El arte de vivir juntos y confinados: los animales

El arte de vivir juntos y confinados: los animales
Los animales “de compañía” han jugado un rol de múltiples opciones, pues el confinamiento ha sido la ocasión para compartir la propia cotidianidad con los otros de una manera nueva ■ FOTO: CORTESÍA

■ “El humor en tiempos del Corona: 40 imágenes para una cuarentena”

 

Siguiendo con una tradición presente desde la Antigüedad, los animales han sido motivos culturales recurrentes que han permitido abordar los problemas de los humanos, en particular en la práctica de la fábula, con una fuerte carga crítica. La utilización de todo un bestiario en los mensajes Covid ha sido intenso, desde el pangolín hasta los animales domésticos, que han propiciado el despliegue de formas humorísticas diversificadas.

Los animales “de compañía” han jugado un rol de múltiples opciones, pues el confinamiento ha sido la ocasión para compartir la propia cotidianidad con los otros de una manera nueva. Los grandes protagonistas han sido los gatos, de los que nos hemos servido por su natural fotogenia. Desde hacía ya mucho tiempo, las imágenes circulaban por las redes sociales, ilustrando con humor el carácter independiente de estas mascotas. El hábito ya estaba pues tomado para convertirlos en las estrellas de la cuarentena.

Entre los temas felinos tratados, el más utilizado sin lugar a dudas, ha sido aquel que ha hecho del gato el gran experto del confinamiento. Su “destronamiento”, por ejemplo, ha dado lugar a innumerables variaciones entre las que puede destacarse una en la que un gato lee un manual cuyo título es bastante elocuente “Cómo deshacerse del humano que está todo el día en mi casa”. Otra serie notable concierne a aquellos que tienen una mirada crítica en lo relativo a nuestra dificultad para soportar el encierro en el espacio doméstico. Nuestra imagen del día da buena fe de ello.

Con un encuadre de tamaño natural, un gato callejero, más apto para correr tras los ratones que para vivir enclaustrado, aparece bien aposentado en un sofá. Como cebo, un micro sostenido frente a él; el texto asociado traduce su indignación frente a la situación de encierro de su propietaria en el salón durante tres días, espacio en el que él mismo ha pasado siete años y que, a ella, ahora, la está volviendo loca. El humor se sustenta sobre un proceso de personificación visualmente obtenido por la presencia del micro y la pausa de indignación del gato además de la entonación del comentario realizado en primera persona.

Siguiendo el ejemplo de las moralejas de las fábulas o de los apólogos, esta imagen burlona nos invita a cuestionarnos nuestros propios comportamientos, en este caso la tendencia que solemos tener a lamentarnos, poniéndonos en el lugar del otro para poder realizar un beneficioso y saludable cambio del punto de vista.

Para mañana: El arte vivir juntos confinados; los vecinos.

* Catedrática de Artes Visuales en la Universidad Sorbona

** Traducción del francés por Jordi Macarro: L’art de vivre ensemble confinés: les animaux

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ