“La prórroga para extender periodos del Rector y directores de la BUAZ fue ilegal”

“La prórroga para extender periodos del Rector y directores de la BUAZ fue ilegal”
De imponerse intereses y candidatos, seguro vendrá más autoritarismo e ilegalidad para la BUAZ en el peor momento en el que se conjugan varias crisis, indicó el docente ■ foto: la jornada zacatecas

La normatividad establece que toda autoridad sólo fue electa por cuatro años: Viramontes

Se evitó nombrar a un rector interino; en riesgo, que se rompieran acuerdos de la cúpula

 

Enrique Viramontes Cabrera, docente de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), insistió en que el acuerdo del Consejo Universitario para prorrogar el periodo administrativo del Rector y directores de unidades académicas fue ilegal y la decisión obedeció a la necesidad de evitar un rector interino, pues había el riesgo de que éste rompiera con los acuerdos de la cúpula institucional.

Refirió que en la normatividad se establece que toda autoridad universitaria sólo fue electa por cuatro años y, al no haberse llevado a cabo el proceso electoral, correspondía nombrar funcionarios interinos, por lo que “el Consejo Universitario se autoengaña con “simulación, ilegalidad, manipulación, arbitrariedad y despotismo. El Consejo que languidece, supone que la unanimidad falsa, manipulada y artificial, es suficiente para dotar de legalidad y legitimidad a sus espurios acuerdos”.

Lo que se “decidió” en la sesión del Consejo Universitario del 21 de julio pasado, dijo, fue ilegal simplemente porque es ilegal prorrogar, prolongar o extender el mandato de autoridades y consejeros y el Consejo Universitario no puede decidir por fuera de la legalidad y no puede extralimitarse. En ese sentido, no puede modificar la Ley Orgánica ni puede modificar el Estatuto General ni la reglamentación, a menos de que se cumpla con el procedimiento específico, con la suficiente antelación.

Por lo tanto, señaló que no hay fundamento legal para “arrastrar” los plazos legales de una convocatoria electoral ordinaria no aprobada legalmente y no publicada. Lo que debió proceder legalmente es designar autoridades interinas, lo que es posible y está previsto, establecido y dispuesto en la legislación universitaria.

Viramontes Cabrera cuestionó: “por qué este proceder que porfía en la ilegalidad? ¿A quién se favorece? Seguro hay muchas respuestas, provisionalmente anticipo la mía. Porque en el colmo de la estulticia, el desaseo y transgresión al orden jurídico, cuando la administración central, por su propio actuar, está legalmente vulnerable y políticamente débil, y en el momento más complejo de las múltiples crisis que la BUAZ tiene, hay que lucrar políticamente para las ambiciones personales y de grupo político”.

Consideró que las autoridades incurrieron en despotismo para imponer decisiones autoritarias e ilegales que sólo favorece a quién permanece en control de la administración de la BUAZ para fines electorales.

Para muchos universitarios, afirmó, por encima del interés común e institucional está el interés personal y de grupo político, la ambición por ser rector, director, coordinador o funcionario de la administración central universitaria, y tener cargo lo es todo, pues estar fuera del presupuesto universitario de funcionarios es un craso error.

“Se constata que no hay interés en respetar la legalidad. Hay por el contrario aversión a respetarla y aplicarla. Se constata que el proceder de los aspirantes a funcionarios y autoridades para la próxima administración del grupo hegemónico, siendo todavía en este momento legalmente autoridades y funcionarios, no tienen respeto por la legalidad, lo suyo es torcerla y violentarla”.

De acuerdo con Viramontes Cabrera, “por ningún motivo, ellos se pueden permitir la designación de autoridades interinas, dado que hacerlo abre las posibilidades de que se modifiquen los acuerdos políticos del grupo hegemónico en la BUAZ (Femat, Domínguez, Cuauhtémoc, Guzmán, Ibarra). Ese riesgo no lo pueden correr. Es impensable para los intereses políticos hegemónicos que pudiera llegar un rector interino que no trabaje para favorecer la candidatura a rector decidida por ellos”.

Es decir, manifestó que para estos grupos no es posible que el aspirante a rector y su planilla dejen de ocupar sus cargos y cobrar sus sueldos actuales de funcionarios, porque no es lo mismo sin cargo y sin salario aspirar como cualquier universitario a ser rector y funcionario.

“De imponerse esos intereses y candidatos, seguro vendrá más autoritarismo e ilegalidad para la BUAZ, precisamente en el peor momento en el que se conjugan varias crisis: la presupuestal, la financiera, la institucional, la de legalidad y la política”, concluyó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ