La crispación latente

La crispación latente

La sesión del Consejo Consultivo de JIAPAZ de este lunes debe despertar alertas para la clase política local. La campaña anticipada al 2021 arrastra una fuerte carga de emociones colectivas que pueden desbordar fácilmente en enfrentamientos sin sentido. Hemos rebasado la plataforma de los discursos para entrar en la arena de la crispación con desenlaces inciertos.

Tanto en el mundo “offline”, como en las redes sociales, la polarización construye el contexto en que se realizará la contienda electoral. Un fenómeno que, si la autoridad electoral no ha medido en su justa dimensión, tendrá pocos elementos y capacidad para responder cuando la confrontación se traslade a los espacios donde la ciudadanía organice los próximos comicios.

En Facebook tenemos, de facto, el incremento de “fake news” que iniciaron con la decisión del grupo monrealista en el cabildo capitalino de plagiar perfiles de diarios electrónicos, y que, de acuerdo con fuentes consultadas al interior del D21, tenían la marca particular del grupo de asesores de la senadora María Soledad Luévano Cantú.

La difusión de datos no corroborados y versiones extraoficiales desde páginas apócrifas eran parte de la cotidianeidad entre los regidores monrealistas, asesorados por Ernesto González Romo, a cambio de una iguala mensual que cubría (o cubre aún) la síndica Ruth Calderón Babún. Ellos abrieron la grieta por donde ramificaría una estrategia paralela que pronto los incapacitó.

Como respuesta: otras “copias” de perfiles de los regidores capitalinos identificados con David Monreal Ávila, plagios de las páginas de Ernesto González Romo, y del propio Coordinador Nacional de Ganadería. La decisión resultó ingeniosa y emuló la filosofía de las artes marciales: inhabilitar al enemigo utilizando la técnica y la fuerza de sus propios golpes.

No obstante, galvanizó el terreno para la lucha en redes sociales donde, previsiblemente, abundarán las “post-verdades”. En ese espacio virtual, contaminado por la estrategia de confusión, es donde se llevó el combate cuerpo a cuerpo del incremento en las tarifas del agua potable por parte de JIAPAZ. Un debate que necesitaba más de documentación y menos de percepciones sesgadas.

Sin embargo, en Zacatecas la campaña anticipada ha recorrido un largo trecho y se dirige, a pasos agigantados, al inicio del proceso electoral el próximo 6 de septiembre. La estimulan las heridas del 2016 y del 2018, por lo que no hay espacio para un debate público sano donde prolifere la información corroborada; en cambio que sobran las posiciones políticas llevadas al extremo.

Convertir la sesión del consejo consultivo de JIAPAZ en una suerte de guillotina pública, donde se decapita y se denigra a quien no avala la propuesta del presidente municipal de Guadalupe, Julio César Chávez Padilla, además de una decisión deliberada se convirtió también en una provocación abierta. La altura de miras al interior del D21 quedó en evidencia, lo mismo la del alcalde.

Para el de Guadalupe, apagar infiernitos ya es una rutina y columna vertebral de su gobierno. No pudo municipalizar las policías de tránsito y vialidad, concesionó el servicio de recolección de basura a una empresa que no tenía experiencia alguna en la disposición de residuos sólidos, no se atrevió a municipalizar la operación del sistema de agua potable, y la LXIII Legislatura no le aprobó un crédito para otorgar el alumbrado público a un particular.

En el ayuntamiento mantiene a Héctor Manuel Méndez Rodríguez como director de Desarrollo Rural, hijo de Héctor “Tito” Méndez de Lara, a quien el pasado 22 de febrero se le encontró condicionando apoyos del Crédito Ganadero a la Palabra por un millón de pesos si los productores del municipio votaban por la planilla de Juan Antonio Muro.

A la derrota en la Unión Ganadera de Guadalupe le sigue el fracaso de Chávez Padilla en JIAPAZ con ocho votos en contra y el suyo a favor. Una votación en la que, por cierto, la bancada de Morena en la Legislatura estuvo ausente para atestiguar cómo la Comisión Nacional del Agua, del Gobierno de México, avaló la propuesta del munícipe Ulises Mejía Haro.

El sufragio del representante de CONAGUA fue significativo porque mostró el alcance que tiene el D21 sobre las delegaciones federales. Sin respaldo de la federación, y con un proyecto abierto a la participación de los municipios que integran a la JIAPAZ para solventar gastos del organismo operador, podría decirse que la de este lunes fue una muestra de poder del TUCOM (Monreal) en Zacatecas.

Los consensos políticos están ausentes en el espacio de aspiraciones del Coordinador Nacional de Ganadería. Los apoyos sociales y candidaturas se imaginan desde la subordinación y el condicionamiento, no desde la creación de acuerdos con partidarios y enemigos. Es una candidatura que carece de política; así quedó claro tanto en la Unión Ganadera de Guadalupe como en JIAPAZ, y próximamente verá su suerte en las reformas electorales para Zacatecas.

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ