Animales, ¿seres sintientes?

Animales, ¿seres sintientes?

Los seres humanos en su suprema inteligencia han motivado las condiciones necesarias para desaparecer de la faz de la Tierra, han contaminado el Planeta, su única casa, han dañado los ecosistemas provocado con su estilo de vida industrial, un cambio climático que golpea de distintas formas a las poblaciones humanas con sequías, inundaciones, heladas extremas y alteración generalizada de los ciclos de lluvia y otros delicados esquemas naturales que se rigen por leyes que ahora han sido vulneradas por las gentes pensantes. De tal suerte, el tema de los animales es tratado delicadamente y han tenido que pasar por distintas corrientes filosóficas y científicas para reconocer que los animales son capaces de sentir dolor, tal era el caso de Descartes, mismo que consideraba que los animales ni siquiera eran capaces de sentir sufrimiento, por el hecho de no tener alma, de este modo, los animales estarían fuera del alcance de la consideración moral; para este importante pensador, los animales eran “autómatas muy complejos” dado que carecían de mente (res cogitans.) y, según esta concepción que no compartimos, los animales detectan el dolor como un mecanismo de supervivencia; este filósofo consideraba que su dolor físico no implica sufrimiento ya que esto sería un contenido mental, algo característico de la res cogitans (En la filosofía cartesiana esta expresión designa a las mentes. Es la realidad de la que cabe el conocimiento más cierto, conocimiento que Descartes describe con la frase “pienso luego existo”), esta concepción filosófica ha sido criticado por otras corrientes y organizaciones que piden derechos para los animales, como el Proyecto Gran Simio y la deep ecology. Así las cosas, la Alianza Nacional denominada: un millón de esperanzas, encabezada por Ethel Frida Herrejón Villa, al igual que las organizaciones Animalistas Unidos de Zacatecas y Amor y Vida Animal AC, convocaron el pasado martes 22 del mes y año en curso, a participar en el movimiento nacional para dignificar la vida de los que no tienen voz, pero sienten, partiendo de la premisa de que todos somos seres sintientes. En este contexto, Zacatecas es el punto de partida para hacer este llamamiento a nivel República Mexicana, iniciativa que también es abrazada por el Diputado Federal de la LXIV del H. Congreso de la Unión, Erwin Jorge Areizaga Uribe, perteneciente al grupo parlamentario de MORENA. De igual forma, dicho proyecto es avalado por el Presidente Municipal de Zacatecas, Ulises Mejía Haro y el Consejo Zacatecano de Protección al Ambiente, a través de la Comisión de Bienestar Animal que encabeza la Lic. Montserrat Garza. La idea central, es motivar las reformas y adiciones necesarias a los sistemas jurídicos de los tres niveles de gobierno, para reconocer que los animales son seres sintientes como nosotros y que como tales, necesitan ser atendidos, protegidos y valorados como especie que converge con nosotros en este plano terrenal. La cosa no es sencilla, debemos transitar hacia una sociedad más armónica y pacífica y, lamentablemente por el contrario, tenemos que muchos de los delincuentes más sanguinarios han iniciado su carrera delictiva violentando a los animales, lo cual nos puede dar orientaciones sobre las primeras manifestaciones de conductas violentas que pudieran tener un tratamiento psiquiátrico preventivo. Lo muy malo es que en Zacatecas ya tenemos diversas formas de violencia contra los animales que nos ponen en alerta, tal es el caso de matanzas masivas de perros y gatos por envenenamiento, violaciones sexuales, mutilaciones y muertes de perros que se hacen frente a la familia como si fuera un acto digno de orgullo, eso dentro de las atrocidades que se han dado a conocer sumadas a las muchas otras que han quedado en el anonimato. Así las cosas, considero que una sociedad más equilibrada debe contar como una de sus estrategia al bienestar animal; una sociedad responsable debe partir de la idea de que los animales forman parte de nuestro entorno social y que como tales, debe tener una condición de vida aceptable y no ser objeto de nuestros ímpetus más retorcidos. Nunca una sociedad que se precie de ser pacífica y armónica, podrá consolidarse sin una estrategia efectiva en favor de los animales, algunos de ellos, mucho más leales y amistosos que algunos políticos y ciudadanos que pululan entre nosotros y que dejan mucho que desear respecto a la especie humana. Finalmente y más allá de ser considerados como animales que sienten, con alma o sin esta, debemos contribuir a que nadie los violente, que no los abandonen y que no se propicie el crecimiento del número de animales ya sea por compra y maquila irresponsable, que a la postre, constituyen un grave problema que debe ser resuelto por el gobierno y organizaciones animalistas. Todos tenemos algo que hacer en esta materia. ■

*Docente-investigador de la Unidad
Académica de Derecho de la UAZ
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ