adquisitivo, recuperación económica, en fin.

La verdad sale a flote, por más que se haya usado una pandemia mundial (cosa terrible) para desprestigiar al gobierno, los ciudadanos sin intereses mercantiles de derecha sabemos el lugar en el que vivimos. Sé, como todos mis conocidos, que está determinado en el esquema de vacunación iniciar con las franjas más vulnerables, y me uno al clamor unánime de Facebook: “Que se vacunen primero nuestros [email protected]”. El esquema escalonado no prioriza cuestiones frías de mercado, hace lo contrario, finca un pensamiento humanista preocupado por la cosa más importante que a todos nos ha quitado el sueño durante la pandemia. La verdad es que, al sabernos apoyados por las instituciones, como ciudadanos nos damos cuenta de que esa política ficción salida de la forja de las fake news tiene una vida limitada, la opinión nacional responde no a estímulos sensacionalistas, sino a la realidad que se percibe y refleja en la constante aceptación del presidente de la república.

El dato interesante que el amable lector podrá comprobar en sí mismo, y en su círculo más cercano, es que no tenemos tanto miedo a contagiarnos, la pesadilla real es contagiar a nuestros mayores, padres y abuelos. Aunque se ha visto, sin duda, una rampante irresponsabilidad por parte de ciertos sectores de la población, cosa que ha orillado a algunos compañeros hacia exigencias de control público casi fascistas, la cierto es que la llegada segura de la vacuna abre un lugar de calma para los que hemos buscado obedecer las medidas de sana distancia de forma saludablemente-neurótica.

Ordenando los hechos: México enfrentó, enfrenta aún, un reto mayúsculo, agravado por la deteriorada salud de nuestros compatriotas a nivel general, agravado por una terrible cultura de consumo y alimentación, agravado por condiciones económicas paupérrimas heredadas de sexenios neoliberales, agravado por un largo etcétera que hallará otra ocasión para ser desglosado, aun así, el proyecto de gobierno avanza por la ruta que ya había sido trazado y diariamente recibimos buenas noticias del exterior y del interior. Hoy nada me parece más importante que irme a dormir sabiendo que en un par de meses podré estar tranquilo por mi familia, así como otras decenas de millones de mexicano/as de mi edad, a quienes una noticia nos trajo la deseada paz mental que hace muchos meses habíamos perdido.

Hay muchos debates abiertos y muchos temas de operatividad por subsanar antes de cantar victoria, para empezar: ¿Qué será de aquellos que de manera absolutamente obtusa se oponen a las vacunas? El estado mexicano ha sido tolerante con expresiones disidentes en salvaguarda de los derechos humanos, pero ¿hasta dónde se puede estirar esa liga?, ¿no serán aquellos que se nieguen a vacunarse cuando sea su turno un muy buen vehículo de transmisión del COVID?, ¿qué tanto están destruyendo la libertad del otro y qué tanto puede el estado meter las manos ahí?
Estos temas están por resolverse, confío en que la sociedad civil tenga la madurez para que estos casos sean una anomalía estadística, pues el requerimiento logístico que le habíamos exigido al gobierno está por cumplirse. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ