Caso Le Barón

Caso Le Barón
Imagen del ataque a la familia Le Barón ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

Nadie en su sano juicio podría celebrar lo ocurrido con la familia Le Barón. La tragedia ocurrido a esa familia es repudiable en cualquier contexto.
Los últimos años de violencia y los increíbles niveles de impunidad, generan un clima social en el que resulta tolerado un falso debate que se plantea aberraciones morales y legales como la castración química, la pena de muerte, o el combate a la delincuencia organizada a partir de la violación de derechos humanos y actuando como si el gobierno fuera un cartel más.
Es en medio de ese falso debate, que algún temerario puede pretender que tiene sentido discutir siquiera si la agresión a los Le Baron en la que fallecieron niños y adultos puede justificarse por su forma de vida o si son parte de una organización armada o no, como si eso los pudiera hacer “merecedores” de un ataque como el que vivieron.
Es también en ese contexto que con toda vileza puede hacerse lucro político de la tragedia, ya sea de manera interna en el país, o como pretexto para facilitar una intervención norteamericana cosa que el mismo Alex Le Barón detuvo al pedir a Estados Unidos que si su intención es ayudar, comience por evitar que entren armas a México.
Habida cuenta que no hay manera de menospreciar ni justificar la tragedia, por estricto sentido de justicia social tiene que decirse también que tristemente actos atroces como éste han sucedido ya antes, sin contar lamentablemente con la solidaridad y el apoyo que hemos presenciado en este caso.
En el territorio zacatecano han fallecido ya niños en situaciones de violencia, sin más culpa que acompañar a sus padres en el momento incorrecto. También fue en este territorio donde fueron asesinados una veintena de civiles provenientes de Guanajuato, que practicaban caza deportiva en sierra zacatecana.
Hace unos años me estremecí con los relatos de como en San Fernando,Tamaulipas secuestraron a decenas de migrantes para ponerlos a jugarse la vida en una batalla feroz con sus propios hermanos y compañeros al estilo del circo Romano.
Y hace también unos cuantos años supimos de la masacre contra prácticamente todo el pueblo de Allende, Coahuila, en castigo porque un par de personas originarias del lugar habían declarado contra sus ex jefes criminales.
La espantosa tragedia de los Le Barón se producen en el mismo país que ha conocido ignominias tales como el asesinato de mujeres y niños por la espalda mientras oraban por La Paz en Acteal, en Chiapas.
El silencio encubridor de las autoridades predominó entonces y poca solidaridad nacional alcanzaron esas víctimas.
Los tiempos afortunadamente han cambiado, e historias como esa pueden hoy conocerse en todo el país, gracias a la redes sociales no sólo digitales como facebook o Twitter, sino a las que generan lazos de solidaridad de norte a sur y de este a oeste.
Dentro de la desgracia la Familia Le Barón puede contar en su fortuna que no habrá olvido social a su desgracia, y que su modo de vida no será justificación válida para la atrocidad de la que fueron víctimas.
Las prácticas religiosas y sociales que se atribuyen a la comunidad a la que pertenecían las víctimas del caso Le Baron, entre las que se encuentra la poligamia han encontrado tolerancia e inclusive respeto en esta sociedad que condenó rápidamente a las pocas voces que las utilizaron para minimizar el asunto.
Lamentablemente ese respeto mínimo no han tenido otras víctimas de situaciones violentas a quienes se les ha atribuido conductas delictivas para justificar sus asesinatos con un simple “se matan entre ellos”.
Peor ha sido para las Mujeres a quienes haber reprobado una materia, consumir alcohol o salido de noche, les ha valido para que se asuma que los homicidios de los que han sido víctimas son debido a sus conductas.
Nadie tendría que pasar por ello, pero nadie podría tampoco negar que hasta en desgracias como la que sucedió a la Familia le Baron, la injusticia social sigue haciendo diferencias.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ