Economía de AL se estancó en 2019: FMI; ve riesgos por crisis sociales

Economía de AL se estancó en 2019: FMI; ve riesgos por crisis sociales
Imagen tomada de @FMInoticias

Santiago. El crecimiento en América Latina se estancó en 0.1 por ciento durante 2019 y repuntará ligeramente menos de lo previsto este año, menoscabado por las debilidades externas y los rezagos de grandes economías regionales como México y Argentina, dijo este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En sus primeras proyecciones del año sobre la actividad de la región, el organismo con sede en Washington indicó que las naciones de América Latina presentarán un crecimiento en su conjunto de 1.6 por ciento este año, una baja 0.2 puntos porcentuales frente a su reporte de perspectivas de octubre. El próximo año la actividad arrojaría un avance de 2.3 por ciento, añadió.

El nuevo panorama incorporó los efectos de una prevista recuperación gradual en el mundo y apuntó como factores de riesgo las tensiones sociales surgidas en países como Chile, donde el Fondo aplicó una drástica rebaja de las proyecciones de expansión este año, a 0.9 por ciento.

“Si bien las causas de las tensiones sociales varían de un país a otro, éstas en general reflejan una insatisfacción con ciertos aspectos de los sistemas económicos y políticos”, indicó el FMI en un comunicado, en el que añadió que una clave para reactivar el crecimiento “es hacerlo más inclusivo”.

Chile, otrora uno de los países más estables en Latinoamérica, se vio sacudido en octubre por violentas protestas contra el sistema económico que dejaron decenas de muertos, dañaron la infraestructura pública y alarmaron a los inversores. El Producto Interno Bruto de la nación minera creció apenas 1 por ciento en 2019, según el reporte.

El FMI redujo además su previsión del crecimiento del PIB de México en 0.3 puntos porcentuales, a 1 por ciento para este año, mientras espera a que se vayan normalizando las condiciones económicas, en buena parte sujetas a los lazos comerciales con Estados Unidos, la política fiscal de su gobierno de izquierda y a la esquiva inversión.

Cifras dispares

Las perspectivas del FMI para la región contrastan de país a país y ahora parecen reflejar más los acontecimientos internos, en vista de que el panorama global parece calmarse por una distensión de las guerras arancelarias.

Argentina, donde acaba de asumir un nuevo gobierno que negocia una compleja reestructuración de su deuda, el FMI espera una contracción de 1.3 por ciento en 2020 y una recuperación a 1.4 en el próximo año, sin cambios frente a las estimaciones de hace tres meses. El PIB de la nación sudamericana se habría contraído 3.1 por ciento el año anterior.

El nuevo panorama incorporó los efectos de una prevista recuperación gradual en el mundo y apuntó como factores de riesgo las tensiones sociales surgidas en países como Chile, donde el Fondo aplicó una drástica rebaja de las proyecciones de expansión este año, a 0.9 por ciento.

“Si bien las causas de las tensiones sociales varían de un país a otro, éstas en general reflejan una insatisfacción con ciertos aspectos de los sistemas económicos y políticos”, indicó el FMI en un comunicado, en el que añadió que una clave para reactivar el crecimiento “es hacerlo más inclusivo”.

Chile, otrora uno de los países más estables en Latinoamérica, se vio sacudido en octubre por violentas protestas contra el sistema económico que dejaron decenas de muertos, dañaron la infraestructura pública y alarmaron a los inversores. El Producto Interno Bruto de la nación minera creció apenas 1 por ciento en 2019, según el reporte.

El FMI redujo además su previsión del crecimiento del PIB de México en 0.3 puntos porcentuales, a 1 por ciento para este año, mientras espera a que se vayan normalizando las condiciones económicas, en buena parte sujetas a los lazos comerciales con Estados Unidos, la política fiscal de su gobierno de izquierda y a la esquiva inversión.

Cifras dispares

Las perspectivas del FMI para la región contrastan de país a país y ahora parecen reflejar más los acontecimientos internos, en vista de que el panorama global parece calmarse por una distensión de las guerras arancelarias.

Argentina, donde acaba de asumir un nuevo gobierno que negocia una compleja reestructuración de su deuda, el FMI espera una contracción de 1.3 por ciento en 2020 y una recuperación a 1.4 en el próximo año, sin cambios frente a las estimaciones de hace tres meses. El PIB de la nación sudamericana se habría contraído 3.1 por ciento el año anterior.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ