Como cuando éramos niños

Como cuando éramos niños

La frialdad humana nos ha quitado la bondad, la hermandad, nos ha secado prácticamente todo lo que teníamos de bueno como cuando éramos niños, quien de ustedes no recuerda las salidas a las 7 de la tarde a jugar “las trais” “el bebeleche” “las escondidas” “el chinchilaguas” “las retas de fut-bol” donde obviamente yo era el mejor (modestia aparte) y demás “momentos” que nos conectaban, que nos llevaron a hacer lazos entrañables con nuestros vecinos, que más allá de la amistad que se tenga, existe la estima por el simple hecho de decir “Lo conozco de toda la vida” y ni siquiera es tu hermano, primo, tío o algo tuyo. Lamentablemente estos lazos se han ido perdiendo todo por el “cochino” dinero, donde duela, guste o no, hemos dejado de hacer cosas que antes hacíamos, solo por querer tener 3 pesos más de recursos y todo para que, para tener comodidades, lujos y cosas que realmente no necesitamos, la última vez que vi niños en una calle a las 8 de la noche ya ni me acuerdo cuando fue, es más, creo que desde que fui niño. Hemos hecho poco resilientes a nuestros hijos, no les hemos dado “armas” para afrontar la vida como viene y con la palabra “armas” no me refiero a entregar juguetes que inciten a la violencia, me refiero a las herramientas necesarias para protegerse y proteger a sus semejantes. Somos en ocasiones tan “egoístas” que decimos “mientras no me pase a mí, que ruede el mundo” somos burlescos y cuando la tragedia nos abunda lo único que hacemos es “culpar” pero ¡Vamos! Cuantos de nosotros nos hemos detenido para preguntarle a un niño que está a solas ¿Dónde están tus padres? Me ha pasado un par de ocasiones que me piden mi teléfono para hacer llamada a sus padres, fuera de eso ¡No! Y lo acontecido en las últimas horas me hace decir ¡Realmente estamos haciendo lo correcto! La solución está en tener un policía por habitante, la solución es recluir a todos los delincuentes en un cerereso, desconozco cuál sea la “receta” que ustedes piensen, sin embargo su servidor piensa en reinserción social en sociedad (con brazaletes), empresas estatales o privadas en los cereresos para quien legalmente ni siquiera saldrá de prisión por los delitos cometidos (feminicidio, privación ilegal de la libertad, etc) y al mismo tiempo de reformar el Sistema Penitenciario en México, necesitamos reflexionar nuestro actuar, nuestro andar y sobre todo nuestro pensar, es por eso que, les dejo esta pequeña reflexión.

No todo es culpa del estado, No todo es culpa de la escuela, No todo es culpa de los padres, pero eso sí, la culpa si es de todos Nosotros.

Ya que hemos sido ciegos y no nos gusta ver donde nos hemos equivocado.

Dejando de lado esta “sutil” reflexión, la presente columna hablara de lo que nos hemos equivocado y para muestra tenemos varios “ejemplos” de nuestros simpáticos errores, que conforme pasan los días y los vas sumando, se convierten “ABSURDAMENTE” en horrores. A darle.

¡Que no venía preparado, pero siempre hay sed!

Hablando de sed que tal el asunto del agua, que si aumentamos los litros, aumentamos las tarifas o restamos las “dietas” o restamos “los recursos” en los últimos días han surgido propuestas “bastante” pintorescas unas más, unas menos. La única cosa es, que la jiapaz, el Alcalde de Zacatecas y el de Guadalupe tienen sus “ideas” donde confió, espero y hasta cierto punto deseo, salga la propuesta “sumando” las “ideas” de los 3, aquí no es de quien encabezar o quien se “cuelga” el milagrito, aquí necesitamos que construyan un puente de comunicación y de solución a tal “conflicto”. Sin protagonismos absurdos erróneos y hasta cierto punto fuera de lugar. Las “luchas sociales” se afrontan con compromiso y hombres, no con nombres. El 80% de la población a la cual se le “afecto” en menor medida, quizá sea en la que más impacto tendrá, en razón de que pues el servicio se “cobra” puntualmente, sin embargo, el suministro del agua llega siempre a “destiempo”. No basta solo con que los “actores” principales nos regresen el precio anterior o que nos aumenten la cantidad de agua, es más ni siquiera que les bajen el sueldo a los regidores para “subsidiar” “estimular” o “apoyar” a los que menos tienen. Necesitamos más allá de eso, VALORAR el agua, reparar las fugas y sobre todo necesitamos NO ROBARNOS EL AGUA. Las ideas absurdas o buenas, no son nada si todos no hacemos lo propio y nos SUMAMOS a la solución.

Hablando de absurdos tenemos los que solo pasan en Zacatecas, donde una “violación equiparada” no es violación y aquí es donde dices “Achis Achis los Mariachis” su inseguro servidor, allá por el año 2011 le toco colaborar en las reformas al Código Penal Para el Estado de Zacatecas precisamente en delitos del orden sexual y pues ¡Cómo les explico!. A la letra del Código Penal en comento, nos señala en su artículo 237.- Se equipara a la violación y se sancionara con la misma pena: fracción II; Al que introduzca vía vaginal o anal cualquier elemento o instrumento distinto al elemento viril, por medio de la violencia física o moral, excepto en menores de doce años donde nos es necesario la violencia, sea cual fuere el sexo del ofendido, se le impondrá una pena de seis a quince años de prisión y multa de veinte a cien cuotas, independientemente de la pena que corresponda por el delito de lesiones que pudiera resultar.

Debemos dejar claro que según la RAE equiparar significa: Considerar o hacerse igual o equivalente a otra persona o cosa. Entendido lo anterior no deben de “ofuscarse” debemos dejar claro siempre que “La ignorancia de la ley no te exime de su cumplimiento” y lejos de desgastarnos sobre el dominio o no del SSP sobre el Código Penal, necesitamos que se encuentre al probable culpable y se le castigue como lo ordena la Norma. Y ya para concluir con nuestra alegre columna les dejare la pequeña recomendación.

Consejo recomendación: Violencia genera más Violencia.

¡ÁNIMAS!

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ