Colectivos urgen a diputados a aprobar y aplicar ley en materia de desaparición

Colectivos urgen a diputados a aprobar y aplicar ley en materia de desaparición
Aspecto del foro “Ley en Materia de Desaparición de Personas del Estado de Zacatecas: obstáculos y desafíos para su aprobación e implementación” ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Señalan que Zacatecas registra 522 personas desaparecidas

■ Consideran que se debe garantizar la participación activa de las familias; que se asegure la transparencia en el proceso legislativo que se recuperen las mejores prácticas

 

“Hijo amado, sé que me escuchas porque en mi vientre, cuando el latir de mi corazón te sirvió de arrullo, nos hicimos inseparables. Te prometo no me rendiré, no me detendrán, lucharé por ti cada día, cada minuto, sin excusas ni pretextos. Si se trata de ti siempre estaré presente, siempre estaré dispuesta. Donde andes, hijo mío, puedes sonreír orgulloso y confiado de saber que tu madre con su amor infinito, incondicional, eterno, siempre luchará por ti. La vida me dio la dicha de tenerte y ella me dará la dicha de encontrarte”.

Esta es la promesa que la señora Lucy Díaz Genao le hace a su hijo Luis Guillermo todos los días desde el 28 de junio de 2013 cuando desapareció en Veracruz, una de las tantas sucursales que tiene el infierno instaladas en México donde a los hijos, hijas, hermanas, esposos y demás familiares se los ha tragado la tierra o el infinito, más no el olvido de quien los busca, como Lucy que pertenece al Colectivo Solecito, quienes con la esperanza como principal herramienta, escarban las fosas clandestinas en busca de sus seres queridos para darles, como su nombre lo sugiere, un abrazo de calor.

Lucy Díaz Genao, quien porta el rostro impreso de su hijo Luis en un prendedor que cuelga cerca del corazón encara al representante de la Secretaría de Gobierno del estado de Zacatecas y dice a los familiares de personas desaparecidas que se dieron cita en la Legislatura para el foro “Ley en Materia de Desaparición de Personas del Estado de Zacatecas: obstáculos y desafíos para su aprobación e implementación”, que necesitan “jalar” a las autoridades, pues ahí debieron estar el secretario de gobierno y no su representante, pues la ausencia de Jehú Eduí Salas se debió al festejo de los servidores públicos en su día, lo que fue reprobable para esta madre quien señaló que éstos no pueden ser más importantes que las víctimas.

Genao recomendó a las madres y familias zacatecanas que buscan a sus seres queridos que no dejen de gritar. Que hagan camino de la mano con el gobernador que “no es príncipe, ni monarca”, pues las autoridades garantizan seguridad pero no se tiene, y el que hayan emprendido la búsqueda es por la consecuencia de las fallas de los gobiernos que no hacen su trabajo.

“Los desaparecidos nos necesitan, pero no chillando por las esquinas, sino buscándolos” y es necesario hacerles entender a las autoridades que tienen que responder, que “ya basta”, dijo, porque su silencio y su incapacidad es también “delincuencial”. Los desaparecidos, aseveró la activista, merecen ser buscados.

“Dirán que cómo damos lata, pero si fuera por mí estaría las 24 horas aquí afuera para que nos escucharan. Son dos años y cinco meses de la desaparición de mi hermano. Dos años que no se viven; pierdes familia, pierdes todo y la noción de cada día. Tenemos una silla vacía en nuestro hogar la cual no se puede llenar, entonces día con día, el día que pasa sin que ustedes nos ayuden, sin que la ley se apruebe en el estado, para nosotros es una agonía inmensa”.

La voz es de Paty Cardona, ella forma parte del colectivo “Amor Esperanza y lucha, Zacatecas”, su hermano Francisco Javier Cardona Alba desapareció el 21 junio de 2017 en el municipio de Luis Moya, Zacatecas. La voz de Paty representa a la de cada una de las madres, abuelas y hermanas que buscan a sus desaparecidos, pues sabe que el dolor también hermana.

“A veces me da alegría que muchos de ustedes no padezcan lo que nosotros padecemos porque es un infierno diario” dice Paty volteando a ver a los representantes de los tres poderes, por lo que los conmina a que aprueben lo más pronto posible para que se implemente la ley. “Vamos a estar tocando diario la puerta aquí, porque es urgente y muchas familias quedan agotadas y se rinden por temor, por economía, porque realmente no tienen quien los apoye y los guíe en este travesía tan dolorosa”.

Urgente, prioritaria y apartidista:
así debe ser la Ley en Zacatecas
La Ley Federal en Materia de Desaparición de Personas brinda una respuesta coherente entre las diversas autoridades federales, estatales y municipales; visibiliza una problemática; cambia un paradigma al colocar a las víctimas en el centro de la respuesta estatal y parte del reconociendo de que el fenómeno de desaparición requiere un abordaje holístico, integral, comprensivo que auspicie la prevención, combata la impunidad, favorezca la búsqueda y potencie el resarcimiento del dolor de las víctimas.

Dicha ley, a decir de Alan García Campos, coordinador de la Unidad Legal y de Análisis de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, es un instrumento potente que se concibió como una herramienta de transformación y que refleja las grandes aspiraciones de las familias y de una sociedad que ha sido tocada parcialmente, para remontar el momento aciago que pasa México y Zacatecas.

Derivado de esta ley general, es que se le impone como una obligación a los estados adoptar y ajustar sus marcos legislativos locales, y es esta la tarea a la que se le está llamado al estado de Zacatecas, al Poder Legislativo, pero también al Poder Ejecutivo; una invitación a que den ese paso a nivel local que se requiere y asumir esto como una prioridad legislativa.

Según García Campos, Zacatecas registra 522 personas desaparecidas, que no se sabe dónde están. Lo que significa 522 familias que han sido ultrajadas, quebrantadas y sometidas “al mayor de los suplicios que puede ser sujeta una persona”.

La respuesta que tiene que dar la Legislatura de Zacatecas debe ser la misma que daría una madre al preguntársele qué haría si tuviera un hijo o una hija desaparecida. La respuesta, a decir de García Campos, debe ser adoptar la legislación como una prioridad, como un elemento acuciante.

Debe, según considera, garantizar la participación activa de las familias; que se asegure la transparencia en el proceso legislativo; que se recuperen las mejores prácticas internacionales y nacionales; que se supere el contenido de la ley general; que evite reproducir errores; que se haga una adecuación al contexto zacatecano; que se apruebe lo antes posible y lo más importante, que no se partidice ni se vea como una bandera política, sino un estandarte de las víctimas que encuentran representatividad en el congreso y en el ejecutivo.

En este sentido García Campos reiteró el ofrecimiento de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en México para proveer toda la asistencia técnica que precise el trabajo legislativo, pues sería, dijo, un motivo de honor y satisfacción hacer en Zacatecas lo que se ha hecho a nivel nacional y en otras entidades: contribuir como un aliado más a este esfuerzo parlamentario de la mano de las víctimas de este flagelo que produce oscuridad, zozobra, lamentos.

Por eso conminó a la 63 Legislatura a que den una respuesta y dimensionen la gravedad y el dolor provocado por la ausencia y desaparición de un ser querido y que se dan cita con la esperanza de que se les haga justicia y que se legisle por ellos.

“Por ellas, por ellos, por ustedes, por quienes justamente no cejan en la brega por encontrar su familiar desparecido. Por personas como ustedes que han recorrido laberintos burocráticos, atadas a una esperanza que se alimenta por ese amor infinito que tienen hacia quien hoy no está. Por ustedes que deambulan con semblante de dolor, de angustia, con un corazón que sigue latiendo por ellas y por ellos, quienes enfrentan el dolor más acuciante que un ser humano puede llegar a experimentar, como es el de la desaparición de personas, por ellos es tiempo de legislar”.

Por su parte la diputada Alma Dávila Luévano, presidenta de la Comisión de Gobernación, se comprometió a convocar y convencer a los diputados para que dicha ley sea prioridad en la agenda. “A mí no me ha gustado ser diputada porque es una gran impotencia ser un voto en contra de 30” dijo, pero reiteró su apoyo a los colectivos para que haya una participación sinérgica y se avance en su favor.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ