■ Nueva República Dialogar no es dividir

■ Nueva República Dialogar no es dividir

No somos elegidos por Dios, sino por el electorado,
por lo tanto, buscamos el diálogo con todos aquellos
que ponen esfuerzo en esta democracia.
Willy Brandt

Leo con una sonrisa “Elección de consejeros del INE divide a Morena”, sonrío porque a la propia prensa le parece difícil pensar en un grupo parlamentario que permita y aliente el desacuerdo al interior, más que nada, les parece difícil asumir que cuando no hay manejos facciosos ni cuotas, tiene que sobreponerse aquella práctica fundamental de la política: el debate. No los culpo, la vieja política nos tenía muy acostumbrados al trato oscuro y sencillo, al chaz chaz, ayúdame y te ayudo. El proceso expedito y veloz del “ayúdame y te ayudo” le resultaba bastante conveniente a más de uno del viejo régimen, parecía haber dos directivas: la comodidad y la preservación del poder. Ahora que no se negocian las cuotas y no se ven esas amigables rascaderas de espaldas varios están pensando que hay pleito. La verdad es que la confrontación de ideas no es, o no debería, ser considerada una división.

Aquel que sostenga que una sesión de 7 horas de diálogo no significa ningún avance, seguramente estará acostumbrado al juego de poderes donde la moral no cabe, es decir, estará acostumbrado al arreglo faccioso. Es natural, en tales condiciones, pensar que hay pataleo y enemistad, pero en la labor política que se intenta llevar a cabo no hay lugar para tales “divisiones”. La bancada de Morena, como cualquier grupo político que se respete, debate las formas de impulsar una idea de nación que está plasmada en nuestros documentos. Vale decir, idea de nación nutrida de cierta doctrina y talante progresista. Solo cabe hablar de “división” cuando uno de nuestros legisladores manifiesta abiertamente estar en desacuerdo con nuestra plataforma de izquierda progresista, cosa que ha sucedido, ex legisladores de morena ahora militan orgullosamente en partidos que promueven leyes violatorias de los derechos humanos, esa distinción sí vale, esa distinción sí es necesaria y urgente para sanear las filas.

Concuerdo con el coordinador, efectivamente, es histórico el ejercicio de elección, lo que antes se hacía mediante la balanza del poder (cuotas facciosas) hoy se pone a plena luz y constituye encabezados en diarios de circulación nacional. Mucha gente está conociendo en estas fechas el proceso por el cual se llegó a los 4 perfiles que ahora conocemos y que, ciertamente, es difícil encontrar a alguien que los denuncie como cuates o como parte de alguna facción, pues la votación se hizo de manera limpia, aunque acosados por las fechas, fue de manera transparente y legítima que emitimos nuestro parecer y nuestro voto. El propio Ackerman, que huelga decir, había sido muy crítico de este proceso, hoy saluda el resultado con buen ánimo. Se trata de construir una idea común basada en ejes políticos; aunque los 30 millones de electores del 2018 no estaban votando por consejeros electorales, sí estaban votando por una idea de ejercicio público ético, y sobre ese eje es que se apilan los nuevos debates y procesos.

La lección resulta sencilla: de los 75 legisladores que promovimos la impugnación, puedo decir de más de uno que estamos satisfechos, altamente satisfechos con el resultado final del diálogo. El “se vale estar en desacuerdo”, tan sencillo en su forma, acompaña la construcción de doctrinas políticas sanas dentro de los partidos, no vayamos tan lejos, quiero decir que garantiza la propia existencia de las necesarias ideas teóricas dentro de agrupaciones partidistas, no podemos asumirnos como parte de una plataforma si no estamos al tanto de qué resulta urgente y qué resulta importante. Todo lo que se haga mediante la subordinación y la censura de las voces disidentes es, para mi gusto, una herencia que no debemos repetir ni nos hace ningún bien. Los grupos de poder que mantuvieron la hegemonía en México durante 60 años lo hicieron con base en el autoritarismo, luego leemos el dicho de que a la derecha la une el interés y a la izquierda la dividen las ideas, yo me permito (como gente de izquierda) disentir de tal dicho, ya que con todos los momentos ásperos que hemos visto en la cámara, parece haber mucha más unión alrededor del proyecto de la 4T, voy más lejos: parece haber una plena conciencia de los objetivos en cuanto a políticas públicas, y hay también una maravillosa huida de aquellos que van adquiriendo el conocimiento de su médula de conservadores.

Quedan cosas en el tintero, desde luego, se manifiestan una minoría de votos en contra y algunas abstenciones que tuvieron también forma de expresar desacuerdo, tengo la certeza de que habrá que estar al tanto de las opiniones en contra, pues, cada día se confirma, este gobierno se ha caracterizado por la amplia vía que ha tenido la oposición para mostrar su desacuerdo, en la mayoría de las ocasiones, reafirmando el proceder plural y transparente, lo de ayer fue algo muy positivo para la democracia nacional. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ