Presupuesto participativo: muerto en las guerrillas internas de Godezac

Presupuesto participativo: muerto en las guerrillas internas de Godezac

Desde la campaña, Alejandro Tello prometió el ejercicio de Presupuestos Participativos. Sobre esa base, el equipo de Planeación encargado de poner en práctica los compromisos de la contienda, hizo un primer esquema de aplicación del presupuesto participativo, el cual era elemental pero una idea para iniciar. Para ello, pensaron en el impuesto de nómina, que ascendía a 200 millones para impulsar formatos donde la ciudadanía elegía obra pública a través de plataformas digitales, también la propuesta de proyectos innovadores de la ciudadanía que podían financiarse con esa bolsa. También se proyectó la posibilidad de hacer bolsas para presupuesto por territorios y con ello inspirar la organización de la población para empoderarse en la planeación de obras y proyectos para mejorar su nivel de vida. Recordamos que nos invitaron a una rueda de prensa para explicar el programa de presupuesto participativo que estaba en curso su puesta en marcha. Sin embargo, eso nunca llegó. En algún camino a través de las guerrillas internas de Gobierno del Estado, quedó atorada o muerta dicha iniciativa.

Con lo anterior, ha sido incumplida la promesa de ascender a esquemas presupuestarios participativos. Para darle no solamente eficiencia, sino efectividad a la acción de la administración pública, es que varios organismos de Naciones Unidas se han dado a la tarea de promover diversas formas de Gobierno Abierto a la mirada y participación ciudadana. Se ha renunciado a construir modalidades de presupuesto participativo que se vinculen a la potencia innovadora de la inteligencia social. Usos no sólo orientadores de gasto, sino de creación de nuevos caminos en el desarrollo. Ambos usos son importantes, el ‘orientador’ y el ‘creativo’. En ambos casos la mejor opción es impulsar a la ciudadanía a que realice proyectos, porque esta medida estimula la organización de las personas. Para hacer un proyecto con interés público, se tiene que pasar de la mera comunicación e interacción a la organización, lo cual es la mejor manera de generar densidad societal; que en cadena tiene muchos otros beneficios sociales. Y se estimula también la inteligencia social ya que a los proyectos se les puede exigir atender necesidades objetivas, justificación estratégica (atender problemas centrales), viabilidad técnica y financiera o contar con apoyo ciudadano. La organización tendrá que hacerse inteligente para cumplir esos requisitos.

Para el 2020 no hay un peso para el presupuesto participativo en el estado, pero también no hay nada en los municipios. Los candidatos a las alcaldías también habían manifestado su disposición a impulsar esta forma de democracia presupuestal. Nada. Han preferido decidir con sus propios criterios el destino del dinero público y no tomar en cuenta las prioridades sociales en sobre el mismo. Y conforme se acerque el tiempo de las campañas electorales la probabilidad será menor para impulsar estas formas presupuestales. Lo que ahora tenemos claro es que se impulsó desde dentro de Godezac, pero nunca se aplicó: quedó muerta en el camino.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ