[email protected] salvando a México

Maestr@s salvando a México

Arranca el modelo “aprende en casa” para salvar el ciclo escolar sin poner en riesgo la salud de los mexicanos. Los niños y niñas de México ya llevan casi una semana bajo este nuevo modelo y aun no se puede agarrar el ritmo. Las deficiencias tecnológicas, la falta de experiencia de alumnos, maestros y padres de familia; la falta de interés y disposición; la gran cantidad de información que lejos de despejar dudas, generan confusión; y la cobertura de internet son algunas de las limitantes que enfrenta el sistema educativo para que las clases por televisión e internet sean un éxito. Mientras se corrige todo eso, las maestras y maestros de nuestro país, vuelven actuar como verdaderos héroes y heroínas, agarrando al toro por los cuernos, dispuestos a enseñar bajo circunstancias nuevas y desconocidas, dedicándole al alumno más tiempo del exigido, dando su toque personal al modelo, para que los alumnos puedan entender mejor.

En varias ocasiones en este espacio se ha reconocido al magisterio, en esta ocasión, maestras y maestros ameritan una vez más una mención especial y un reconocimiento, ya que están solucionando con sus propios medios las dificultades que presenta el arranque del ciclo escolar a distancia.

Retomar las clases en los distintos niveles educativos, bajo las circunstancias y disposiciones que implica la nueva normalidad decretada a causa de la pandemia del Covid-19, ha sido un reto muy grande para el sistema educativo en nuestro país. Las decisiones tomadas y las que se tomarán por parte de las autoridades educativas de las cuales está al frente Esteban Moctezuma quien es Secretario de Educación, deberán ser en observancia del cuidado de la salud de niños y niñas, de jóvenes, de padres y madres de familia, así como de los maestros y maestras de nuestro país.

La decisión más difícil que se tomó en México en materia educativa por parte de las autoridades en el tema y del Presidente de la República, fue si continuaban, cancelaban o posponían el ciclo escolar. Además de tener en cuenta las circunstancias de salud de los mexicanos, es decir cuidar que la decisión que se tomara no aumentara de manera drástica los contagiados por covid-19, se tenía que tomar en cuenta algo tan importante como el derecho a la educación de los niños y niñas, por lo que posponer o cancelar el ciclo escolar no era una opción que muy favorable pues se verían afectados los alumnos en su educación y preparación.

Entonces, fue una decisión acertada (aunque eso no disminuye las grandes dificultades que actualmente se presentan) la de adoptar un modelo de educación a distancia, donde los alumnos podrían tomar sus clases por medio de la televisión e internet; modelo en el cual las maestras y maestros estarían revisando tareas y trabajos por medio del teléfono y computadora. En teoría el modelo de “aprende en casa” sería sencillo. El alumno y maestro sintonizan el canal de televisión en la hora y el día en donde transmitirán sus clases, toman nota, y en las distintas plataformas les dan seguimiento y revisión a los trabajos encargados, ¿sencillo no? Al menos eso es lo que se pretende. Sabemos que la realidad es más complicada de lo que se pensaba y son múltiples dificultades las que se presentan para que sea efectiva la educación a distancia.

No se ha podido agarrar el ritmo que se pretende con el “Aprende en Casa”; entre los principales problemas que hay son que hay una sola televisión y un solo teléfono para varios alumnos de una misma casa; el acceso a internet es muy limitado en algunas regiones, no hay dinero para comprar planes tarifarios; hay familias prefieren tener a los hijos haciendo tareas domésticas o trabajando, que “viendo la tele” entre otras circunstancias culturales y económicas. A esto súmele las fallas tecnológicas que presentan las televisiones y dispositivos por donde se pretende dar seguimiento a las clases. Hasta ahora ha sido muy complicado el regreso a clases.

El “Aprende en Casa” trae consigo de manera implícita un compromiso enorme para el magisterio, pues son los maestros y maestras quienes están solucionándole a los alumnos y padres de familia las distintas problemáticas.

En estos tiempos de educación a distancia el maestro común, la está haciendo de técnico informático; de ingeniero en telefonía y comunicación; de call center. No hay horario para revisión de tareas, se tiene que ser empático con las familias y los alumnos; el docente tiene que explicar a la hora que reciba la llamada de aquel alumno que no pudo sintonizar su televisión a tiempo; casi estoy seguro que hay [email protected] que están utilizando otros mecanismos como ir a dejar trabajos escolares a sus alumnos casa por casa, todo con tal de que el alumno aprenda.

No es la primera vez que las maestras y maestros sacan la casta y actúan como héroes. Sin duda una vez más se está demostrando el gran pilar que significa el magisterio para la sociedad mexicana.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ