Miscelánea

Miscelánea

Mensaje que fue expresado a los jóvenes militantes del Partido para el Desarrollo de Zacatecas, con motivo de su Primer Congreso Estatal Ordinario, celebrado el 17 de noviembre pasado.

Abusando de la generosidad de mi amigo Raymundo Cárdenas Vargas, le agradeceré que en el espacio de mi colaboración semanal, pudiera dar cabida al mensaje que en mi calidad de asesor jurídico del Partido Para el desarrollo de Zacatecas PAZ, dirigí a sus jóvenes militantes el pasado 17 de noviembre, por considerarlo de interés general:

Todo partido político tiene como objetivo inmediato la conquista del poder político y jurídico.

El partido que alcanza el poder, no puede conformarse con dejar hacer, dejar pasar y dejar gobernar sin control alguno a quienes el Instituto Político colocó por la vía electoral en los diferentes cargos dentro de la administración pública y menos, a aquellos que, vía designación directa son nombrados para apoyar en el difícil arte de gobernar.

El partido no puede suplantar a su gobierno, como tampoco puede convertirse en bolsa de trabajo o cartera de recomendaciones. Lo que sí puede y está obligado a hacer, es convertirse en vigilante del gobierno por el cumplimiento de las ofertas de campaña, de la honestidad de los gobernantes y como promotor de propuestas sociales.

El partido se hace gobierno ofertando no sólo un programa de actividades sociales y administrativas, pues la oferta mayor, la que espera la gente con más entusiasmo es la conjunción de dos valores: Ética e ideología que se vean reflejados en cada uno de los actos que realice el nuevo gobierno.

“Las ideologías, al definir la organización social, señalar el papel del Estado, establecer las relaciones de producción y de propiedad, fijar los límites de la autoridad pública y los linderos de la libertad personal, no pueden dejar de tener una ética.”

“El divorcio entre la ética y la política ha causado mucho daño a las sociedades. Si hay una acción humana que, por su trascendencia social debe estar sometida a la ética, esa es la política. Todas las acciones humanas deben estarlo, pero con mayor razón la de conducir los destinos de los pueblos”, dice Rodrigo Borja en Enciclopedia de la Política.

El recién creado Partido Para el Desarrollo de Zacatecas, está obligado a cumplir con la oferta política que, para obtener el anhelado registro prometió a los zacatecanos:

Ética laica en el accionar de sus dirigentes y una ideología de izquierda, tendiente a la recuperación del Estado de Bienestar plasmado en la Constitución de 1917 y que los rapaces neoliberales arrebataron a los mexicanos con sus 36 años de desgobiernos.

La Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, fruto de la Revolución Mexicana, fue considerada en su tiempo como la Primera Constitución Político-Social del Mundo y la que de mejor manera sustentó las características del Estado de Bienestar.

Hoy, nuestra carta magna, con sus más de 600 reformas, producto de mentes neoliberales y fruto de la imposición de dos presidentes usurpadores, ha dejado atrás su prestigiado Derecho del trabajo que tanto reconocimiento generó a nivel internacional como protector de la clase obrera; su derecho agrario tal como lo idealizara Emiliano Zapata y hoy con un ejido saqueado a punto de la extinción y con una tercera parte del territorio nacional entregado a las grandes compañías depredadoras de la extracción minera, así como un estado de bienestar en el olvido, al haber cancelado el derecho a la seguridad social de la población, fundamentalmente al sistema nacional de pensiones que fue vigente hasta 1997.

Sobre las Afore que es el sistema de pensiones adoptado por el zedillismo, dice el experto en economía Enrique Galván Ochoa: “el gobierno decidió quitarse de encima la responsabilidad de los trabajadores y transfirió el asunto a un grupo de empresas privadas. Para los trabajadores fue una tragedia, para las finanzas públicas un alivio y para las afore un gran negocio”

La tragedia: “La realidad es que los millones de ancianos que tienen o lleguen a 68 años de edad sólo cuentan con una pensión bimestral de $2 mil 250 pesos del programa de ayuda a adultos mayores.” Son los que trabajaron en el sistema informal.

“¿Y qué sucede con los que sí laboraron en el sector formal de la economía, en alguna empresa? No crean ustedes que el panorama es mucho mejor. Una persona que se jubile a los 65 años y que haya cotizado 2 500 semanas, con un salario promedio de 4 mil pesos mensuales, recibirá una pensión aproximada a 2 mil 844 pesos al mes (además de los 2 mil 250 bimestrales del programa garantizado por el gobierno)”.

Si no recuperamos el anterior sistema de pensiones, en menos de diez años tendremos a hombres y mujeres que habrán llegado a la vejez en grave estado de necesidad, si no es que de mendicidad. Los jóvenes, los que aún son jóvenes ya debieran estar tomando la bandera que les garantice una tercera edad digna y suficiente y los partidos de izquierda ya debieran estar trabajando en ello.

Y la corrupción: “El viejo régimen que fue derrotado (sólo en votos) el 1 de julio de 2018, normalizaba que quien participara en la política tenía derecho a sacar provecho personal; por lo tanto, quien obtuviera un cargo público, se podía hacer rico prácticamente de la noche a la mañana; era muy común ver a la política como un boleto de lotería. Por tal motivo nuestras instituciones se llenaron de ambiciosos y no de idealistas”, dice Jorge Adán Hernández López en “La Jornada”.

El viejo régimen fue corrupto y corruptor: las frases gastadas por el cinismo se impusieron hasta llevar a la clase política a la mayor degradación y la corrupción a niveles inimaginables. El neoliberalismo creó una nueva clase de ricos tanto a nivel nacional como en nuestro estado:

La venta de paraestatales a amigos y allegados a los gobernantes neoliberales y el despojo de bienes públicos forjaron la gran contradicción: México tiene y ha tenido en diversas coyunturas económicas al hombre más rico del mundo, coexistiendo con millones de mexicanos hundidos en la miseria. Aparece también el más rico de los empresarios mineros y un particular como dueño de los ferrocarriles. Empresa de transporte que fue, antes de la privatización zedillista orgullo nacional.

Con la convicción a cuestas: Ética e ideología, podrá evitar el nuevo partido estatal caer en el oportunismo y la degradación política. Si los partidos no cumplen su función como entidades públicas de interés social, la política retrasa a la sociedad. Nada avanza: El sistema de partidos se corrompe, la sociedad no se eleva a estadios superiores, la juventud cae en la inminente mediocridad, para buscar por la vía del servilismo-que ya se observa en otros partidos- lo que no logra por mérito y dignidad. Ese no es el futuro de los jóvenes ni la esperanza de los mexicanos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ