Violencia contra las mujeres: desventaja corrosiva de desarrollo humano

Violencia contra las mujeres: desventaja corrosiva de desarrollo humano

¿Qué relación hay entre la violencia que se ejerce contra las personas (y específicamente las mujeres) y el desarrollo humano de las mismas? El PNUD define el Desarrollo Humano como el impulso de las llamadas ‘Capacidades’: ¿qué son capaces de hacer y ser las personas? Una persona tiene detenida su libertad cuando no es capaz de hacer aquello que la realiza como persona y la hace florecer. Las capacidades son tanto las habilidades internas que adquiere el individuo, como las oportunidades que da el entorno. En ocasiones las personas no pueden realizar su vocación por causa de falta de habilidades internas o por ausencia de oportunidades sociales: ambas constituyen las llamadas ‘capacidades’. Entre las capacidades más importantes, tenemos el poder tener una vida suficientemente larga y con la calidad suficiente que valga la pena vivirla; otra capacidad es la ‘integridad física’: poder desplazarse libremente de un lugar a otro, estar protegido de ataques y agresiones sexuales o violencia doméstica; también es una capacidad poder hacer uso del pensamiento para crear y recrear la vida; no tener miedo para el despliegue de las emociones y tener autonomía para poder decidir su destino. Y otras más. Lo importante, es caer en la cuenta que las personas son un fin en sí mismo y su valor no depende ni de su inteligencia o su fortaleza o su posición social.

Pues bien, la violencia viene a destruir, aminorar o extenuar todas las capacidades. Esto es, la violencia es una ‘desventaja corrosiva’ del desarrollo humano: un dispositivo negativo que genera la privación de efecto multiplicador en las capacidades. Así como la Paz es una ‘capacidad fértil’: una condición de efecto multiplicador en la apropiación de más y mejores capacidades. En ese sentido, la violencia es una dis-capacidad social corrosiva.

La violencia social, psicológica y física tiene un sesgo de género. La falta de oportunidades (en lo social) y la agresión directa (en lo personal) se concentran en las mujeres. Agresiones en la calle, en el hogar, el trabajo y la iglesia. Esto es así, que el Índice de Desarrollo Humano, no sólo se ha ajustado por el efecto de la desigualdad, sino que ya se mide ajustado por la violencia contra las mujeres. De ese tamaño es la importancia o peso de este tema. La violencia es un elemento que limita la autonomía personal y que se traduce en una menor valoración del conjunto de oportunidades de bienestar. En suma, la violencia contra las mujeres representa una restricción a su agencia para ver realizadas sus capacidades de alcanzar lo que consideran valioso, y en consecuencia reduce su calidad de vida.

Así las cosas, si el Estado es el responsable de gestionar el desarrollo humano de sus pueblos, una terea que tiene encima y no puede eludir es detener la violencia contra las mujeres. Hasta hace poco esos temas eran asuntos asignados a la vida privada, pero ahora ya no lo son más: son temas de interés público.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ