Colectivo No Vivimos del Aplauso propone crear un observatorio cultural para el estado

Colectivo No Vivimos del Aplauso propone crear un observatorio cultural para el estado
La comunidad artística se ha manifestado de diversas formas para exigir respeto ■ foto: andrés sánchez

■ Señalan que como miembros de la comunidad artística de Zacatecas decidieron organizarse para mejorar sus condiciones de trabajo

 

El colectivo No Vivimos del Aplauso se reunió nuevamente, esta vez de manera virtual, para atender tres asuntos fundamentales: la evaluación general de las acciones pasadas y futuras, la revisión de la misión y visión del movimiento y la propuesta de creación de un observatorio cultural para el estado.

El sector se describe como miembros de la comunidad artística de Zacatecas que decidieron organizarse para mejorar sus condiciones de trabajo.

Abordando los primeros dos puntos, uno de los representantes del grupo, César Rincón, se dio a la tarea de leer un texto donde expresó el sentir colectivo, puntualizando que no buscan crear un club, grupo élite o privilegiado de la cultura en Zacatecas ni replicar acciones violentas de las instituciones.

En este sentido, explicó que lo que buscan es respeto y quizá correspondencia, así como cuestionar y generar un pensamiento más crítico desde lo colectivo, conscientes del entorno para dignificar su labor.

Del mismo modo, entre sus planteamientos se expresa combatir prácticas que violentan a los individuos y su labor, además de buscar exponer la asignación del presupuesto y cómo se maneja.

Señalaron que toman acciones en conjunto, ya que como unión es más fácil hacer frente a las instituciones y ser vistos “como algo valioso”, resultando así beneficiados en todos los sentidos.

También se planteó convertirse en un mecanismo de apoyo y acompañamiento en materia de derechos culturales, laborales y humanos a instituciones públicas y privadas para garantizar la dignidad en el trabajo artístico y cultural.

Efraín Martínez enfatizó en que la unidad sirve para mejorar condiciones de la comunidad artística y atraer público crítico, mientras que Jesús Darío Andrade Haro aseveró que aun así es importante continuar con las exigencias planteadas en un principio hacia el Instituto Zacatecano de Cultura (IZC).

Por otro lado, Jael Alvarado sostuvo que más allá de la situación actual, el movimiento debería pensarse a largo plazo y, “aprovechando que ya están organizados”, lograr más que la ley de cultura: generar más gremios, más capacitación, no quedarse en la conquista inmediata.

En materia del observatorio cultural, como ya se mencionó, pretende ser permanente y brindar asesoría a instituciones públicas y privadas en procesos de violencia laboral hacia el sector, además de haber la intención de crear un sistema de información cultural local.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ