El FCE en la FILIJ 2019

El FCE en la FILIJ 2019

Ya ha comenzado: la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil 2019 (FILIJ). Se trata de una de las ferias de libros que más personas atrae. Me gusta pensar en aquellos padres que acuden en busca de materiales de lectura para sus hijos. Es mi primer ejemplo. Aunque cabe agregar un punto importante: tanto la literatura infantil como la literatura juvenil son dos de los géneros literarios cuya expresión en México cada año crece con muy buenos ilustradores, autores, editores y editoriales y propuestas.

Y en esta ocasión el Fondo de Cultura Económica no se queda atrás. Del material de lectura que me hizo llegar la gente de prensa me llaman ahora mismo dos colecciones. “Vientos del pueblo” es la primera de ellas. Son casi folletos muy bien ilustrados. No es que rebaje su calidad al decir son casi folletos. Me refiero a que son lecturas que lo mismo puedes llevar en tu mochila, entre los pesados libros de matemáticas y de física, que traerlos bien acomodados en la bolsa trasera de tu pantalón o chamarra. Esto que expongo fue uno de los principales impulsores de aquellas ediciones de bolsillos tan populares hoy en día. Literatura portátil. La colección “Vientos de pueblo” está conformada por cuentos que, con algo de paciencia y un buen café o whisky, te lees de una sentada. Si estás en la oficina a la hora de la comida; si eres estudiante quizás durante la hora del receso entre clase y clase, mientras te pones las calcetas para ir a jugar el importante partido del domingo.

La colección “Vientos del pueblo” parece ser una buena opción para apagar la televisión. También son lecturas para adolescentes inquietos. Esta es una clave para algunos padres despistados. Esos que se acercan con el gordito de la librería y le preguntan qué libros les pueden comprar a sus hijos.

Las ferias de literatura infantil y juvenil se ven asaltadas por padres que ya saben muy bien lo que quieren comprar para sus hijos, que previamente se han informado a través de Internet o de las distintas redes sociales, que llevan una lista de títulos lo mismo que cuando acudes al mercado: coges el carrito, vas a lo que vas, no pierdes el tiempo, quizás y cambias de tipo de mostaza o de mayonesa, una baja en calorías, pero lo demás no puede faltar en tu despensa.

No obstante, hay también muchos padres que quieren “hacer leer a sus hijos”. Les han repetido tantas veces que la lectura hace personas inteligentes, bonitas, cultas, que creen que lo mejor que les puede ocurrir a sus hijos es que sean lectores voraces, de esos que cuando cumplan los cuarenta asegurarán que de niños leían dos libros durante la noche, enciclopedias completas, por eso son tan inteligentes, gracias papá, gracias mamá.

La verdad es que también hay padres que se asoman por las ferias del libro infantil y juvenil sin saber qué carajos comprar para sus hijos. Los ves por los pasillos, distraídos o sorprendidos, como si se encontrarán en un museo de rarezas, como si acabarán de bajar de una nave espacial. Pues bien, el FCE trae algunos títulos que convendría señalar.

Me gustó mucho “El crítico” (FCE, Colección Vientos del pueblo 2019) de Antonio Malpica e ilustrado por José Hernández. Tiempo de lectura: entre treinta y cuarenta minutos. No son carreras de lectura, lo sé. Es un cuento ágil, divertido, ameno, que seguramente gustará a más de un adolescente. Lo mejor de la Colección Vientos del pueblo es el precio: 12 pesos. Sí, leyeron bien: 12 pesos. Ilustraciones y texto: 12 pesos. Algunos títulos de la colección: “Subasta” de María Fernanda Ampuero. Ilustraciones: Jessica Ocampo. “La sunamita” de Inés Arredondo. Ilustraciones: César Silva Páramo. “El almohadón de plumas y otros cuentos” de Horacio Quiroga. Ilustraciones: César Silva Páramo.

Sí, señorita, ¿me puede decir cuánto es de estos tres libros? Permítame. ¿Ya le dije que amo a Inés Arredondo? Me lo acaba de decir, señorita… Son 36 pesos. ¿Seguro?, ¿cuánto valen? En la portada viene: 12 pesos cada uno. ¡12 pesos!, entonces deje traer más, a mí abuelita le gusta mucho Quiroga, dice que de niña sus hermanos la asustaban leyéndole “A la deriva”.

El FCE nos sorprende en esta edición de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil 2019 con una nueva colección: “Los poetas nunca mueren”, que quizás toma su título de aquellas hermosas palabras del poeta yucateco Raúl Renán: “el poeta nunca muere, nunca se acaba”. ¿Una muestra? “Taberna y otros lugares”, Premio Casa de las Américas en 1969, del grandísimo poeta Roque Daltón, a quien le debemos la “poetización” política de muchos de los problemas sociales de Sudamérica, hasta que los miembros de su propia organización lo asesinan. Leer a Roque Daltón es una aventura y su poesía siempre acepta distintos puntos de partida: desde el político, el amoroso, el personal, el de activista y el del hombre.

Dentro de la Colección Popular el FCE nos trae lo que es la primera novela de Vicente Leñero, A fuerza de palabras (FCE, Colección Popular 2019), libro indispensable no solo para los admiradores de la prosa del gran Leñero sino para admirarse cómo es que las propuestas literarias cambian, se modifican.

Es mi culpa: seguro que se me pasa algún otro título, pero tengan en cuenta que con esto de las columnas en periódicos el espacio siempre cuenta, así que no es olvido sino precaución.

La invitación está hecha: si usted llega a la Ciudad de México no deje de darse una vuelta por la FILIJ 2019 en las instalaciones del Centro Nacional de las Artes del 8 al 18 de noviembre y buscar el stand del FCE, que sugerencias de lectura ya tiene. Acá los esperamos. Y si usted está ya en la Ciudad de México, ¡mucho mejor!, metros cercanos: General Anaya y Ermita.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ