■ Comentarios Libres La Comisión Nacional de los Derechos Humanos

■ Comentarios Libres La Comisión Nacional de los Derechos Humanos

La causa de los derechos humanos tiene que ser humanitaria. Cuando se politiza, se le hace un gran daño a la causa, y quienes realizan, se vuelven sus peores enemigos, lobos disfrazados de corderos. Fueron las palabras del doctor Jorga Carpizo, en la ceremonia de instalación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El miércoles 6 de junio de 1990, en solemne ceremonia que se llevó a cabo en el patio de honor de Palacio Nacional, con la asistencia del gabinete presidencial en pleno; senadores; diputados; miembros del cuerpo diplomático, gobernadores y procuradores de justicia de todos los Estados, el Presidente Carlos Salinas de Gortari, instaló formalmente la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, cuyo objetivo es prevenir, evitar y castigar la violación de esos derechos en el territorio mexicano. La jurisdicción de sus facultades, incluye el poder del Estado mexicano. De esta forma, el organismo gubernamental, al vigilar actuaciones de quienes integran dependencias de ese carácter se convierte, por consecuencia, en juez y parte. Sin embargo, en la ceremonia, el Jefe del Ejecutivo Federal, señaló “ante todo el mundo” político e intelectual, que el nuevo organismo, enfrentará “las amenazas a los derechos humanos provengan de donde provengan”.

Para entonces, informes recientes de organismos como: La Comisión Mexicana para la Defensa y promoción de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro”; Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria”; Amnistía internacional; Departamento de Estado Norteamericano y la Organización de Estados Americanos (OEA), señalaron que eran los militares, granaderos, policías estatales, agentes judiciales y policías antimotines, los responsables de la mayoría de las violaciones a los derechos humanos. Todos, cuerpos policíacos pertenecen al poder del Estado.

En su inicio la nueva comisión, estuvo presidida por el ex rector de la UNAM, y ex ministro de la SCJN doctor Jorge Carpizo, quien inició su cargo, dando a conocer tres buenas intenciones:
Primera, de carácter preventivo. Implica una mayor difusión de lo que son los derechos humanos, y en que consiste su protección. Para lograrlo, se crearon programas en los medios de comunicación, se impulsaron publicaciones y se fomentó la discusión de alto nivel a través de eventos académicos.

Segunda, representar al gobierno federal, ante los organismos nacionales e internacionales sobre derechos humanos, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores. Se buscó una participación más activa de México y su gobierno en los foros de discusión y decisión sobre esta materia.

Tercera, Ninguna violación de los derechos humanos quedará impune, en el Estado mexicano.

Las tres intenciones del doctor Carpizo, representaron una gran preocupación, tal y cómo lo dio a conocer ante los asistentes al evento, entre los que se encontraban: Carlos Fuentes, escritor; Carlos Payán Velver, director del periódica La Jornada; Héctor Aguilar Camín, Historiador y periodista; Rodolfo Stavenhagen, sociólogo; Alejandro Junco de la Vega, periodista; Oscar González César, asesor de agrupaciones campesinas; Guillermo Bonfil Batalla ex director del INAH; Carlos Escandón Domínguez, jesuita; Rosario Geen, embajadora de México en la República Democrática Alemana; Salvador Valenzuela Carmona, rector de la Universidad Veracruzana y Javier Gil, líder campesino.

En la ceremonia, el Secretario de Gobernación, licenciado Fernando Gutiérrez Barrios, al hacer uso de la voz manifestó: “nada corrompe más la relaciones entre gobernantes y gobernados, como una administración tardía y parcial de la justicia. La razón del Estado se debilita con la impunidad, y se fortalece con el derecho. Por ello, el Presidente de la República, ha creado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, con el fin expreso de hacer prevalecer la justicia y la ley, sobre la arbitrariedad y la violencia”.

A su vez, el licenciado Carlos Salinas de Gortari, indicó; “La Comisión, es un nuevo instrumento de la sociedad y el gobierno para que impere siempre, y en todo el territorio nacional, el Estado de derecho…la defensa de los derechos humanos, es entrar a la modernización para la libertad”.

Posteriormente, la innovación trascendió a los 31 Estados y, al entonces Distrito Federal, y, acorde con el principio de supremacía y constitucional, se crearon los organismos estatales correspondientes. Zacatecas, no fue la excepción.

Acorde con lo anterior, el primer presidente de este organismo fue el doctore Jorge Carpizo, A este cargo también se le denomina Ombudsman. Sin embargo, su historia data del siglo XIX. En 1809, los suecos crearon la institución llamada Ombudsman, que fue ganando popularidad en el mundo. La definición más generalizada, es la que formuló la Asociación Internacional de Abogados, como una oficina creada por la Constitución o por el Congreso, que encabeza un funcionario público o independiente de alto nivel, responsable ante el legislativo. Su función es recibir las quejas de personas agraviadas por instituciones gubernamentales y tiene la capacidad para hacer investigaciones, publicar informes y recomendar acciones correctivas.

En una palabra se trata de una especie de mediador independiente, que protege los derechos del individuo, frente a las injusticias perpetradas por funcionarios. Su trabajo depende de las investigaciones que realiza, porque en ellas sustenta sus recomendaciones; su fuerza viene de la autoridad moral que le da, el obedecer solamente las leyes. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ