Y sigue el acoso en la UAZ: parálisis de las autoridades

Y sigue el acoso en la UAZ: parálisis de las autoridades

La agenda feminista no se detiene y ahora tocó a la Máxima Casa de Estudios del estado de Zacatecas. Las alumnas denunciaron acoso por parte de algunos profesores y en menor medida de compañeros-pares varones. Eventos que no dejan de ser polémicos, porque ha sido claro que en algunos de los casos es evidente que las denunciantes ejercen su derecho de forma veraz y valiente. Pero se han mostrado algunos casos donde los profesores señalados fueron victimizados por chantajes, y en algunos casos con efectos dramáticos. Así las cosas, las autoridades tienen la obligación de implementar protocolos y formas de actuación que garanticen la verdad de las acusaciones, primero; y la efectiva consecuencia de eso, después. Ahora la Rectoría declara que harán algo al respecto: nadie les cree.

Hace meses, recordamos, pasaron sucesos muy dolorosos en la Universidad, y prometieron medidas de protección, pero nada hicieron. Volvió a ocurrir, y ahora volvieron a prometer que sí actuarían, pero nada, volvieron a dejar todo olvidado. Todos los protocolos, filtros en los campus, investigaciones internas, etcétera, todo fue una promesa incumplida. Hace poco tiempo se realizó un evento por la coordinación de Equidad de Género sobre abuso y hostigamiento. Anunciaron que publicarían un diagnóstico y un plan de contención a dichos problemas. Pues ya pasaron más de seis meses de aquel evento, y no hay diagnóstico publicado ni plan de contención. Nada.

Se hacen promesas mientras pasa la ola de la crisis, luego de la ola mediática, vuelve todo a la normalidad (como era antes). La promesa se incumple: se olvida. Hasta la próxima crisis donde volverán a hacer otras promesas que se volverán a incumplir. Así, el eterno retorno de la promesa vacía. Los problemas siguen y no se atienden en serio. ¿Por qué ahora sí podemos creer en que las autoridades universitarias implementarán medidas efectivas para proteger a las mujeres del hostigamiento y la violentación de su dignidad? Francamente no tenemos razones para creer en que eso vaya a ocurrir. Tal vez es otra ola más que esperan que pase. Y lo más grave es que no sólo hay omisión de las autoridades centrales, los directores (y directoras) son igual de omisos (as). Todos nadan de muertito.

La organización estudiantil es la solución. Si los y las estudiantes se organizan para hacer respetar su derecho al respeto y a vivir sin violencias, entonces habremos pasado al terreno de las soluciones. Exigir el derecho a tener derechos, en la escuela de Derecho. Y toda la Universidad. Recordemos que los derechos son producto de conquista, no de dádiva. Ojalá y los estudiantes se organicen y programen ellos los protocolos, la vigilancia y la seguridad de las mujeres en sus recintos. Los eventos de denuncia es un buen (y valiente) comienzo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ