Las condiciones de la transición en el Spauaz

Las condiciones de la transición en el Spauaz

Apartir de hoy el Spauaz no tiene Comité Ejecutivo activo y transita, como todo en este momento, en lo inédito cuando ayer se cumplió el último día de periodo legal. El proceso electoral debió haber sido este mes de mayo, pero debido a la pandemia no pudo realizarse ante la evidente contingencia sanitaria que ha paralizado todos los procesos.

Como se sabe, la actual dirigencia desde hace tiempo opera sin la participación activa de la base de profesores y su comité. El proceso de revisión de febrero debió exigirse a la patronal que basificara a los profesores que vienen arrastrando esa demanda desde hace varios años, y que en los diferentes emplazamientos se han firmado los desistimientos con el compromiso de la Rectoría de iniciar los diagnósticos y las convocatorias que darán seguridad en el empleo a un número que oscila entre 600 y 800 profesores que son tiempo determinado. En la actual situación de incertidumbre financiera, la demanda más importante es la seguridad en el empleo porque la amenaza de despido es cada vez más alta. Sin embargo, la dirigencia no hizo nada ni los profesores se movilizaron para hacer cumplir los compromisos que fueron firmados ante la Junta de Conciliación.

Y por eso viene la siguiente pregunta ¿Qué se pierde cuando los profesores se basifican por un proceso institucional? Pues la oportunidad de que esos profesores ‘le deban el favor’ al Rector por basificarlos en el marco del proceso electoral en puerta, y obtener la seguridad de su voto.

Por estas y otras acciones, es que desde hace varios años y administraciones los liderazgos del Spauaz han perdido legitimidad. El efecto es la poca participación de la mayoría de profesores sindicalizados en las asambleas y referéndums, la última revisión estuvo desierta y el proceso de reelaboración de los estatutos, algo tan importante como eso, también careció de la mínima participación de los docentes. Años de simbiosis entre la patronal y el sindicado ha destruido el tejido participativo de los académicos universitarios.

La actual dirigencia pudo pedir un acuerdo de consenso a la asamblea de delegados, avalada por las delegaciones por sendas actas de reunión de base, para autorizar al Comité Ejecutivo de transitar el periodo hacia la elección del nuevo Comité. Con un procedimiento que otorgue consenso y legitimidad, además de con los acuerdos de los órganos de gobierno, no ejecutivos, se podía transitar la contingencia, pero también es comprensible que con el tejido participativo destruido no podía hacerse. En este contexto de desorganización interna y apatía externa de los sindicalizados, la asamblea de delegados deberá hacer un esfuerzo extraordinario para transitar a la elección del nuevo Comité sin la manipulación de la patronal en dicho proceso. La independencia y legitimidad de la dirigencia sindical es fundamental para enfrentar los próximos tiempos donde la falta de recurso y los continuos anuncios de la autoridad educativa federal sobre la falta de cumplimiento de la rectoría de la UAZ a los acuerdos firmados y que compromete la entrega de recursos para el cierre de año.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ