La Utopía en el Hogar (23) La cruda de la otra política

La Utopía en el Hogar (23) La cruda de la otra política

Hace una semana, después de alrededor de 14 millones de segundos de confinamiento derivado de la pandemia y presto a escribir sobre el tema siguiente dentro de estas estimaciones utópicas, el feroz mundo de la grilla se dejó sentir con el tormentoso asunto de la renovación de la mesa directiva de la Cámara de Diputados. Con la ley en la mano, según esto, le toca presidir al ex partidazo aplanadora, aunque parecía que el representante del Partido del Trabajo (PT) tenía no solo legítimas aspiraciones, sino que, también contaba con los argumentos necesarios para justificarlas. A fin de cuentas, permeó la cordura que de la mejor forma expuso el compañero presidente y será el Revolucionario Institucional quien rija la cámara las próximas cincuenta y dos semanas. Según el resultado final, se aplicó la ley.

Pero después de esta experiencia quedan muchas dudas como la que se comentó la entrega anterior, cuando se mencionó el bochornoso detalle de que la mayoría de los abanderados de la Cuarta Transformación siguen escribiendo la misma historia mezquina que caracterizó a los gobiernos anteriores, invierten la mayor parte de su tiempo en diseñar estrategias de posicionamiento político para seguir buscando cargos de elección popular o de representación partidista, en lugar de ejecutar las tareas a las que se comprometieron cuando, derivado del maremágnum político que desató el lopezobradorismo, se modificaron las fuerzas hegemónicas de la representación política del país, con muchos llegando a los cargos sin saber cómo ni para qué. En este proceso, aparecieron grietas que hay que resanar si se pretende que el proyecto continúe y un cambio importante es aprender a mirar periféricamente, hay mucho qué observar, por principio.

Existen muchas tareas pendientes que demandan atención urgente y no están siendo atendidas como se debe por distracciones que absorben la concentración de los protagonistas en los manejos de los presupuestos. La educación es la base necesaria para aspirar a una vida futura gratificante, pero ese concepto arroja confusiones generales y no parece haber criterios definidos sobre su significado y alcances; peor aún, las nuevas formas de interacción requieren programas masivos de calidad vinculadas a tareas tan importantes como la cultura, las artes, la ciencia, la tecnología sostenible y formas de raciocinio superior que tienen que ver con la ética y la filosofía, pero hasta ahora, con o sin razón parece que prevalecen los palos de ciego.

Mas, si el objeto imperecedero de esta visión, es la recuperación del ambiente, la espada habrá sido lanzada. Sin ánimo de parecer necio, la tibia noción de la protección ambiental fue inhibida por el sistema y sus managers hasta quedar en un clamor asfixiado de naturalistas y jipis, por regla general denostados y perseguidos sin consideración. Si la conservación de los recursos y la reparación de los desastres ecológicos se vuelven prioritarios, la producción seguirá dándose en el futuro. Las leyes y prácticas sobre la protección al ambiente son tan necesarias e importantes como lo son el aire, la tierra y el agua.

Todavía falta tiempo para las elecciones, y ojalá el deber cumplido y la buena fama pública, sean las cartas que manejen los aspirantes. El primero se logra concentrando los esfuerzos en cumplir las promesas de campaña anteriores con resultados tangibles y honestos; lo segundo, cumpliendo al menos las tres premisas del que hoy es el Presidente de la República y MORENA, su partido.
Pero por desgracia, la mayoría de los polacos siguen hablando mucho y hacen muy poco.

La Utopía en el Hogar (24) Argumentistas y Protagonistas
Hasta la década de los ochentas se puede decir que todo andaba. Parecía que de alguna manera el mundo tenía futuro, se notaba el empeño en mantener la búsqueda del conocimiento en forma constante; aunque había pobreza, la vida era llevadera, la movilidad social era posible y notoria, el flujo de la vida era hasta amable. Era lo que algunos llamaban la cultura del esfuerzo y mucha gente se esmeraba con éxito en desarrollar sus proyectos y en términos generales cuando se llegaba al terreno del intercambio de ideas, la más de las veces, argumentando y protagonizando los proyectos propios enriqueciéndolos con otros conceptos. Con el paso del tiempo y por razones que derivan del enfoque mercantilista del orden mundial que se coló de cuerpo entero y tiempo completo en la vida de casi todos, esta correlación fue perdiendo equilibrio y hasta sentido.

Uno de los más lamentables resultados de este modo de vivir la vida es que porcentualmente hay menos oportunidades que antes y los empleos actuales son una mala imitación de la esclavitud. A falta de proyectos concretos propios, la gente habla de todos los temas sin respaldar con hechos sus argumentos. Con el paso del tiempo se fue volviendo costumbre descalificar lo que hagan los otros sin aportar alguna idea alternativa. Hay mucho que decir sobre este asunto, pero los resultados ahí están. Todo mundo es bueno para el ruido y muy pobre para las nueces. Esta tendencia puede cambiar si se vuelve a lo básico, ser protagonistas de sí mismos con una visión social. Algo o mucho se puede hacer y cambiar para bien… que es mejor que nada.

Llegó un momento en la vida que permite y exige intentar todo de nuevo en medio de una perspectiva totalmente novedosa. Si se ha llegado hasta esta inmejorable oportunidad para diseñar el futuro, pues habrá que hacerlo de la mejor forma. De cualquier manera, hay mucho que pensar en medio de esta oportunidad para la reflexión. Después de más de 24 semanas, casi ciento sesenta días y cercanos a los 15 millones de segundos soportando la sana distancia y quedándose en casa, cualquier cosa se puede aprender.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ