Carta al monumento a la independencia mexicana

Carta al monumento a la independencia mexicana
Monumento a la Independencia ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

Monumento a la independencia mexicana (El Ángel):

Tú, monumento, construido con mármol de Francia y bronce de Italia, como las esculturas canónicas propias de Europa, inspiradas en la mitología griega, ¿por qué te llaman monumento a la independencia mexicana?

Si entendemos independencia como la ruptura a la colonización, como autodeterminación y como la capacidad de actuar sin intervención ajena, de independiente no tienes nada. Quienes te mandaron a construir le dieron la espalda a los arquitectos y diseñadores mexicanos y en tus varias etapas de construcción le dieron consorcio a españoles y a estadunidenses. Sólo en el Segundo Imperio y con Porfirio Díaz, tu construcción y diseño estuvo a cargo de dos mexicanos, pero esto no es tan importante pues en tus etapas no dejó de haber apoyo de extranjeros.

Monumento, ¿te has dado cuenta de que malamente te hemos llamado monumento a la independencia? Estas más alterado que el maíz. Nada de ti hace referencia a lo nacional: tus materiales no son mexicanos, tus escultores y técnicas no son mexicanas. Date cuenta, monumento, te hicieron en un pabellón que intenta asemejarse a los Campos Elíseos ubicados en Francia y aun así te llamamos, malamente, monumento a la independencia. Tal vez, los mexicanos estamos acostumbrados a darle la espalada a lo nacional y a idolatrar todo aquello no propio de nuestra tierra y grandes civilizaciones mesoamericanas. Me apena y duele mucho que tú seas el símbolo de la independencia mexicana.

Notas para el lector:

1.-Las esculturas y el Ángel fueron labradas en yeso en México y, en Italia, fueron vaciadas en broce y recubiertas en oro con la técnica de cera perdida.

2.- Con respecto a las varias etapas de construcción, el concurso lo ganaron extranjeros.

El primero, convocado por el entonces presidente Antonio López Santa Anna, lo ganó el artista francés Enrique Griffon. Sin embargo, por oposición de Santa Anna, el consorcio lo obtuvo el español Lorenzo de Hidalgo. Por razones económicas del gobierno federal, el proyecto no fue concluido. En 1886, en los primeros años del gobierno de Díaz la empresa que ganó el concurso internacional para construir y diseñar el monumento fue la compañía estadounidense Cluzz And Shultze de Washington, D.C. Sin embargo, como en etapas previas, el proyecto no se pudo desarrollar por falta de financiamiento.

3.-En el Segundo Imperio, el ganador para diseñar el monumento fue el mexicano Ramón Rodríguez Arangoity. En el periodo de Porfirio Díaz, Antonio Rivas Mercado quedó como encargado del proyecto en 1891 y como encargado de cuidado de obra artística en 1907.

4.-Un ejemplo donde extranjeros colaboraron inclusive cuando había mexicanos encargados en el proyecto es en el periodo de Porfirio Díaz pues mientras Rivas Mercado estaba como responsable del proyecto, el Italiano Enrique Alciati fue designado como el encargado de realizar las esculturas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ