Nueva República Ni anexa ni informa ni deja batear

Nueva República Ni anexa ni informa ni deja batear

“Cuando se descubrió que
la información era un negocio,
la verdad dejó de ser importante”:
Ryszard Kapuscinski

Lo mejor de reclamarse “medio cultural” y gastar la mitad del espacio en lo que a las claras es opinión política, es que con una mano se puede subsistir por medio de dádivas gubernamentales y con la otra publicar un par de artículos interesantes sobre arte o literatura. No obstante, la palabra “medio crítico” se vuelve un tanto problemática, especialmente cuando se han pasado 10 años en los que la sobrevivencia del medio reposa casi exclusivamente en el dinero que aportan las inserciones (publicidad) de las antiguas dependencias gubernamentales. Vamos, que se trata de un matrimonio un tanto extraño el del privilegio con la rebeldía, pero vayamos por partes.

Haremos un repaso de los hechos que considero necesario para abordar el tema: en el primer acto la revista Nexos falsea información, por lo cual, en el segundo acto se les impone una multa que, de no ser pagada, inhabilitará la inserción de publicidad oficial en sus páginas, de manera que el medio perdería su principal, o acaso único sustento. El tercer acto es el que vivimos actualmente, donde los paladines de la libertad de expresión que nunca hicieron bulla por el caso Aristegui (flagrante caso de censura), hoy se dicen ofendidos por la reciente inhabilitación de la revista. Recordemos: inhabilitación solo significa que ya no recibirán financiamiento gubernamental, absolutamente nada más. Nexos podrá operar normalmente, seguir publicando lo que mejor le parezca y distribuirse en donde mejor le convenga, tampoco pesa sobre el medio ningún otro tipo de presión, son libres de abrir su publicidad al mejor postor

El tercer acto es por demás curioso, figuras como Aguilar Camín y el concilio de la falsa torre de marfil fueron los primeros en oponerse, hace tiempo que el PRD la presentaba, a una ley de medios que pusiera tabuladores claros en cuanto a alcance y pagos proporcionales por inserciones de este tipo. Es necesario suponer que, para estos medios altamente privilegiados, en ese momento no resultaba una prioridad que la publicidad se pagara tal como se paga en el mundo real, el que está fuera de las dádivas, pues ahí, lógicamente, los clientes pagan proporcionalmente por el alcance de la publicación y no se seleccionan los montos entre compas, discrecionalmente o a juicio de un par de allegados del contenido cultural.

Ahora que los amigos de la línea editorial no se encargan de hacer el recorte y selección de “a quién sí y a quién no”, a la torre de marfil falsa le resulta imperativo atender la proporcionalidad de las multas, vamos, hace 10 años los criterios objetivos no eran importantes, de hecho, fue un tema que ellos mismos se negaron a poner sobre la mesa, el día de hoy, que la selección arbitraria no les favorezca constituye un acto de… ¿Censura? No es que no me agrade leer los artículos sobre Cortázar que se parean con artículos de pura declaración política, no pongo en duda el gran talento de los colaboradores, pero la pregunta de fondo es: ¿Qué le hace creer a Camín que “censura” tiene algo que ver con decirles que ya no van a recibir (como en 2013) 1?1 millones de pesos por puro concepto de inserciones?

Los férreos defensores de la política económica neoliberal están en su pleno derecho de expresarse, pero, como seguidores de la mano invisible del mercado y de la competencia, ¿No sería más lógico que respaldasen su filosofía mediante el mejoramiento de sus contenidos para hacerlo un producto viable? Es decir, si están buscando inversores deberían comenzar por el gran público interesado en su línea, en sus artículos de innegable altura y calidad, incluso con aquellos simpatizantes que también compran el producto porque están de acuerdo o se informan del panorama político mediante sus artículos de opinión. Los sexenios de Peña Nieto y Calderón, que entregaron cerca de 30 millones de pesos a Letras Libres y Nexos seguro reconocían una gran distribución y consumo de estas revistas, ¿de qué otra manera se justifica esa cantidad de dinero? De no haber operado ningún tipo de corrupción en esos cálculos, estoy seguro que la revista Nexos no tendrá ningún problema para mantener finanzas sanas sin inserciones gubernamentales.

Por suerte, hoy todos estamos de acuerdo en el fondo de la discusión: el Estado no tiene nada qué hacer dictando contenidos o líneas a los medios culturales o noticiosos, las voces críticas (aunque se hayan vuelto críticas hace un año o lo fueran hace 10) deben existir y tener la misma área de oportunidad que cualquier otra, de manera que esta multa, que algunos consideran severa, pondrá sobre aviso a aquellos medios que, por inoperancia o malas mañas busquen falsear información.

Finalmente, a aquellos que no crean que es posible que un medio de comunicación cultural o informativo subsista mediante las aportaciones de los seguidores, les recomiendo salir de mediados del siglo pasado y darse un chapuzón en Youtube, Spotify, Facebook y un sinnúmero de otras plataformas que se dedican exclusivamente a contenidos pedagógicos, culturales e informativos. Lamentablemente para los fieles seguidores del chayote, hoy vivimos una época de prosumidores, los mecenazgos se volvieron súbitamente democráticos y los viejos nexos de poder no pesan lo que solían pesar.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ