La basura en Guadalupe: ¿un problema puede convertirse en oportunidad?

La basura en Guadalupe: ¿un problema puede convertirse en oportunidad?

Un tema muy sensible de los municipios es el servicio de la colecta de basura. Tal vez sea, junto al servicio de agua y alumbrado público, la demanda más importante de la ciudadanía a las autoridades locales. Los municipios, según un conteo del CIDE, tienen en sus hombros mil 230 responsabilidades adicionales a las estipuladas en el artículo 115 constitucional, derivadas de las leyes generales. Las cuales, obviamente, no se cumplen. Pero sus tareas básicas, como es alumbrado, basura, seguridad y agua, tampoco las están cumpliendo con un mínimo de eficacia.

Los municipios están en la quiebra. Y Guadalupe es un caso especial, porque además acumula un adeudo muy difícil de resolver y bien parece una fábrica de laudos laborales. En este espacio señalamos la estrategia equivocada de apostarle a la vía de la concesión o la privatización para otorgar los servicios municipales básicos. Las razones del fracaso son de diferente índole, pero aquí podemos, al menos, descartar el conflicto de interés. Y es bueno saberlo. Esto es, una de las razones de por qué las administraciones gubernamentales contratan empresas privadas para que hagan sus tareas, es el conocido moche que reciben con la contratación. Pero en el caso concreto de la empresa que contrataron en Guadalupe para encargarse del servicio de recolección de residuos sólidos, se puede constatar que no había moche de por medio. Justo por ello, inició el procedimiento para dar por terminado el contrato. Es muy poco probable que algo así ocurra cuando se trata de acuerdos bajo la mesa. Bien por eso.

Sin embargo, también se constata la estrategia fallida de apostarle a la vía privatizadora para resolver el problema de la dotación eficiente y eficaz de recolección de residuos sólidos. Por tanto, el ayuntamiento ahora deberá pensar en formas creativas para resolver este asunto. La idea de conformar una empresa social tutelada por el propio municipio a cargo de los mismos pepenadores para realizar la separación, reuso y reciclaje de la basura, puede tomar actualidad. Si se puede procesar la basura, como el pelitizado del plástico, el reciclado del vidrio y papel, y la preparación de los metales, se le dotaría de valor agregado a los residuos y, con ello, de mayor rentabilidad económica. Superar el modelo de tratamiento que entierra la basura es una absoluta prioridad. Además de hacer participar a la ciudadanía con la separación de la basura para facilitar su procesamiento. El municipio puede emprender iniciativas muy productivas con el uso de la creatividad y la innovación, y no querer soltar la toalla por la vía de la privatización. Aún es tiempo de que el alcalde rehaga su estrategia para resolver este problema. Entendemos que el municipio colabora con la unidad académica de Economía, con el PEIDA de la UAZ y con la Utez; y dichos académicos bien pueden hacer propuestas técnicas y sociales para que el municipio elabore planes creativos para hacer de la basura, no un problema, sino una oportunidad. Estaremos atentos de los siguientes pasos del alcalde en este tema.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ