Miscelánea ¡La ciencia mercancía!

Miscelánea ¡La ciencia mercancía!

Los mejores científicos que laboran en las farmacéuticas más grandes e importantes del mundo, “encarrerados” por “descubrir”, “inventar”, “hacer”; para luego “experimentar” “probar” e “inocular la substancia” en miles de ciudadanos de todos los países del mundo que se ofrezcan como: ¿paladines por la salud? ¿Héroes de experimento? ¿Ciudadanos altruistas? Hecho esto: “patentar”, “registrar” y “ganar el mercado” en los países más poblados del planeta y que dispongan, como requisito “sine qua non”, del dinero suficiente para “pagar” los millones de fármacos que suman miles de “billones” de dólares u euros.

Esa es hoy por hoy la gran tarea de los científicos: No la preocupación y ocupación por la salud. La competencia por ganar la venta de la “vacuna” a nivel mundial, con el dineral que ello implica.

Todas las empresas farmacéuticas se encuentran involucradas en esta gran tarea: llegar primero, aunque sea al estilo Felipe Calderón al “haiga sido como haiga sido”. ¿Y la metodología y rigidez de la ciencia?

Y ¿sin prueba científica suficiente que garantice: sin efectos secundarios, ¿inmunización real y cierta? ¿Duración de la inmunidad?, ¿ y sin rebrote?

Y dicen los científicos, hoy metidos a comerciantes y publicistas, que no hay problema genético porque la substancia no penetra al núcleo de las células. Lo afirman sin existir pruebas científicas que lo sustenten. Pero… si no es así. ¿Si la substancia inoculada traspasa la barrera y penetra al núcleo y hasta el nucléolo de la célula? ¿Cuáles y de que alcance serán los efectos para las generaciones que vienen, que no han nacido, que ni siquiera están programados hoy en ovulo fecundado?

Son preguntas que sólo los hombres y mujeres de ciencia pueden contestar o cuando menos imaginarse en su respuesta; En tanto que el pueblo especula: Que es una trampa china para acabar con la raza humana, que Trump cree en la supremacía de la raza blanca y pretende acabar con negros y hasta con mexicanos, africanos y sudamericanos; que la vacuna hará estériles a las nuevas generaciones; que la vacuna ocasiona graves efectos colaterales causando diversas discapacidades y así, un largo y temeroso etcétera.

Por lo que a mí respecta prefiero releer en tiempos de pandemia “Cazadores de microbios de Paul de Kruif; libro que me impresionó en mi juventud y que presenta los esfuerzos científicos en “la protección desinteresada por la humanidad”. La ética científica con todo. Ética y vacuna probada que estimulaba y estimula para que los padres lleven a sus hijos con toda confianza a inocularse substancias contra la viruela, el sarampión, la difteria, la polio y hasta contra el virus de la rabia en casos requeridos.

“La verdad es una gran coqueta; no hay que buscarla con demasiada pasión, pues con frecuencia se rinde más bien a la indiferencia. Se escapa cuando parece que la tenemos presa, pero se entrega si se le espera pacientemente; se revela ella misma después de habernos despedido de ella, pero es inexorable cuando se la ama con excesivo fervor” (Consejo dado por Renán a Pasteur y detallado en cazadores de microbios (p164)).

Lo cierto es que se hace necesaria amplia y popular difusión de lo que es la vacuna y por qué se selecciona para los mexicanos la que sea finalmente aceptada desde la presidencia de la República.

Y la pregunta necesaria: ¿Qué ha pasado con la vacuna de origen cubano, “la Soberana”? ¿Por qué no ha sido considerada por el gobierno federal? ¿Cuáles son los comparativos?, Porque al parecer ya se decidió por el método de la “imitación extralógica”:

“México tendrá la vacuna de Pfizer en cuanto se apruebe en EU: López Obrador”. La jornada” 4 de diciembre de 2020. Sólo que “Listillo desde chiquillo”, nuestro presidente dice cuando de prioridades de la vacuna se trata: “Yo podría entrar en el grupo de enfermos crónicos por mi hipertensión y también por la edad, o sea, la población más vulnerable, pero antes están las enfermeras y los médicos” (sic).

La verdad que el temor por nuestros hijos nos invade. ¡Uno ya qué! Dicen los viejos jubilados del SPAUAZ. Decimos…

LA OTRA CARRERA
La otra carrera ha comenzado: la que va por la gubernatura de nuestro Estado de Zacatecas. Al abrirse el registro en las oficinas del Comité Nacional del Partido Movimiento de Renovación Nacional MORENA, hasta el sábado pasado se registraron cinco zacatecanos: Luis Medina (el oso), José Narro, Ulises Mejía David Monreal y Jaime Enríquez.

En tanto que por el Partido del trabajo se registró Geovanna Bañuelos y por el Revolucionario Institucional van: Fito Bonilla y Claudia Anaya.

Faltan las designaciones en el Partido de la Revolución Democrática y Acción Nacional para concluir con los independientes y el resultado de la política de alianzas, que tendrá mucho que decir, cuando –a la hora de la hora- empiecen las renuncias acompañadas de apoyo a “el candidato oficial de Morena”. Al o a la candidato-a oficial del PRI.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ