Representantes populares sin sentido social

Representantes populares sin sentido social

En reiteradas ocasiones hemos señalado que Zacatecas vive una crisis de crecimiento debido a que desde hace varias administraciones hemos sido gobernados por representantes populares sin ningún sentido social. Desde hace años las diversas administraciones han reciclado a los mismos funcionarios que poco han aportado al desarrollo del Estado y bienestar de loa zacatecanos, por el contrario es bien sabido de la gran corrupción y la enorme crisis económica en la que han sumido tanto al estado como a los 58 municipios.

Una gran mayoría de estos funcionarios y representantes populares han logrado amasar fortunas durante sus encargos, algunos de ellos emprendiendo negocios para intentar disimular la corrupción de la que han sido partícipes.

El nulo progreso del estado lo debemos, entonces, a la corrupción y a una clase política que ha sido manipulada por la ambición al poder y al dinero. El actual mandatario estatal más allá de cumplir su promesa de ser un gobierno diferente y de no convertirlo en agencia de colocación, ha reciclado a la misma clase política que los ciudadanos rechazaron en las urnas en el 2018.

El gasto en las administraciones públicas (gobiernos municipales y gobierno del estado) se destinan en su mayoría al pago de nóminas y aciones innecesarias que solamente sirven en lo mediático, pero que no fomentan ni impulsan el desarrollo de las mismas. Hemos sido gobernados por el criterio de que mejor lo que sirva electoramente a lo que aporte al bienestar social.

El reclamo de los presidentes municipales y algunos gobernadores emanados de los partidos de la ahora oposición perdió toda credibilidad y obtuvieron nulo respaldo social debido a que los habitantes de dichas administraciones conocen el despilfarro de los recursos que estos perciben, los lujos que se dan a si mismos como altas percepciones, viajes con cargo al erario disfrazados de gestiones, el pago de acompañantes de medios de comunicación a los mismos, el financiamiento de ferias regionales y estatales que solamente traen beneficios para grandes empresas.

La declaración realizada por el Gobernador Alejandro Tello en la que señala que no se destinará recurso para la feria estatal para el año 2020 resulta más un capricho y un castigo político para el encargado de la misma por la pésima administración de la del presente año, en dónde se demostró que existieron malos manejos del recurso de la misma, destinado millones de pesos para contratar artistas que cobran cantidades millonarias mientras Zacatecas se posiciona como uno de los estados en donde existen mayores porcentajes de pobreza y de inseguridad.

Un capricho y castigo politico porque mientras señala que no habrá presupuesto para dicha feria, cuestión que los zacatecamos celebramos y entendemos claramente por existir prioridades, propone destinar 483 millones al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, cerca de 60 millones más que lo propuesto para el Congreso del Estado, presupuesto que sería mayor al destinado al campo y a obra pública por más de cien millones de pesos.

Dentro del presupuesto para el SEDIF se contemplan diversas acciones enfocadas supuestamente a la atención de sectores vulnerables como la juventud, sin siquiera explicar qué tipo de acciones realizaran para los mismos, por otra parte contempla un apartado para eventos especiales sin especificar a qué se refiere con los mismos.

Es así que podemos entender que la situación por la que atravesamos los zacatecanos se debe a una crisis en el ámbito político gracias a que nuestros partidos políticos se han dedicado a reciclar a los representantes que arrojan para ser electos mediante el voto popular. El progreso de Zacatecas llegará cuando estas propuestas sean electas mediante la voluntad de la militancia, de los ciudadanos y mediante procesos realmente democráticos.

En el proceso electoral del 2021 los ciudadanos tendremos la oportunidad de cambiar de una vez por todas nuestra clase política, debemos comenzar por exigir que los partidos políticos cumplan con la función para la que surgieron, una vez llegados los tiempos electorales, podremos elegir a aquellos que representen un cambio generacional en la forma de hacer política, a los que estén dispuestos a perder los privilegios para que el poco recurso pueda destinarse para el bienestar de los zacatecanos y no para beneficio electorero.

Iniciemos fomentando la participación, enterándonos quiénes han sido estos actores reciclados sexenio tras sexenio y quitando todo respaldo a los mismos. Si deseamos que la cuarta transformación traiga un cambio de régimen en nuestro estado es prioridad dejar de elegir a quienes han corrompido y evitado el desarrollo estatal.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ