Realizan el conversatorio “Entre nosotras. Paridad de género en oportunidades laborales”

Realizan el conversatorio “Entre nosotras. Paridad de género en oportunidades laborales”
Mujeres que ocupan distintos cargos en dependencias públicas participaron en el conversatorio ■ foto: alejandro ortega neri

Participantes hablaron de casos de acoso laboral que han tenido por su condición de género

Para romper el “techo de cristal” se tiene que hacer de la mano con los hombres: García

 

En el marco de las actividades por el Día Internacional de la Mujer, que se conmemorará el próximo domingo 8 de marzo, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción de Zacatecas realizó el conversatorio “Entre nosotras. Paridad de género en oportunidades laborales”, en el que participaron Adriana Rivero Garza, titular de la Secretaría de las Mujeres; Carolina Chávez Murillo, jefa de Formación Profesional de la Upiiz; Angélica García Avilés, coordinadora estatal de Políticas Púbicas en Bioética; Ivette Martínez Godoy, jefa de información de Sizart, y Krystal Yurinova Fibela Esparza, académica y activista de la BUAZ.

En el conversatorio, las participantes expusieron los casos de acoso laboral que han tenido que enfrentar por su condición de género, así como desde su perspectiva, cuáles son los avances en Zacatecas y qué es lo que falta por hacer para llegar a la paridad de género.

En un primer momento, Ivette Martínez Godoy, jefa de información de noticias de Sizart, relató que desde el primer día que ingresó como fotógrafa al periódico de mayor circulación en Zacatecas, fue minimizada por el jefe de fotógrafos, quien además le agendó los horarios más complicados y le puso a cubrir las guardias que le correspondían a él.

Lo mismo sucedió en su paso como jefa de prensa de Gobierno del Estado, cuando le señalaban que “era una mocosa” de la que no tenían porqué recibir órdenes. Lo que no terminó ahí, pues ahora como conductora de noticias de Sizart, se enfrentó a que su compañero de transmisión le quitara la palabra, y su jefe, al reclamarle tales acciones le dijera “tú déjalo brillar. Tú sonríe, vete bonita para eso estás”. Godoy Martínez concluyó que el problema es tan generalizado y que prácticamente a todas las mujeres las han hecho comentarios similares por el solo hecho de querer desarrollarse.

Carolina Chávez Murillo es una de las mujeres que conforman el 26 por ciento de las investigadoras en México. Ella, para dedicarse a la ciencia, tuvo que vencer primero la cerrazón de sus padres, sobre todo por ser la mayor y tener como deber el cocinar para sus hermanos, pero en el fondo lo que quería era ser ingeniera, una carrera en la que imperan los hombres y a los que se enfrentaba día a día porque como mujer no podía permitirse decir que “no pudo”. Pero no todas sus compañeras se pudieron lograr, pues otras tuvieron que dejar el doctorado para dedicarse a la maternidad.

Angélica García Avilés señaló que para romper el “techo de cristal”, es decir, los obstáculos que las mujeres tienen para llegar a puestos laborales de mando, tiene que hacerse de la mano con los hombres, pues se necesitan unos a otros, sobre todo porque cuando la mujer quiere llegar más allá en sus sueños, hay poco apoyo y así mismas se limitan, por cuestiones intelectuales, sociales y hasta biológicas.

La especialista en bioética refirió que ella sufrió violencia de su jefa, quien no le permitió estudiar una maestría porque pensaba que quería su puesto. Su caso, dijo, fue el de una mujer que limitó el crecimiento de otra, muy probablemente porque ella no tuvo esa oportunidad de estudiar para romper el techo de cristal. Por eso, reiteró que se debe romper entre todos, porque hay muchos hombres sensibles que se están sumando y esto puede permitir muchos avances, como cuidarse entre todos para que nadie limite las capacidades.

Por su parte, la titular de Semujer, Adriana Rivero Garza, relató que dentro del servicio público todos los días se viven situaciones complejas, pues cotidianamente las mujeres enfrentan diversas dificultades para acceder a sus derechos. La funcionaria refirió que uno de los momentos más difícil y críticos que la ha tocado vivir como secretaria o mujer, fue cuando una víctima de violencia toco las puertas de distintas instituciones que tenían la obligación de atenderla por el riesgo que vivía, pero fue asesinada. “Como institución tenemos la obligación de garantizar que las mujeres vivan seguras. Otras cosas se pueden reparar, pero la vida nunca”, aseveró.

En su turno, la activista y docente Krystal Yurinova Fibela Esparza, expuso que en cuestión monetaria no existe una brecha salarial, pero sí existen variables y condiciones que hacen que las mujeres no tengan las mismas oportunidades, por lo que es primordial partir del análisis de este contexto, pues generando redes de apoyo desde diferentes trincheras se puede llegar a la llamada paridad de género.

Zacatecas, un estado en avanzada
Para Rivero Garza, Zacatecas es un estado que ha ido en avanzada ya que casi siempre ocupa los primeros lugares en reconocimiento de los derechos de las mujeres, más no en igualdad, ya que ese rubro se mide en diferentes niveles: en los derechos reconocidos por ley y en las oportunidades que tienen las mujeres. Pero la avanzada, dijo, se concentra en el reconocimiento formal de sus derechos, porque ahora las mujeres tienen garantizados los cargos en instituciones donde hay toma de decisiones, gracias al principio de paridad instalado en 2014.

Va en avanzada también, a decir de la funcionaria, por algunas de las políticas públicas implementadas, como el acompañamiento para el desarrollo económico de las mujeres, que junto con la institución que encabeza, van de la mano de dependencia en dependencia para que puedan acceder a programas de beneficios y tener igualdad en oportunidades.

De igual manera, Rivero Garza destacó que se ha avanzado en políticas públicas en cuanto al acoso laboral y la violencia, pues se han diseñado protocolos que son las rutas a seguir, ya sean penales o de derechos humanos. Además, existen ya normas que castigan el acoso y el hostigamiento para sancionar a quien lo haga.

Lo que falta por hacer: empoderar
y cambiar estructuras mentales
Angélica García Avilés destacó que se está haciendo bien al, desde casa, empoderar a las mujeres, darles a conocer que existen otras opciones más allá de arreglarse bien, verse bonitas, conseguirse un “buen partido” y casarse, pero, reconoció, todavía falta mucho, como educar a los hijos varones en un plano de igualdad. Aunque también, concluyó, los medios de comunicación deben ser congruentes con los mensajes que quieren mandar y los que transmiten, que son muy diferentes.

Ivette Martínez Godoy consideró que se está haciendo bien pues muchos hombres están teniendo conciencia de cuál es el problema, y que las mujeres periodistas entiendan también que pueden dedicarse a la investigación periodística y no solamente a aparecer bonitas en cámara.

Por último, Carolina Chávez Murillo abogó por educar sin prejuicios, enseñar con respeto que tanto hombres como mujeres son iguales y que merecen las mismas oportunidades. Mientras que Krystal Fibela Esparza aseveró que la “emancipación de mujeres están constando vidas” pero también están cambiando su entorno, su espacio, por lo que llamó tanto a hombres como a mujeres a que cambien las estructuras mentales desde su juventud para que no les quiten el privilegio de pensar críticamente, de cuestionar. Y dijo a los estudiantes: “vean a sus compañeras, vean porque si nos vemos, al día de mañana, según las estadística de este país, 10 de ellas ya no van a estar”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ