Los anhelos del Papa Francisco

Los anhelos del Papa Francisco

Se están creando nuevamente las condiciones
para la proliferación de guerras; si se quiere un
verdadero desarrollo humano e integral para
todos, se debe continuar incansablemente con
la tarea de evitar la guerra entre las naciones
y los pueblos.
Jorge Mario Bergoglio

Así como la pandemia ocasionada por el Covid-19 puede considerarse como el mal del siglo, la actitud del Papa Francisco puede ser el bien del siglo. Es una fortuna el hecho de que el actual Papa sea Latinoamericano, esto le ha permitido manifestar un alto grado de sensibilidad dado que conoce y ha sido testigo de las injusticias que históricamente ha padecido este continente; de siempre, este jerarca de la iglesia, ha mostrado gran preocupación por los problemas que vive el mundo entero –guerras, hambre, pobreza, descomposición del tejido social, etc., esto, dice, se debe al incremento exponencial de la acumulación de riqueza en unos pocos.

El contenido de la tercera Encíclica denominada “Fratelli Tutti”, es un importante legado en materia social, en ella, recupera planteamientos que había escrito y pronunciado en diferentes momentos de su pontificado; le da una connotación social a la tradición cristiana, pareciera que lo hace desde una doctrina social de la iglesia puesto que el mensaje que da al mundo es de que hay que vivir siempre con anhelos y, soñar de esta manera en una humanidad única. En esta encíclica, el Papa hace la invitación a dejar esa civilización técnica, industrial e individualista, para transitar a una de solidaridad, de preservación y cuidado de la vida.

La postura que el papa adopta, es producto de la manifestación ideológica con un enfoque eminentemente social, esto le ha costado severos cuestionamientos de sectores “progresistas” y católicos conservadores –quienes mayoritariamente se encuentran en Europa y Estados Unidos-. Se ha ganado también la crítica de muchos obispos y cardenales de diferentes partes del mundo, quienes de manera develada le hacen saber que esa no es la función de un Papa, y, que la tercera encíclica podría ser de cualquier autor, menos del máximo jerarca de la iglesia.

Al Papa Francisco se le puede comparar con Tomás Moro (1516) –pensador teólogo, político, humanista y escritor inglés-, quien en su libro “Utopía”, imagina un mundo en el que la propiedad privada está abolida, los ciudadanos no tienen bienes ni dinero, y donde todo se comparte. Pareciera que la iglesia libra enormes batallas con aquellos católicos que están en contra del socialismo; esto se explica dado que, de siempre, la iglesia católica ha manifestado actitudes homofóbicas, racistas y de segregación. Hoy día vemos esta actitud hacia personas con tendencias lésbico-gay, esto, por supuesto, es una de las muchas preocupaciones del Papa Francisco, incluso, habla con absoluta naturalidad de la unión entre personas del mismo sexo, cosa que sacude la conciencia, sobre todo de aquellos católicos conservadores y atados a un pasado en el que la iglesia dictaba clases de moral.

La iglesia católica mexicana no comulga con las posturas el Papa, por el contrario, sus organizaciones conservadoras han seguido manifestando algo que el Papa cuestiona: la homofobia; incluso, recomienda este a quienes tienen tendencias sexuales diferentes a las de su naturaleza biológica, que sigan asistiendo a la iglesia, así, manda el mensaje de la necesidad que se tiene de un cambio de actitud pastoral y religiosa. La homofobia en este país se encuentra presente en todos los ámbitos, muy por encima de que se sanciona en la Carta Magna, se violan flagrantemente los derechos humanos, incluso, se llega al extremo de cometer crímenes de odio.

Lamentablemente, algunos representantes de la iglesia católica, utilizan un lenguaje homofóbico, su discurso no es tan “fino” dado que han rayado incluso, en la vulgaridad…… ejemplo:

El Cardenal de Guadalajara Juan Sandoval, calificó a los homosexuales como “mariquitas”, además, en una de sus homilías preguntó: ¿A ustedes les gustaría que los adopte una pareja de maricones o lesbianas?, el gobernador de entonces, Emilio González Márquez declaró: “a mí a las uniones gay todavía no les he perdido el asquito”.El Cardenal Norberto Rivera externó: “las uniones de facto o legaloides de personas del mismo sexo son intrínsecamente inmorales…… son aberrantes.

Existe una enorme distancia entre las posturas de estos personajes en comparación con el llamado que hace el Papa Francisco de respeto a los seres humanos. Los voceros del clero se encuentran en serios conflictos emocionales ante las declaraciones del Papa, ellos solo argumentan que existe una interpretación sesgada de dichas declaraciones; incluso, aseguran algunos religiosos que los cambios a los que convoca el máximo jerarca de la iglesia católica, es una traición al evangelio.

En sí, ha sido de suma importancia la postura de la iglesia que, por medio de su máximo representante adopta; son muchos los anhelos del Papa, sin embargo, estos no serían tangibles si la iglesia misma no promueve un cambio de paradigma, donde se revalore la función social de la mujer, de los divorciados que se vuelven a casar, del celibato y la homosexualidad, entre otros.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ