Usemos cubrebocas que aún viene lo peor

Usemos cubrebocas que aún viene lo peor

No hay consuelo en estos renglones. Hay, en cambio, un par de notas que asumo debemos realizar con responsabilidad, empatía y solidaridad por todos los demás, pero también por nosotros mismos. Leí superficialmente en la participación que la semana pasada tuvo el Doctor Hugo López Gatell respecto a que más allá de polemizar sobre su postura y la de las autoridades, respecto al uso de cubrebocas, los medios y quiénes tenemos la oportunidad de participar en ellos debiéramos dedicar espacio para promover el uso del mismo y menos a él. Pues bien, he decidido tomarle la palabra, con un par de pequeñas variantes.

Comienzo por lo más importante: por favor, por usted, por sus seres queridos y por el personal de salud: use cubrebocas. Además, procure tener una sana distancia de cuando menos dos metros, pero sí las personas con las que convive no usan cubrebocas, procure que sea aún más. Precise los lugares abiertos y bien ventilados por sobre los espacios cerrados. Sí ha de desarrollar alguna reunión, busque siempre el lugar que le garantice mayor ventilación. De ser posible, evite contactos de riesgo de más de quince minutos. Para más información sobre estas brevísimas y resumidas recomendaciones, busque los siguientes artículos: Preguntas frecuentes sobre cómo protegerse de la transmisión de aerosol COVID-19 (disponible en: https://docs.google.com/document/d/e/2PACX-1vTgVkamic82Ux90zCWb5NFC6gYcDSWKYxKgh2y49uHQ5OJfGBAuQXs8igbmOaGqODI9wJ0UUnpo1dZu/pub); Un salón, un bar y una clase: así se contagia el coronavirus en el aire (disponible en: https://elpais.com/ciencia/2020-10-24/un-salon-un-bar-y-una-clase-asi-contagia-el-coronavirus-en-el-aire.html); y: Covid-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio cada vez que vas a una reunión social (disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-54442077). El primer artículo es amplísimo y quizá quiénes lo entenderán mejor serán los médicos y especialistas, a mí me costó mucho tiempo, luego de buscar términos y más términos incomprensibles, sin embargo es una guía amplia, seria y bastante confiable según le di seguimiento a opiniones de expertos; el segundo artículo de el diario El País logró respaldo internacional más allá de la lengua española por su mensaje eficaz para comunicar los riesgos del contagio a través del aire y el último demuestra gráficamente los tres elementos que debemos considerar según los expertos para evitar contagios: uso de cubrebocas, ventilación y tiempo de exposición.

Hay que ser responsables, no obviemos lo que cada vez se vuelve más evidente, aún en medio de tanta incertidumbre: junto al invierno viene lo peor de esta pandemia. La aceleración en contagios, hospitalizaciones e irreparables pérdidas humanas, continuará y, dadas las estrategias insuficientes, por decir lo menos, del Estado mexicano, todo está en manos de cada individuo, como pocas veces, quizá como nunca antes y como nunca después.

Ahora bien, una vez que le he tomado la palabra al Doctor López Gatell y he usado la primera parte de este espacio para hacer eco de su recomendación, no quiero dejar de llamar la atención sobre su responsabilidad y la de las autoridades de salud que parece encabezar él mismo en México. Con la cascada de anuncios sobre vacunas exitosas alrededor del mundo, y con la reiterada seguridad de que nuestro país no solo contará con los recursos suficientes para acceder a ellas, sino que además, es parte de todas las alianzas de carácter internacional que garantizan dicha posibilidad, es momento de que pongan manos a la obra en lo que parece ser el reto más sustancial y urgente que enfrentará el Estado mexicano en los próximos meses: la efectiva organización para la distribución y aplicación de dichas vacunas.

Justamente el diario El País encabezaba una nota el pasado 20 de noviembre con el siguiente titular: “Alemania inmunizará a su población vulnerable en 60 centros repartidos por el país”. La nota comienza con la siguiente afirmación: “Los preparativos para la distribución de la vacuna de la covid-19 van cobrando una forma muy definida en Alemania. La idea es que cuando llegue la vacuna, todo esté listo para que arranque un plan por fases para vacunar a la población de forma gradual.”

La vacunación, una vez sorteadas las barreras de la ciencia para lograr la fórmula exitosa, enfrenta el proceso de implementar la política eficaz que permita que la población acceda a dicha vacuna. Pues bien, en México hoy enfrentamos una desarticulación institucional que podría volverse aún más tormentosa de lo que ya es si no logramos presionar a las autoridades en todos los niveles para que colaboren, se coordinen y elaboren el Plan que permita que no perdamos ni un minuto cuando las vacunas lleguen al territorio nacional. Todo tiempo perdido será a costa de más y más vidas. Sí es posible, lo aseguro y cierro con una cita más de la ya mencionada nota de El País: “Más allá de las líneas generales, los 16 Estados federados y el Gobierno han perfilado cómo y dónde se van a repartir las dosis y quién va a financiar cada fase del proceso.”

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ