El Programa Nacional Anticorrupción: a prueba en Zacatecas

El Programa Nacional Anticorrupción: a prueba en Zacatecas

En agosto pasado la Función Pública emitió y publicó el Programa Nacional de Combate a la Corrupción y a la Impunidad y de Mejora de la Gestión Pública 2019- 2024. Irma Eréndira sabe bien que la corrupción es una consecuencia necesaria no de individuos moralmente deshonestos, sino de las asimetrías de poder. La encargada de la Función Pública define la corrupción como “forma específica de dominación social sustentada en un diferencial de poder en el que predominan el abuso, la impunidad y la apropiación indebida de los recursos de la ciudadanía”. Esto es, Eréndira pone el énfasis en el ejercicio de poder como condición esencial de la corrupción, y las posibilidades del abuso de los recursos públicos en provecho de los bolsillos privados, o de carreras políticas personales o de grupo. De los 5 objetivos del Programa, el 2 reza así: “Combatir los niveles de impunidad administrativa en el Gobierno Federal”. Pues bien, si desde agosto está publicado este programa, sólo esperamos que lo apliquen e implementen en todas sus letras. El enfoque es de avanzada y el diseño no es malo, pero la variable de voluntad política o consigna política, no está considerada en la fórmula. ¿Qué pasa si los operarios de la aplicación reciben la orden de navegar en la omisión?

En Zacatecas se tiene documentado el uso de recursos públicos en el impulso de una candidatura para dirigir el partido Morena en el estado. Si no se aplicara el Programa Anticorrupción que hacemos mención, hay varias hipótesis de esa omisión: (1) el diseño del programa es ineficiente, (2) el diseño es bueno, pero los operarios recibieron línea de no actuar, o (3) las dos anteriores juntas. Pero una cosa curiosa: si pasara la segunda hipótesis, se confirma la definición de Eréndira: la corrupción es un asunto de concentración de poder. Pero la consecuencia es funesta: el órgano encargado de combatir la corrupción estaría ejerciendo sus factores de riesgo.

La expectativa es que en el caso de Zacatecas sí va a ocurrir algo. No puede no ocurrir nada. El caso, además, ayudará a evaluar cómo piensan implementar los sistemas de control interno de las delegaciones de Gobierno Federal. El tema del Control Interno es esencial: es el dispositivo fundamental para prevenir los casos de corrupción, es lo que permitirá contar con mapas de riesgo de eventos de corrupción. La ley dice al final de su título: “…y de mejora de la gestión pública”. Eso es interesante: indica que toda falta de cumplimento de las metas programadas está bajo sospecha de móviles de corrupción. Estaremos atentos en los resultados de cómo se desarrolle este caso, constituye todo un caso de muestra de cómo va a operar la Secretaria de la Función Pública, sobre todo en torno a la incidencia del poder político en el manejo de la administración pública federal. Es una prueba de auto-observación.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ