7.8 C
Zacatecas
lunes, 25 octubre, 2021

“México tiene muchos problemas y creo que el cine ayudaría a resolverlos”: Xavier Robles

Más Leídas

■ Participan guionistas de la cinta “Rojo Amanecer” en charla en el marco del festival de cine

■ Coinciden escritores en que dentro del ámbito lo importante es el conocimiento heredado

■ Cineteca nacional rescata films internacionales frente al monopolio hollywoodense: Ortega

 

Xavier Robles y Guadalupe Ortega hicieron historia en 1988, cuando después de terminado su argumento de “Bengalas en el cielo” se acercaron al cineasta Jorge Fons para plantearle la idea de la adaptación a la pantalla; una historia que hablaba de lo acaecido el 2 de octubre de 1968 pero lo hacía de una manera “inteligente”, a decir de Fons, porque no asomaba la mirada a la plaza de Tlatelolco y además era muy factible de llevar a cabo porque no exigía la gran producción para acercarse a uno de los temas prohibidos en el cine en la segunda mitad del siglo 20.

Fue pues, gracias a estos dos escritores inquietos, que “Bengalas en el cielo” se llevó a la pantalla grande con un título menos poético y sí directo y crudo, como “Rojo amanecer”, la cual se tuvo que rodar en la clandestinidad, con dinero propio del productor Valentín Trujillo y de los actores, y ser enviadas sus copias completas al extranjero antes de la revisión de la Secretaría de Gobernación, que aun así, solicitó se eliminaran algunas escenas que atacaban directamente al Ejército mexicano. Pero esa es otra historia.

Xavier Robles y Guadalupe Ortega fueron parte de los invitados al primer Festival Internacional de Cine de Zacatecas, un evento que reunió a talento emergente del cine nacional, pero también a personajes importantes y consagrados como ellos, que con toda la sencillez del mundo, ofrecieron charlas, compartieron anécdotas y regalaron pinceladas de sabiduría y crítica, de esa que se echa de menos, en entrevistas como esta que accedieron a darle a La Jornada Zacatecas, en la que se tocaron temas en torno a la creación, el aprendizaje, el presente y el futuro de México desde la perspectiva de, nada más y nada menos, los guionistas que se atrevieron a desafiar al sistema.

“EL CINE ESTÁ HECHO PARA TRASCENDER, PARA MEDITAR, PROFUNDIZAR EN LOS TEMAS…”

Sentados en dos sillas de director en Plaza de Armas, sorteando el ruido de las rutas urbanas, Xavier Robles y Guadalupe Ortega platicaban con todo el que se acercara y el trato fue como si se conocieran de años. Mientras Xavier prendía un cigarro más, Guadalupe tomaba bajo su brazo, el guión de “Bengalas en el cielo” empastado en rojo y firmado por los dos para dejarlo de regalo en la ciudad.

Junto a ellos, decidimos caminar rumbo al patio de su hotel y comenzar a platicar de cine, y pensando en que Zacatecas también tuvo a su gran guionista en Mauricio Magdaleno, que hizo un equipo insuperable con Emilio “Indio” Fernández y Gabriel Figueroa, le pregunto a Xavier qué opina de él:

“Mauricio fue un gran cineasta – dice antes de encender su cigarro-, un gran escritor que sabía mucho de cine y que aprendió mucho de cine. Es decir, el cineasta verdadero de cualquier nacionalidad del mundo, tiene que estar en aprendizaje permanente, entonces Mauricio aprendió mucho de los directores con los que trabajó, como todos hemos aprendido de mucha gente. Lo importante es que este conocimiento sea transmitido y Mauricio lo mantuvo. Gran escritor, no tuve el gusto de conocerlo, pero sin duda es uno de los grades del cine mexicano”.

La respuesta de Robles detona la primera interrogante: ¿Cómo ha ido evolucionando la manera de construir una historia en el cine mexicano, desde la Época de Oro, al tiempo en el que ustedes comenzaron a escribir guiones y hasta llegar a lo que se vive ahora?

-XR: No hay que olvidar que hubo maestros muy importantes, intermedios, por ejemplo el propio Alejandro Galindo, que era escritor además de gran cineasta; Tomás Pérez Turrent, escritor de Canoa, gran escritor, gran maestro y gran amigo. Es decir, no es generación espontánea, viene el conocimiento heredado de generación en generación y yo aprendí particularmente de Felipe Cazals y Pérez Turrent, son mis grades maestros en el cine, y si aprendí más o menos bien es porque tuve grandes maestros.

Ahora eso se ha desdeñado; la enseñanza. Se piensa que se nace con talento para escribir comedia, porque Imcine lo que apoya son comedias, melodramas. Y entre más vulgares y tontas sean, más dinero les ofrecen. Pero el cine está hecho para trascender, para meditar, para profundizar en los temas, para analizarlos, no sólo para divertirse que también es una función del cine, no sólo es un espectáculo, que lo es; sino que también es un medio de reflexión, de comunicación, de intercambio creativo con otros cineastas y con el público en general.

Creo que ha hecho mucho daño el cine de Hollywood. No tememos más que un monopolio del cine de Hollywood en México y grandes películas alemanas, francesas, iraníes, chinas no llegan a México o las encuentra uno en festivales por ahí arrumbadas.

-GO: Antes sí era factible encontrar cine francés, cine argentino, cubano, era común, pero de pronto hubo una ausencia total y ahora la Cineteca ha tratado de rescatar afortunadamente esto, pero son muy contados los sitios, -interviene Ortega-.

-XR: En la Cineteca se ha hecho muy buena labor por parte de Alejandro Pelayo, que esperemos siga muchos años, pero la verdad es que en otros organismos del estado no puedan presumir de su gran labor. El cine que están promoviendo es imitación del mal cine hollywoodense, y creo que ha hecho mucho daño a los escritores de cine, porque contempla un modelo único que sirve para Hollywood pero que no sirve para México, para las realidades distintas y diversas idiosincrasias. Esta estructura de dos actos y que el segundo está partido, realmente ha sido una carga, un estorbo en la labor de enseñanza de los escritores mexicanos.

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias