El Covid y el sistema de cuidado de sí: el cuerpo importa

El Covid y el sistema de cuidado de sí: el cuerpo importa

Ya van varios años señalando el problema del sobrepeso y la obesidad en México, sobre todo en una población donde jamás en la historia había ocurrido: los infantes. Pero ahora que llegó un virus que mata personas con obesidad, la alarma se convirtió en atención real de ciudadanos y autoridades. Así las cosas, dicha alarma se traduce en objetivos: mejorar la nutrición y realizar actividad física para mejorar las capacidades físicas de la población que, a su vez, disminuya los niveles de morbilidad.

La OMS señala que con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares, la salud ósea y reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles y la depresión. Se recomienda a la población de 18 y más años de edad acumular un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas; como mínimo. Sobre estos requerimientos, ¿Cómo estamos en Zacatecas? Veamos.

Sólo el 42 por ciento de la población mayor de 18 años hace actividad física con cierta regularidad. Pero es interesante como se mueve este porcentaje en la gente según su nivel de escolaridad: mientras que la gente que no tiene completa su educación básica lo hace únicamente en un 30 por ciento, los que llegan a tener educación superior llegan al 57 por ciento. Hay una correlación entre escolaridad y educación de salud. También con otras variables, como los ingresos y las posibilidades de contar con lugares especiales para realizar actividades físicas: el 72 por ciento de las personas que hacen ejercicio en establecimientos de uso restringido lo hacen en forma suficiente, contra el 45 por ciento de los que lo realizan en espacios públicos. Pero un dato esencial: los datos que aporta el Inegi en estos temas, lo hacen para mayores de 18 años, lo que supone la educación física absorbida en la escuela de educación básica. Ahí están las grandes claves para una política pública de fomento al cuidado de sí.

Igual ocurre con la alimentación. El 72 por ciento de los adultos padecen sobrepeso. Lo cual es resultado de la ingesta de dietas ricas en densidad calórica: los refrescos, jugos industriales, pastelillos, churros, y toda esa basura industrializada es una de las causas esenciales de esta brutal realidad que señalamos. Gatell los calificó de ‘veneno embotellado’, lo cual es exacto y preciso. Eso son: veneno. Y la política del Estado Mexicano deberá ser en la ruta de la salud, lo cual es inhibir el consumo de esos productos. No prohibirlos, por el tema de la libertad individual, pero los gobiernos deben hacer lo que sea para evitar su consumo, con campañas o con altos impuestos especiales. En suma, después de que pase la pandemia, un tema central en la agenda pública será la estrategia para mejorar la dieta y la activación física de los mexicanos. Con los estudios que existen, hay elementos suficientes para crear una política efectiva en este tema. El Covid vino a traer conciencia de la importancia del cuidado de sí mismo, que es el cuidado de todos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ