El sector eléctrico y el cambio climático

El sector eléctrico y el cambio climático

Hasta la fecha, el cambio climático es un tema que bajo la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no tiene una agenda clara, sobre todo con relación a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

En este sentido, el portal Climate Action Tracker (CAT) que opera desde 2009, y que analiza y monitorea las acciones gubernamentales adoptadas por los países, para compararlos con sus compromisos vinculados con la contención del aumento de la temperatura bajo el Acuerdo de París, refiere que hay una ausencia de metas y estrategias en materia climática con respecto a la administración anterior. El análisis del CAT menciona que aún no se ha desarrollado o anunciado el tercer Programa Especial de Cambio Climático (2019 – 2024), lo que implica la ausencia de acciones en la materia en el corto plazo y el posible incumplimiento de las metas internacionales asumidas por México. Asimismo, se destaca un sesgo a favor de los combustibles fósiles sobre la generación de energías renovables, a través de la construcción de la Refinería de Dos Bocas y de la modernización de plantas de generación de energía eléctrica, ya obsoletas, que emplean carbón, diésel, gas y combustóleo. Por otro lado, la cancelación de las subastas eléctricas representa un obstáculo más para el desarrollo de infraestructura de energías renovables, es importante mencionar que este era uno de los principales instrumentos para lograr las metas de energía limpia, al permitir contar con una mayor cartera de opciones y mejores precios. Lo anterior podría tener repercusiones en el cumplimiento del Acuerdo de París, ya que, según el CAT, los avances serían insuficientes en la Contribución Nacional Determinada no condicionada (NDC, por sus siglas en inglés) de reducción de emisiones de CO2. En este sentido, de acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la NDC no condicionada al 2030 implica una reducción de 22 por ciento de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) y una disminución del 51 por ciento de carbono negro, el cual es el contaminante más importante luego del CO2 y que se produce por la combustión incompleta de combustibles fósiles, la quema de leña, entre otros. Esto implica un compromiso parcial de México en los esfuerzos por contener el aumento de la temperatura en 1.5 grados centígrados.

Con base en lo expuesto anteriormente, el desempeño del sector eléctrico y el latente incremento en el uso y producción de hidrocarburos, son factores relevantes a considerar en la mitigación del cambio climático, pues la propuesta para incrementar la generación de electricidad consiste en aumentar la capacidad de las hidroeléctricas, modernizar plantas cuyos insumos son carbón, diésel, combustóleo y gas, y crear programas para incentivar la transición a energías renovables como la solar y eólica; no obstante, sobre el último punto hay pocos elementos para lograr la transición. Según datos publicados por El Heraldo de México, la cancelación de las subastas eléctricas tiene un impacto considerable, pues compromete las metas de alcanzar el 35 por ciento de energía de fuentes renovables en 2024, asimismo, el resultado de la subasta de 2017 dio como resultado uno de los precios más bajos de la historia, cuyo nivel máximo fue de 20.57 dólares por MegaWatt – Hora; por último, se pierden los Certificados de Energía Limpia (CELs) que se incluían en las subastas. En este aspecto, es importante mencionar que el crecimiento de las emisiones de CO2 atribuidas a la producción de energía eléctrica va en aumento, según datos del Banco Mundial, en 1971, la generación de electricidad aportaba 25.3 por ciento del total de las emisiones de la quema de combustibles fósiles, sin embargo, a pesar de haber una reducción desde 2003, al 2014 el indicador se ubicó en un 44.06 por ciento. Este año la dependencia federal que más recursos tendrá para acciones de mitigación del cambio climático es nada que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de un total de 41 mil 930.6 millones de pesos, la CFE contará con 40 mil 881 millones los cuales representan el 97.5 por ciento del total. De acuerdo con CNN Expansión, la cifra es la más alta en seis años, siendo un 314 por ciento mayor que lo destinado en 2014; sin embargo, no hay certidumbre de que los recursos sean suficientes para lograr las metas de reducción de emisiones y de energías renovables.

Si bien hace sentido dotar con un presupuesto mayor a la CFE en materia de cambio climático, persisten huecos en torno a la política de adaptación y mitigación ante la falta del Programa Especial de Cambio Climático, el aumento de la producción de hidrocarburos y la operación de infraestructura ya obsoleta en la generación de energía eléctrica. Asimismo, es importante recordar que para poder lograr las metas de reducción de emisiones y de energías limpias es necesario lograr la participación del sector privado, situación que se complica en el sector eléctrico ante la cancelación de las subastas. La consolidación del desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático dependen en gran medida de la incorporación de las acciones y recursos que puedan aportar los actores relevantes, situación que será cada vez más complicada en el sector eléctrico debido a la mayor centralización de la CFE.

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ