474 Aniversario de Zacatecas

474 Aniversario de Zacatecas
Vista nocturna del Museo Rafael Coronel. Zacatecas. Foto de Juan Carlos Basabe.

Editorial Gualdreño 446

 

El 8 de septiembre celebramos el aniversario de la fundación de la ciudad de Zacatecas (1546). Con este motivo compartimos con ustedes, en nuestra portada, una vista nocturna del ex templo de San Francisco fundado alrededor del año 1567 y que en el siglo XX fuera remodelado y adecuado para albergar la colección de arte popular mexicano del artista zacatecano Rafael Coronel. Hoy el museo que lleva su nombre es el más visitado después del que se encuentra en el Cerro de La Bufa, quizá por lo atractivo de los cientos de máscaras que ahí se exhiben, o por la majestuosidad del edificio, uno de los más antiguos de esta ciudad que está de festejo por su 474 aniversario. Otra serie de fotografías de nuestra ciudad y dos poemas de Ramón López Velarde y Roberto Cabral del Hoyo, respectivamente, se encuentran en las páginas centrales de esta edición: Imagen y poesía para Zacatecas, a manera de celebración.

Disfruto enormemente de mi ciudad todos los días, aun y cuando en los últimos meses todo ha cambiado y las circunstancias nos han obligado a estar la mayor parte del tiempo en casa; lo verdaderamente maravilloso es que, aunque tengamos viviendo aquí muchos años, no terminamos por conocerla del todo, su belleza es inagotable. Aunque hablamos constantemente de la riqueza de su patrimonio cultural -tangible e intangible-, de su gastronomía, arquitectura, historia, literatura, arte, tradiciones, museos, de sus artistas… entre más conozco de ella más la admiro y más orgullosa me siento de vivir aquí.

Los zacatecanos amamos nuestra ciudad; todos la amamos de manera diferente, es cierto; pero en el fondo, este pedazo de tierra lleno de historia y de potente belleza nos ha condicionado para ser como somos… hablamos cantadito, nos gustan el baile y la fiesta, comer asado de boda, nopales, tunas, birria y barbacoa, queso de tuna, de cabra y de nueces de Santa Inés; nos encantan las melcochas, los ates de membrillo y manzana, el mezcal. Vemos -con ventaja- la luna en el Cerro de la Bufa y nos maravillamos también de su cielo cruel y sus inigualables luces. Enamorados estamos del sonido de las campanas de sus templos, nos alegra ver cómo cada mañana llegan al centro los señores a vender aguamiel en un burrito, que los tamales se sigan vendiendo en las esquinas -muchos calentados al calor del bracero-, que haya campechanas en la Av. Hidalgo al igual que los dulces de leche y coco exhibidos en vitrinas.

Los zacatecanos escuchamos con gusto la tambora de las callejoneadas los fines de semana, la música de la Banda del Estado los jueves, los conciertos en el Teatro Calderón; disfrutamos de sus festivales, vemos teatro y escuchamos a los narradores en las calles. En ellas también vemos las danzas de los matlachines, la Procesión del Silencio, las peregrinaciones a la Bufa y las cabalgatas anuales, los desfiles de Moros y Cristianos -durante las Morismas-…  escuchamos a los músicos tocando en el Portal de Rosales y cantamos con orgullo La Marcha de Zacatecas -más aún si estamos lejos de aquí-.

Los zacatecanos, como los demás habitantes de este país, estamos sufriendo el embate de una pandemia de la que no alcanzamos todavía a ver su fin. Son ya más de 600 los muertos a causa de este virus en nuestro Estado; con este duelo llegamos 474 años después del descubrimiento de las minas de Zacatecas, pero nunca con desánimo. La historia nos dice que algunas de las características distintivas de los originarios de esta tierra son su espíritu fuerte y combativo, así como su ánimo, tesón y fortaleza para superar las adversidades; superaremos este grave problema de salud y económico tarde o temprano.

La contingencia por el Covid-19 nos impide celebrar como en años anteriores esta fecha, pero no evitará jamás que digamos con orgullo lo mucho que amamos a nuestra ciudad; nada nublará el empeño que pondremos para recuperar lo perdido; como lo hemos hecho en épocas anteriores habremos de encontrar en medio de esta crisis la oportunidad para salir fortalecidos. Los zacatecanos saldremos adelante y volveremos a disfrutar de nuestra ciudad llena de arte y tradición. ¡Que viva Zacatecas!

Y que disfrute su lectura.

 

[email protected]

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ