Violencia de género: el caso del profesor de psicología de la UAZ

Violencia de género: el caso del profesor de psicología de la UAZ

Hemos visto cómo se han incendiado y provocado agrios debates en las redes sociales por el tipo de protesta de los colectivos feministas. Algunas personas las acusan de violentas y faltar el respeto a figuras insignes de la historia nacional. Y ciertamente las protestas han estado llenas de furia. Pero antes de enjuiciar a esos colectivos, hagamos la pregunta básica: ¿por qué están actuando de esa forma? Y la respuesta no es difícil de articular. Las acciones ‘violentas’ se deben a la rabia contenida por la impotencia de la enorme impunidad en los casos de violencia recibida. Es decir, las protestas agresivas son una reacción a la violencia que no cesa. Las mujeres son víctimas de violencia a todas horas y en todos lados. Se quejan y no ocurre nada: continúa la misma situación. La reacción natural a la impotencia es la explosión.

Ahora bien, cuando decimos “respuesta del Estado” no referimos sólo a las acciones de los gobiernos, sino a todo el entramado institucional que es parte de las misiones y regulaciones con interés público. Las escuelas son parte del Estado, lo mismo que los hospitales o las cáceles o los sistemas de transporte público. Sin embargo, este tiene ciertos nodos controladores, que son justamente los gobiernos.

Pues bien, cuando el Estado no hace su trabajo se convierte en causante de la rabia que, a la vez, provoca las protestas agresivas. La impunidad alimenta el problema y, con ello, causa explosiones sociales. Así las cosas, la misión de las instituciones es actuar para prevenir la violencia de género, y cuando ocurre, tiene la misión de sancionar esas conductas. Si no lo hace, la institución en cuestión se convierte en cómplice y propulsora de la violencia contra las mujeres.

Pues bien, una institución donde se han hecho variadas denuncias de este tipo es la Universidad Autónoma de Zacatecas, y poco ha reaccionado la institución. Acoso, insultos, agresión, discriminación, humillación, y otras linduras, se ven en las quejas de las alumnas. Hace falta completar y robustecer la legislación universitaria para que los y las alumnas tengan verdadera certeza de trato digno y seguro.

Ahora tocó en la Unidad Académica de Psicología la denuncia de un profesor que hace uso de lenguaje agresivo, soez e hipersexualizado contra las alumnas que tienen preferencias diversas. No se puede tolerar el trato humillante por parte de un profesor universitario que usa el poder de la cátedra para desplegar sus fobias. En la Ibero suspendieron a un docente a las 24 horas que emitió mensajes discriminatorios contra una candidata partidaria. Esa reacción inmediata da un mensaje claro y conciso: no hay impunidad y no se permite la violencia contra la mujer. Así de contundente. Creemos que el actual director de Psicología tiene la sensibilidad para actuar en consecuencia. Y esperamos que el Rector haga lo mismo. Observaremos la reacción de la institución en este caso: no queremos que luego nos quejemos en redes por las protestas explosivas dentro de la UAZ. Ya Basta.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ