“Condiciones de trabajo de mujeres en Delphi Cableados son precarias”

“Condiciones de trabajo de mujeres en Delphi Cableados son precarias”
La mayoría de las trabajadoras son jefas de familia, divorciadas o madres solteras que carecen de educación, por lo que tienen que aguantar malos tratos ■ foto: la jornada zacatecas

■ El puesto más difícil es la “línea” en cuanto a esfuerzos físicos y en la que más acoso se da

■ Una tiene que actuar de manera brusca e incluso grosera para “darse a respetar”: ex empleada

 

“El trabajo en cuanto a hombres y mujeres sí es muy distinto” en la empresa Delphi Cableados, según el testimonio de una ex empleada del lugar, quien dio a conocer las condiciones precarias en las que se labora.

Hablando de las cuestiones de género en el lugar de trabajo, la mujer entrevistada, quien prefirió mantenerse en el anonimato, mencionó que existen perfiles que se prefieren para las diferentes áreas, sin embargo, la más pesada es la “línea” que, aparte de ser la más pesada en cuanto a esfuerzos físicos, es también en la que más acoso se da.

“Son muy, muy llevados ahí”, tanto que una tiene que actuar de manera brusca e inacluso grosera para mantener distancia entre empleados y de cierta forma “darse a respetar”.

“Se oye feo, pero hasta les gusta; piensan que por andar con un supervisor les van a subir el sueldo o el puesto”, esto en cuanto a otro tipo de acoso.

Otros atropellos se encuentran en la paga, que aparentemente es igual para todos, pero es modificada según antigüedad y la etiqueta: personal de calidad, soporte y operadores 1 y 2. Cabe resaltar que la rotación de personal en compañías de este tipo, por lo que generar antigüedad es difícil, y por lo tanto mejorar el sueldo.

La presión hacia el personal de manufactura y limpieza es constante, con represalias monetarias, “si faltas un día te descuentan media semana, no sólo el día”, sin importar si se trata de una situación especial. Los permisos los conceden, pero no son considerados; ponen muchas trabas para dar el pase de salida.

Para satisfacer sus necesidades fisiológicas cuentan con 5 minutos, tras los cuales la línea de producción avanza, independientemente de la distancia a la que se encuentren los baños, por lo que la mayoría “va en friega de regreso a su puesto, porque empieza la línea”.

La mayoría de las trabajadoras son jefas de familia, divorciadas o madres solteras que carecen de educación, por lo que tienen que aguantar malos tratos y trabajos arduos con tal de recibir un pago semanal que sustente a su familia, “pero así es la vida en la empresa”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ