Catarata y retinopatía diabética, principales problemas oculares que enfrentan los zacatecanos

Catarata y retinopatía diabética, principales problemas oculares que enfrentan los zacatecanos
Noemí Laviada de la Garza, oftalmóloga ■ FOTO: ALEJANDRO ORTEGA NERI

■ El llamado “ojo seco”, provocado en gran medida por uso del teléfono celular, es cada vez más frecuente, incluso en niños: Noemí Laviada de la Garza, oftalmóloga

 

La catarata y la retinopatía diabética son los dos principales problemas oculares que enfrentan los zacatecanos, y que no se han podido resolver en gran medida debido a que el estado y sus instituciones de salud no cuentan con el material médico suficiente para operarlos, sumándose a esto que el llamado “ojo seco”, provocado en gran medida por el uso del teléfono celular, también es cada vez más frecuente, incluso en niños, según ha informado la oftalmóloga particular, Noemí Laviada de la Garza.

La catarata es quizá el que mayor número registra, sin embargo, a decir de la especialista, el problema es mucho más sencillo, pues la visión que se pierde se puede recuperar en el momento mismo en que se quita la catarata y se implanta un lente intraocular. Es una pérdida de visión reversible, precisa, sin embargo, no existe medicamento ni gotas para la curación, lográndose solamente con una cirugía sencilla y rápida, cuyo costo varía de acuerdo a la técnica de operación, pero puede ir de 11 mil pesos la más económica, hasta 25 mil pesos la más costosa.

Para el caso de la retinopatía diabética es más complicada la situación, ya que depende de otros cuidados pero que las personas que padece diabetes, por sus problemas de base, van perdiendo la vista y tampoco en la entidad hay manera de atenderla. En este sentido, Laviada de la Garza dijo desconocer el porcentaje real de este padecimiento, pues varía mucho según la población, pero definitivamente es alto y aunque sí se puede detener, reiteró que se Zacatecas carece de material para hacerlo, pues solamente la clínica del IMSS ubicada en el centro de la capital tiene dispositivos médicos para foto coagular la retina.

Y es que además se necesitan inyecciones para el ojo y, en algunos casos, cirugías de vitrectomía, pero al no tener acceso a éstas, a los pacientes se les transfiere a ciudades como Torreón o Monterrey que se encuentran en otro nivel.

En esta enfermedad, detalla la oftalmóloga, se va perdiendo la vista debido a una formación anormal de vasos de sangre que se van proliferando y saliendo, también de forma anormal, en la retina, lo que causa muchos problemas, pues ésta se va muriendo y hay sangrados al punto que puede provocar glaucoma, desprendimientos de la retina y, finalmente, la pérdida total de la visión.

Aunado a la existencia de estas dos enfermedades, cabe destacar la cada vez más creciente aparición del llamado “ojo seco”, que aunque las estadísticas varían, sí es más frecuente según estimaciones de al oftalmóloga, pues está apareciendo desde la infancia y es provocada, entre otros factores, en gran medida por el uso de los dispositivos electrónicos.

Sin embargo, también influyen el tipo de lágrima que se tenga, pues hay cantidad y calidad de lágrimas, así como otras enfermedades coadyuvantes, como la diabetes, la artritis reumatoide y el lupus, haciendo a quienes las padecen, más vulnerables a esta enfermedad, que no es otra cosa que una alteración de la lágrima que causa molestias, sensación de arena en los ojos, irritación, cansancio, dolor y visión borrosa.

El tratamiento del “ojo seco”, a decir de Laviada de la Garza, es sencillo, pero hasta cierto punto complejo. El primer nivel consiste en un sustituto de lágrima, es decir, gotas. Sin embargo, hay pacientes a los que no les funciona, por lo que hay que agregar medicamento hasta poder resolverlo por completo, como anti inflamatorios vía oral, y en una última instancia, una cirugía.

Pocas plazas para oftalmólogos
en instancias de salud
Noemí Laviada de la Garza, egresada de la Unidad Académica de Medicina de la UAZ y quien atiende en su clínica particular en el municipio de Fresnillo, refirió que en el sector salud hay pocas plazas y bases para los oftalmólogos, algo que es paradójico puesto que una cantidad muy grande de la población requiere atención médica por sus problemas oculares, lo que provoca que los que hay, tengan la agenda saturada y no alcancen a atender a todo quien lo necesite.

Además, el otro problema latente es que tampoco hay equipos para operar, ni medicamentos, pues el sector salud no cuenta con ellos, lo que hace que los oftalmólogos, a decir de la especialista, se sientan con las manos amarradas, aunque quisieran aportar más a la sociedad resulta “imposible” hacerlo. Por lo que el camino es independizarse y optar por la medicina privada, ya que por esta vía hay más posibilidades de resolver los problemas que aquejan a la población.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ