Preciso, dudar de toda información en redes sociales sobre Covid-19 hasta que sea verificada

Preciso, dudar de toda información en redes sociales sobre Covid-19 hasta que sea verificada
El periodista Joaquín López Dóriga publicó en sus redes sociales que el empresario José Kuri había muerto por Covid-19; fue desmentido por familiares y autoridades ■ FOTO: INTERNET

■ Ante la crisis, el experto Sergio Octavio Contreras identificó tres tipos de desinformación: teorías conspiratorias, las fake news y los bulos

■ Opina que detrás de los rumores, de los chismes y de la información tergiversada, puede haber muchos intereses

 

A la pandemia global del Coronavirus se le ha sumado la pandemia de la desinformación, los rumores y las noticias falsas que, entre otras cosas, crean pánico, y el miedo, se ha demostrado, es más contagioso y más veloz que el propio virus de SARS Cov 2, mejor conocido como Covid-19 originado en diciembre pasado en la provincia de Wuhan, China.

Para el profesor de comunicación y politólogo, Sergio Octavio Contreras, por el momento es muy compleja la verificación de la información, y esto ha quedado demostrado puesto que los medios tradicionales como El Financiero o Milenio, en los cuales las personas tienen confianza, difundieron mentiras con respecto a la muerte del empresario José Kuri, por lo que recomendó a los usuarios de Internet que “duden absolutamente de todo” lo que se encuentra publicado, así provenga de un periodista reconocido, de un escritor o de una fuente anónima.

Hay que dudar, insistió, y luego verificar si la fuente es confiable, si hay más datos que respalden la información y tener cuidado antes de compartir la información, por lo que también hay que pensarlo y racionalizar eso que se quiere compartir.

Este fenómeno, a decir del especialista, se trata de una serie factores o de hechos relacionados con la desinformación, pues se han distribuido una gran cantidad de historias falsas y las principal forma de hacerlo es a través de Internet, en el cual, según Contreras, se pueden dividir en dos áreas en las que han penetrado estas “falsificaciones de la realidad” en relación con el Coronavirus: una es a través de Facebook y Twitter, y la otra mediante el sistema de mensajería de comunicación individualizada que es el WhatsApp.

De acuerdo con el politólogo, y para tratar de fijar un plano de este fenómeno, la información falsa relacionada con el Covid-19 se puede identificar en tres tipos: la relacionada con la incredulidad; las Fake News y los llamados bulos.

En la primera, explicó el docente de Comunicación, entran todas las personas o grupos sociales que consideran que la pandemia es una mentira. Aquí se podrían ubicar todas las teorías conspiratorias, como las que en su experiencia ha encontrado que dicen que el virus fue creado por la CIA; que es propaganda de los medios para generar miedo; y que es un ataque biológico de Estados Unidos a la economía asiática; que es una planeación del capitalismo y que es también una plaga imaginaria cuyos casos son falsos.

Este tipo de contenidos, subrayó Contreras, se podrían enmarcar dentro de los que desinforman a la gente y que evidentemente no tienen una base real ni una argumentación empírica que las sostenga, y que al difundirlas, lo único que hacen es que distorsionan los hechos.

En cuanto al segundo tipo tiene que ver con las noticias falsas o llamadas Fake News, y se trata de información que es presentada como si fuera una noticia publicada en páginas que aparentan ser informativas, con una cabeza y fotografías correspondientes. En los últimos días, según dio a conocer el politólogo, han trascendido “noticias” de los contagios de Covid-19, de David y Victoria Beckham; que el virus muere a los 26 grados centígrados, la cual reprodujo el presidente de Argentina, Alberto Fernández; y la más cercana a México, cuando el pasado sábado 14 de marzo medios y periodistas de renombre como Joaquín López Dóriga, Raymundo Riva Palacio, o los periódicos Reforma, El Financiero o Milenio, difundieron la muerte del empresario José Kuri, versión que desmintió al día siguiente la Secretaría de Salud del Gobierno de la República.

Mientras que en el tercer tipo, según el experto, se encuentran las más comunes y que usualmente se confunden con las Fake News, y que son los llamados Bulos, que son mentiras, ficciones o pequeñas historias individualizadas; una especie de experiencias de vida que dan a conocer supuestos expertos, científicos o personas que tienen familiares con la enfermedad, funcionando como una estructura de rumor y chisme.

Estos, de acuerdo con Contreras, se distribuyen en cadena y algunas veces en mensajes de audio, como los que han trascendido en estos días referentes a una supuesta doctora de apellido González Ayala y de una estudiante de una universidad de China, de nombre Laila Amadi, quien da recomendaciones, entre las que destaca que es necesario poner unas rodajas de limón en una taza de agua tibia y tomarla todos los días, para salvar así la vida porque incluso “cura el cáncer”.

Sergio Octavio Contreras señaló que la intención de este tipo de desinformación puede ser política, económica o simplemente lo hacen por “diversión” como se ha demostrado. Para el caso de Zacatecas también se tienen registrados casos de información falsa, como la difundida por la página de Facebook Seguzac, la cual tiene 80 mil seguidores a los cuales les compartió una noticia de que en el estado no existían pruebas para detección del Covid-19, de acuerdo con una serie de entrevistas a especialistas, sin que se citara ninguna fuente. Aun así, la gente la reprodujo.

Detrás de los rumores, de los chismes y de la información tergiversada, asegura el especialista, puede haber muchos intereses, lo cierto es que en la situación por la que se atraviesa, “tan vulnerable”, de una enfermedad que se puede adquirir y que además es mortal, las mentiras crean un lugar propio para generar creencias.

Ante tal situación, hay varios métodos para “no caer”, lo que se recomienda, señaló, es revisar las fuentes de donde se origina la historia para ver si se apega o no a la realidad. Sin embargo, advirtió, este proceso no es muy sencillo, pues por lo general lo realizan los periodistas de datos o personas que tienen la facilidad para hacer búsquedas, pero la mayoría de la gente no tiene las herramientas ni el tiempo, por lo que reiteró, lo mejor es dudar absolutamente de todo lo publicado en internet y tener cuidado antes de compartir dicha información.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ