Educación en América Latina en tiempos de Covid-19

Educación en América Latina en tiempos de Covid-19

En México existen indígenas con
enorme rezago educativo y altas
tasas de analfabetismo.
Organización de las Naciones Unidas
Para la Educación la Ciencia y la Cultura
(Unesco)

Fidel Castro, en su discurso que dio en febrero del 2000 en el marco de un congreso internacional de pedagogía, realizado en la Habana Cuba, hizo alusión al sistema educativo de los países neoliberales, en dicho discurso destacó dos puntos importantes: 1) que Cuba, con mucho menos presupuesto educa a más estudiantes en comparación con los países capitalistas; incluso, tal vez a manera de mofa externó que mientras este tipo de países con cuatro pesos educan a un estudiante, Cuba con un peso educa a cuatro, y 2) aseveró que los niños saben más de personajes de Disney que de la historia de los grandes héroes que les dieron libertad a su país.

En América Latina no se ha visto progreso significativo alguno en el ámbito educativo, –menos ahora con el azote de la pandemia-, los factores han sido múltiples pero la causa es solo una: la voracidad de los grandes capitalistas. Casi todos los países de este continente –si no es que todos-, han sido víctimas de una política de desigualdad social, los gobiernos no han tenido sensibilidad ni voluntad para promover la educación de su pueblo, solo lo han sometido y utilizado como instrumento para enriquecer a los voraces capitalistas. Nelson Mandela externó que la educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo –los neoliberales solo quieren cambiar el mundo de ellos-.

Las consecuencias del estado de cosas que hoy viven los pueblos de América Latina obedecen a que solo en discurso consideran como prioridad a la educación, sin embargo, la realidad nos dice otra cosa, es la educación para la concentración de capitales en manos de insensibles y a costa del pueblo. Los efectos han sido devastadores, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), aseveró que antes de la pandemia, una cantidad considerable de niños se encontraban fuera del sistema educativo, advirtió además que a consecuencia del Covid-19, este continente va a enfrentar la recesión económica más grande de su historia (la Jornada, México. 13-junio-2020, p.3).

Los males que padece América Latina no son consecuencia solo de la pandemia, se acentuaron con ella, a grado tal que la crisis se hizo más profunda; han crecido los índices de pobreza, desigualdad y desempleo –todo esto lo sufren aproximadamente 215 millones de personas-. La crisis alimentaria está presente y no precisamente por la falta de comida, sino por no existir poder adquisitivo de una buena parte de la población. ¿Qué se requiere al respecto?, sin duda alguna, un cambio profundo en todos los sectores de la sociedad, donde se estructure un modelo de desarrollo en beneficio del grueso de ella. Es preciso acabar con los monopolios que durante más de 30 años se han formado a causa del sacrificio de la población y, donde precisamente los rubros de mayor afectación han sido la salud y la educación; entonces, se considera que no estamos enfrentando una crisis económica, sino de personas, lo que hace falta es que el Estado cambie su rol –de autoritario a social-.

En sí, la pandemia que hoy enfrenta México y el mundo entero, ha trastocado al sistema educativo y no solo por los vacíos de conocimiento ni por la falta de experiencia, que incluso, hoy se acentúa con la modalidad de trabajo a distancia, más bien, obedece al modelo curricular que actualmente se aplica; esto ha hecho más marcadas las enormes desigualdades que existen, impidiendo que la totalidad de la población en edad escolar tenga acceso al conocimiento. Lo reitero, es la pobreza el principal obstáculo, a causa de esta, se estima que una vez que termine esta crisis sanitaria, solamente el 64% de los padres enviarán a sus hijos a la escuela, si a esto le agregamos la falta de interés de parte de los gobernantes para sacar de la desgracia a quienes la padecen, de esta manera, los grandes capitalistas seguirán con sus privilegios y malas mañas.

Bueno, ni siquiera hacen los gobernantes lo que sí está en sus manos hacer: una ley de educación inclusiva, solo el 25% de los países latinoamericanos cuentan con este tipo de ley –en algunos casos es letra muerta-, hay demasiada pasividad y desinterés por promover la solidaridad ante la diversidad de los educandos, particularmente en lo que respecta a la adquisición de aprendizajes para la construcción de conocimiento. Entonces, aparte del Covid-19, existen otras pandemias que no se han combatido en América Latina: pobreza, hambre, vivienda digna, educación pública de calidad, servicios elementales, etc. No existe causa humanitaria ni interés por el bien común, creo que morir a consecuencia de la pandemia es algo natural, lo que empeora el escenario es la política necrosada que se manifiesta como forma de organización social del capitalismo. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ