‘À coeur battant’ / ‘El fin del amor’: una historia desde el ‘Skype’

‘À coeur battant’ / ‘El fin del amor’: una historia desde el ‘Skype’
Fotograma de la película A coeur battant (The end of love) de la cineasta Keren Ben Rafael.

La Gualdra 451 / Cine / Desayuno en Tiffany’s, mon ku

 

 

Hemos comenzado a ver las películas preseleccionadas para los premios de la Academia de los Lumières 2021 (premios de la prensa extranjera en Francia) y cada año nos preparamos para organizar cómo ver tantas. Había visto algunas de ellas y me alistaba para comentarles una historia de amor de dos mujeres ya en edad avanzada, pero la noche del jueves vi una película franco-Israelí, A coeur battant (The end of love) de la cineasta Keren Ben Rafael, y decidí mejor escribir sobre ella.

Es una película cuya historia se pasa completamente bajo la estrategia de la llamada Puesta en Pantalla; esto es cuando en el cine vemos a los actores a través de una pantalla de televisión o de ordenador, por ejemplo, una llamada por Skype u otra plataforma.

La actriz francesa Judith Chemla y el actor franco-belga Arieh Worthalter interpretan a una pareja -ella francesa y él israelí- que acaba de tener a su primer hijo. Él debe de regresar a Israel para obtener su visa y poder seguir viviendo en París mientras que ella se queda en la capital francesa para seguir trabajando y cuidar del bebé. Él regresa a la casa de la familia, desempleado y reencontrará los amigos.

Entonces toda la relación se sucede a través de constantes llamadas por Skype; por ahí aman, desde ahí se convidan la comida y la bebida, ven crecer al niño, vigilan al niñero, asisten a las fiestas; las llamadas no respondidas incitan a los celos, al engaño, a la inseguridad; y las respondidas en momentos climáticos del día -la mañana y la noche- pero con desfases horarios frustran los ánimos de los amantes -el sexual y el juguetón, por ejemplo-.

El contexto de confinamiento recientemente vivido puede funcionar como catalizador para las empatías de los personajes. La claustrofobia de los límites marcados por la pantalla y por tanto de sus fueras de campo nos reenvían a las sensaciones de vulnerabilidad tras la imposibilidad de controlar las acciones. La única forma es el chantaje emocional y la violencia de la voz y las palabras.

Fotograma de la película A coeur battant (The end of love) de la cineasta Keren Ben Rafael.

Fotograma de la película A coeur battant (The end of love) de la cineasta Keren Ben Rafael.

 

Por mencionar un par de puestas en escena:

Ella ha salido a una cena con compañeros de trabajo y él le llama, se topa con el niñero y le pide que deje la cámara encendida para a la vez vigilar al niño y esperar a la esposa. Al llegar y tras el interrogatorio de oficio él tiene ganas de ciber-sexo mientras que ella solo quiere dormir. Uno de los dos debe de ceder.

O bien, la segunda, ella ha salido de la casa dejando al bebé en el suelo para que siga gateando, él desesperado desde el otro lado de la pantalla trata de mantener la atención del hijo para que no se mueva y corra cualquier riesgo. El bebé gatea y sale del campo, se escucha un ruido y surge la desesperación del padre por no poder controlar la situación ni verla.

Ben Rafael aprovechó el recurso del fuera del campo para hacernos caer en nuestras fantasías y miedos, una estrategia que funciona de maravilla tras la coincidencia de la exhibición de la cinta y el Covid-19.

 

 

 

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ