La resolución de conflictos sin entrarle al fondo

La resolución de conflictos sin entrarle al fondo

Cualquier actor político que llegó al poder hace un par de años en cualquier estado, como el Gobernador Alejandro Tello que obtuvo el triunfo y rindió protesta en el 2016, debió siempre ser consciente de que llegaría a tomar las riendas de una administración en crisis, pues los gobiernos que los han antecedido sumieron a los estados, a sus instituciones públicas y por ende a la administración pública en una crisis tanto financiera como política.

Las practicas realizadas por toda una generación de políticos sin interés social, permitieron que nuestras instituciones se convirtieran en agencias de colocación de familiares, amigos y operadores políticos que para nada desquitaban su sueldo, al mismo tiempo despilfarraron el dinero y endeudaron a los municipios y estados sin aportar mucho a los ciudadanos, la falta de medicamentos, la falta del pago de prestaciones a trabajadores así como del pago a las instituciones de seguridad, entre otras, fueron lo que caracterizó a dichos gobiernos.

La promesa que todo aspirante a gobernar realiza de sanear las finanzas públicas es esperanzadora para todos los zacatecanos que desean el progreso de su estado y por ende un mejor estilo de vida para todos, sin embargo, las promesas en la mayoría de los casos han sido incumplidas, hoy tenemos a un gobernador que ha hecho el esfuerzo por sanear las finanzas, empero, la falta del combate a la corrupción, la erradicación de la aviación y la no reducción de los beneficios de la clase política, entre muchas más, crean la percepción de que no existen esfuerzos para hacer frente a la crisis administrativa.

Las declaraciones del gobernador vertidas a través de las redes sociales mediante video en las que señala que solicitará una auditoría al ISSSTEZAC ponen en evidencia la política de buscar resolver un conflicto cuando ya estalló la crisis y no antes de que fuera previsible la aparición de la situación.

El Gobernador durante su campaña dejó claro que no sería tapadera de nadie, que su gobierno no se dedicaría a enterrar las evidencias en caso de que su antecesor o alguno de sus funcionarios hubiesen cometido actos de corrupción como desvíos de dinero, cobro de cuotas para la designación de obras u otras formas de hacerse del recurso público para beneficio personal. Los ciudadanos esperaban justicia a sabiendas de que por todos era conocido, sobre todo por el gremio constructor, del cobro de diezmo (o más) en la designación de obras públicas, la respuesta del gobierno fue nula, no esperábamos una cacería de brujas pero si al menos que se investigara y se exigiera justicia en el reintegro del recurso jamás comprobado y que quienes hubiesen realizado actos ilícitos pagaran.

La acción de hacerse de la vista gorda ha caracterizado a muchos gobernantes que por diversas cuestiones, como el pacto de impunidad con sus antecesores a cambio del respaldo electoral, han sumido a Zacatecas en diversas crisis que año con año continúan apareciendo.

El anuncio de una auditoría poco representa para la solución de una crisis financiera de una institución a sabiendas de la irregularidad en la designación del auditor superior. Para resolver los conflictos que Zacatecas atraviesa se requiere más, es necesario que se investiguen todos los actos de corrupción cometidos de la fecha hacia administraciones pasadas, no como una cacería de brujas, sino como un acto de justicia social; que se implementen acciones reales para combatir de fondo la corrupción sistemática en la administración pública y que el dinero, sea poco o mucho, sea aplicado con eficiencia y eficacia; que se eliminen de una vez por todas los beneficios que sostienen los diputados, los servidores públicos y fomentar políticas para mejorar la recaudación y evitar vender inmuebles que más allá de representar un gasto deben representar ingreso para el gobierno del estado.

La administración pública requiere de una reestructuración a fondo, las acciones mediáticas y superficiales no servirán cuando se hacen solamente para justificar la venta de inmuebles y la ineficiencia, la justicia debe buscarse desde lo local y no esperar a que venga la justicia desde otros países para quienes se han enriquecido en sus encargos. Ser gobernante requiere de coraje a sabiendas de que si se busca un cambio y dar resultados a la sociedad es pisar callos de cercanos y no cercanos, quien no comprenda esto o que renuncie a su encargo o que no le entre a la búsqueda de encabezar una administración.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ