La Muerte al agricultor visitó

La Muerte al agricultor visitó

Autora: Pamela Sánchez Luciano
Residencia: Quecholac, Puebla, México

 

La Muerte llegaba
y al agricultor visitaba.
Al fin del día, muy cansada se encontraba.
El sol intenso se encontraba;
ya el sudor de su frente blanca le brotaba.

La Huesuda no percibía cómo se laboraba
si sólo por la parcela se paseaba.
No quería imaginar
el trabajo al palear,
ni mucho menos al trasplantar,
pues eso el agricultor hacía al llegar.

No se lo llevaba.
Su hora aún no se acercaba,
pero ese trabajo su atención se robaba.
Entonces, la Huesuda lo observó
y un gran aplauso le dio,
y para festejar una cervecita le invitó.
De pasada, la Huesuda preguntaba
sobre quién lo ayudaba
para que la cosecha se facilitara.

Surgieron anécdotas bellas por admirar
y pronto los agrónomos se comenzaron a notar,
especialistas en agricultura y algo más,
que, de ley, panza debían de tener,
mostrando su confianza y su deber.

La Muerte mareada ya estaba,
pues a los pulques también le entraba.
Sin más, se despedía,
pues su labor de visitas seguía,
así que muy pronto desaparecería
entre los caminos de cempasúchil
que en los campos florecía,
mismas que el agricultor, con sus manos, producía.

El agrónomo, jornalero y agricultor,
amigos inseparables serían.
Con ayuda de todos, éxito tendrían,
produciendo de todo lo que México y el mundo se comían.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ