Las 2 visiones dentro de Morena

Las 2 visiones dentro de Morena

El escenario político actual en nuestro país, no es difícil de entender. Morena, en el próximo proceso electoral arrasará electoralmente de nuevo en la mayoría de los estados, municipios y distritos (locales y federales). Eso genera muchas ambiciones y aspiraciones para quienes están dentro y forman parte del partido en el poder, pero también, para aquellos que observan desde afuera, y que, aprovechando el aparente caos partidario, el coyote se vestirá de oveja y pretenderá abordar y capitanear el barco de último momento sin merito partidario alguno.

Al parecer en estos dos años de gobierno de la 4T, la oposición no ha alcanzado a sacudirse el rechazo social que se ganaron a pulso, por ser una clase gobernante insensible, que solo veía por sus propios intereses. Entonces, al haber una oposición de papel, que no propone y no preocupa a morena y, por ende, no existir competencia externa, se podría decir que lo más difícil para morena, es su organización interna. De ahí debemos partir para entender la coyuntura que motiva a todos los aspirantes adelantados, a todos lo que quieren ser dirigentes a costa de la autonomía partidaria, a todos los que pagan encuestas y publicidad para venderse como los favoritos de la gente, a todos los que pretenden llamar la atención sin tener respaldo social y a todos los que (válidamente quizá) se están cambiando de camiseta.

Morena en el 2021 tendrá la oportunidad de gobernar varios estados, varios municipios, de ser mayoría en las cámaras de diputados y senadores y tener mayoría en varios congresos locales. Todo eso, lógicamente que representa mucha apertura en la administración pública para morena y sus aliados. Ese crecimiento como partido, como movimiento y como gobierno puede representar 2 visiones totalmente distintas, incluso hasta opuestas, dependiendo del enfoque de la persona que haga su valoración.

Una de las visiones que se tienen al respecto, es que desde los espacios conquistados por morena en el próximo proceso electoral se ayudará a impulsar la 4T de manera más local, es decir, que habrá un acercamiento más directo de los ciudadanos y ciudadanas con el proceso de regeneración nacional, pues, sus autoridades municipales y estatales estarán en la misma dinámica y agenda que la del Presidente Andrés Manuel López Obrador; haciendo con ello que se impulse en los 3 niveles de gobierno una política de austeridad y de cero tolerancia a la corrupción. Al menos esa es la idea de quienes les ha costado la construcción de morena desde abajo.

La otra visión, que no le conviene a ningún partido político, pero que sin duda existe y lamentablemente hay muchos actores que comulgan con esta visión, es en la que ven el crecimiento del partido (en este caso de morena) y su aceptación electoral como medio para satisfacer ambiciones totalmente personales, de familia o de grupo. Esta es la visión de quienes ven a la política como una fuente de empleo y no como un medio que ayuda a regenerar el país. Quienes comulgan con esta visión pretenden llegar a los cargos a como dé lugar, valiéndose de viejas prácticas y sobre todo, ante poniendo sus intereses personales sobre los intereses colectivos.

Es necesario tener en cuenta estas dos visiones que chocan entre sí, para comprender la euforia que hay en morena en estos momentos. Le aseguro que si morena no fuera a arrasar en el 2021, no habría tantos personajes peleando las dirigencias y las futuras candidaturas. Solo la gente debe identificar quienes son los que quieren construir y quienes son los oportunistas.

Para los que tienen la visión de utilizar a los partidos políticos para satisfacer sus más egoístas ambiciones, tener el control de las dirigencias nacional y estatales es fundamental, pues son las autoridades partidarias quienes definen los mecanismos internos para seleccionar candidatos. Es por eso que en el tema de la renovación de la dirigencia de morena algunos actores hasta ruegan por que se meta el TRIFE y que ordene una encuesta abierta para elegir nueva dirigencia y de esa forma colar aun dirigente a modo que se entienda con los políticos tradicionales que hoy están pintados de color guindo; solo así podrán hacer de las suyas, pues saben que Alfonso Ramírez Cuellar no cumplirá antojos ni enderezará jorobados.

En todos los partidos políticos estoy convencido que hay gente buena y gente mala, y que se debaten estas dos visiones expuestas aquí, pero en algunos partidos la visión del oportunismo es la que predomina. La dirigencia y la militancia de morena, en base a trabajo, dialogo y formación política, deberán encaminar al partido hacia la visión que más les convenga y que más le ayude al proceso de regeneración nacional, ya no se pueden equivocar e impulsar a otra “Lily Téllez”, ya no pueden tener a otro senador que en lo formal está dentro del movimiento, pero que chantajea cada vez que no ve realizados sus intereses.

En fin, hay que entender los procesos, comprender los escenarios y conocer las distintas visiones para poder dirigir el barco a buen puerto.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ