Anulación del proceso interno de Morena, ¿quién pierde más?

Anulación del proceso interno de Morena, ¿quién pierde más?

La cancelación del proceso interno de morena para renovar su dirigencia puede tener distintas apreciaciones, dependiendo del punto de vista desde el que sea analizado o según el interés y la ambición que se tenga al respecto. Para algunos es muy prudente la cancelación del proceso interno, pues, se abre la oportunidad de pulir el método de elección, de afinar la convocatoria, de reforzar la organización de las asambleas (aunque eso siempre ha sido responsabilidad únicamente del Comité Ejecutivo Nacional) y por qué no, de tomar en cuenta la recomendación que hizo el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador de incluir el método de encuestas como posible solución a las controversias internas de morena; además, con la suspensión del multicitado proceso interno del partido gobernante, se tendría una oportunidad que no se tuvo antes, se podría limpiar el padrón y con ello tener un padrón confiable, con afiliados de verdad, militantes reclutados con tiempo, forma y convicción; se buscaría tener un padrón sin “cachirules” de la Secretaria del Bienestar y sus caciques anexos (es del conocimiento de todos, la ilegal intromisión de funcionarios y servidores de la nación al proceso interno de morena). Para algunos otros, cancelar el proceso interno de morena representa un duro golpe, un golpe a sus ambiciones, a su ego y hasta a sus finanzas pues se gastaron fortunas en el acarreo de gente a las asambleas distritales.

Muchos de los que participaron directa o indirectamente en las asambleas distritales celebradas con éxito o canceladas, echaron toda la carne al asador en éste proceso interno de morena; pues no se trataba de ganar solamente la dirigencia del partido, sino se estaban jugando su posición en el tablero político del 2021 y algunos más ambiciosos vulgares ya estaban haciendo sus movimientos para la jugada política del 2024. Motivados por la ambición o aspiración (a pesar de todo, válida) de que las próximas dirigencias de morena nacional y estatales, los ungieran como candidatos o candidatas en los siguiente comicios electorales, a algunos de ellos no les importó ni siquiera el “qué dirán”, por lo que hicieron honor al dicho tan conocido “el fin, justifica los medios”; su participación directa o indirecta (porque algunos no se presentaron, enviaron a sus empleados) en las asambleas distritales fue de lo más deshonrosa y vergonzosa posible; se exhibieron como políticos tradicionales (esos que tanto daño le han hecho a México), como tiranos, corruptos, oportunistas, malos perdedores; arriesgaron vidas, ocasionaron daños en propiedad ajena y pusieron en la cuerda floja a muchos Servidores de la Nación; el objetivo estaba muy claro, ganar a como diera lugar la mayoría del consejo para así poner como presidente o presidenta a quien más conviniera a sus ambiciones o intereses; situación un tanto lógica y valida en un proceso político, siempre y cuando se haga dentro del marco de la legalidad y los principios que rigen a morena; de todas formas el Tribunal Electoral les marcó el alto.

Pues bien, esos personajes que en las asambleas distritales pasadas se exhibieron como lo peor dentro de las filas de morena, lo hicieron prácticamente de a “gratis”, debido a que únicamente se dieron su “quemada” con las bases reales de morena, su empleo está en riesgo (pues hay denuncias penales, demandas y quejas ante distintos órganos), la expulsión del partido de algunos personajes es inminente, hicieron un gasto enorme e infructífero para movilizar a sus acarreados, no pudieron generar el respaldo que esperaban en algunas asambleas (por eso impidieron su realización de manera violenta) y todavía, el Tribunal Electoral les da el tiro de gracias y anula el proceso interno de morena; dejando a ciertos personajes y a ciertas marcas políticas con puros negativos.

Hay quienes que por desinformados o por estrategia, culpan a las actuales dirigencias por la anulación del proceso interno de morena; hay otros también, que acusan al Tribunal Electoral de meter las manos y arbitrariamente anular el proceso interno de morena, en fin, ambas interpretaciones son erróneas. El proceso interno del Movimiento Regeneración Nacional fue anulado por las múltiples impugnaciones que hubo, por tener un padrón incierto y poco confiable, por la desaparición de militantes fundadores en el padrón y la aparición de último momento de oportunistas, por la intromisión de funcionarios al desarrollo de las asambleas. Para que se entienda mejor, ni el partido ni el Tribunal Electoral mandaron a dos Servidores de la Nación a Violentar la asamblea del distrito 3 federal en Zacatecas ¿verdad?

Es lamentable que se haya anulado el proceso interno de morena para renovar su dirigencia. Ante esta situación solo hay quienes salen más lastimado que otros (en cuestión de honor y credibilidad), pero en realidad no hay ganadores ni perdedores; lo que se pierde es la credibilidad y esencia de La Cuarta Transformación. Quien milite en morena debe entender que la transformación del país va mucho más allá de las pugnas internas. Los fracasos internos de morena serán los triunfos externos de la oposición ojo con eso. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ