Entre el reclamo político y el mejor poema del mundo, dio inicio la FIL Guadalajara 2019

Entre el reclamo político y el mejor poema del mundo, dio inicio la FIL Guadalajara 2019
El poeta mexicano, David Huerta, recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances ■ foto: CORTESÍA: NATALIA FREGOSO/ FIL 2019

■ Padilla y Alfaro aprovecharon para atacar el rumbo del primer año del presidente AMLO

 

GUADALAJARA, JAL. Afortunadamente llegó la poesía para calmar los ánimos en el inicio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2019. En la ceremonia de inauguración y premiación, el reclamo político privó desde el inicio saliendo desde las voces de dos personajes de la vida política del estado, Raúl Padilla, presidente de la FIL y Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, quienes aprovecharon el micrófono de esta cumbre del pensamiento para atacar el rumbo del primer año del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La FIL, dijo Padilla, “es un espacio para el debate, las coincidencias y discrepancias en el marco de un diálogo respetuoso y tolerante, donde se reflexiona sobre las realidades del país y el mundo, y donde propiciamos analizar de forma crítica y constructiva el acontecer social y las políticas de Estado”, por ello, aprovechó para emitir algunas reflexiones sobre la perspectiva en materia educativa y cultural para el país.

El presidente de la FIL lamentó que la educación superior, la ciencia y la cultura hayan tenido indicadores de rezago en los últimos sexenios, por lo que se espera que ahora que se despliegan impulsos transformadores en el país, dijo, estos rubros sean el principal pivote para el desarrollo de México.

“Compartimos el propósito de llevar la educación superior al mayor número posible de jóvenes y el de brindar apoyos a los sectores más vulnerables. Pero, justamente por ello, resulta difícil entender que, para efectos prácticos, en el presupuesto federal se recorte el financiamiento a las universidades públicas y se frene su capacidad de crecimiento y mejora de la calidad. Cualquier alternativa que no ponga énfasis en la calidad del aprendizaje, corre el riesgo de perpetuar la inequidad, en lugar de aminorarla”, manifestó Padilla.

Y es que, a decir del presidente, hay acciones, que por loables que sean en su propósito, no están apuntando en esa dirección. “Por encomiable que resulte la idea de llevar más libros a más lectores, la sola difusión de obras fundamentales de la literatura universal, sin la apertura de mayores espacios editoriales a nuevos talentos, pensadores o literatos, corre el riesgo de restringir la posibilidad de acceso a nuevas voces e ideas por parte del público lector, estrechando con ello los beneficios de la lectura”.

Los empeños ideológicos, advirtió, explicables en el ámbito de la política y la decisión gubernamental, son lesivos para la integridad y la libertad en el ámbito del arte, la ciencia y la cultura. “Sin la libertad intelectual y la madurez cognoscitiva que se origina en la cultura, no hay ciudadanía democrática, ni por lo tanto, gobiernos democráticos”.

Por tal motivo, señaló que desde la FIL se hacen votos para que Estado y sociedad asuman a la cultura como una auténtica prioridad, demostrando que la transformación nacional sólo es posible si se construye desde las ideas, el pensamiento crítico y el fomento de la cultura.

David Huerta y el mejor poema del mundo
El Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances ha sido este año para el poeta mexicano David Huerta, quien se une a otros nueve poetas que lo han recibido, entre ellos Nicanor Parra, Eliseo Diego, Olga Orozco, Juan Gelman, Tomás Segovia, Yves Bonnefoy e Ida Vitale, apenas el año pasado y a quienes les preguntó, desde su discurso “¿Puedo recibir este premio?”, pues, y citó a Borges, la vanidad y la nostalgia le armaron una escena imposible.

Luego de que los nueve poetas asintieran en el espíritu con un gesto “leve”, entre el desgano y la resignación, según Huerta, el poeta habló del que dijo era “su tema” central del discurso: el mejor poema del mundo, ese “que se instala para siempre en nuestra mente con la fuerza no de uno sino de varios poemas que resuenan los unos en los otros y que forman con el tiempo una red infinita de imágenes, sensaciones y significados”.

“Podemos escuchar, ver, leer, citar, memorizar el mejor poema del mundo si somos capaces de mirar ese lugar donde se ha instalado y que, lo diré cuanto antes, se confunde y aun se identifica con él: la mente humana, la mente de cada uno de nosotros, la mente de todos. La mente humana es el mejor poema del mundo”, por lo que, consideró el autor, atacar la poesía es atacar a la mente humana, es decir, a la inteligencia, la imaginación, la capacidad de discernimiento, las fuerzas de la crítica y el juicio.

El poema, dijo Huerta, es de una diversidad vertiginosa, el opuesto perfecto del “obtuso, lerdo y estéril monólogo del poder”. Por eso es importante la poesía, enfatizó, porque es el espejo de todo contrapoder. En este sentido el poeta hizo hincapié en la violencia que impera y que, literalmente, arranca el rostros de las personas, como fue el caso del normalista Julio César Mondragón que quedó desfigurado y sin rostro la noche del 26 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala, Guerrero.

“Veo en la trama del mejor poema del mundo, en la porción que tengo más cerca de los ojos y el corazón, muchas presencias y un río de espíritus. Veo a mi padre sentado ante su máquina de escribir, sonriente y trágico. Veo a mi madre, severa y también sonriente, dueña en toda hora, como decía Macedonio Fernández, de las tres certezas: Ética, Mística, Práctica, bañada en la claridad de su alma generosa: a ella le debo una porción cardinal de lo que pueda yo valer. Veo a mis alumnos de las dos universidades públicas en las que doy clases. Veo, en fin, a mi esposa Verónica, a quien le refrendo lo que dice Garcilaso de la Vega en su Soneto Quinto, en los dos versos finales del poema: “por vos nací, por vos tengo la vida, / por vos he de morir y por vos muero.” finalizó Huerta, no sin antes agradecer a todos a quienes les debe lo que hace, la poesía.

La FIL se desarrollará hasta el próximo 8 de diciembre y entre sus actividades destacan y destacaron el primer fin de semana, presentaciones editoriales de Mario Vargas Llosa, la presencia de Siri Husdvedt, recientemente premiada con el Princesa de Asturias de las Letras, así como conferencias de Juan Manuel Santos, Premio Nobel de la Paz y ex presidente de Colombia y Arun Ghandi, nieto de Mahatma Ghandi cuyo espíritu pulula en esta FIL en la que India es el país invitado de honor.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ