■ Historia y Poder Adrián Carrasco Zanini, la importancia de ser como el destino quiso y cómo nos da la gana

■ Historia y Poder Adrián Carrasco Zanini, la importancia de ser como el destino quiso y cómo nos da la gana

Documentalista Mexicano, dice haber visto y platicado con Fidel Castro hasta altas horas de la madrugada, haber jugado ajedrez siendo niño con el Mítico Che Guevara, -su hija Hildita Guevara era compañera de escuela- haber platicado con Lula da Silva, Daniel Ortega, Frei Betto, Mandela en Sudáfrica y una multitud mas de personajes del mundo. Yo lo recuerdo a mis 15 años siempre con su cámara y filmándonos ya en San Luis, Df. O Mérida, donde persistentemente era asiduo a presenciar el teatro comunista y de trascendencia, además hacerse presente con sus dichosas canciones que a todos alumbraba.

Hijo del matrimonio Juan Zanini y Carmen Molina Henríquez, él médico, ella, maestra, ambos con una impresionante trayectoria, desde muy chico se fue a vivir a Cuba a invitación expresa del comandante Che Guevara a su señor padre para fundar en la Habana el Instituto de Neurolingüística, luego de haber presenciado una conferencia que diera el mexicano en un ciclo universitario académico, trasladando asi a la familia junto a dos indígenas tipo la Yalitizia Aparicio y que a los dos años se regresaron a México porque “no había maquillaje”. Ahí Adrián pudo presenciar la riqueza humana espiritual del pueblo cubano y se interesó por el cine, mas aún, por el documentalismo.

Su padre fue vetado para entrar a Estados Unidos por haber participado en actividades de oposición en México, y el destino quiso diera un vuelco mejor al tener oportunidades de estudio en las mejores universidades del mundo, fue el responsable directo de ser siempre un galán, un hombre de su tiempo, asiduo al cambio, lo memorable, lo fundacional, lo que innova, no lo que acorrala.

Del lado materno, la figura fraternal de su Carmen Molina Enríquez (nieta de humanistas afamados del siglo xx) fue la de romper las reglas, huir hacia adelante victoriosa, tener la estrategia educacional en cualquier parte del mundo, reflejar en sus hijos el espíritu crítico, esparcido y abierto, nunca solemne o aburrido.

Estudiante brioso del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y de institutos de cine en Europa o EEUU, su vida ha sido mas que una odisea y al hilo brotan siempre mil recuerdos, hazañas, portentosas batallas, y que a sus escasos 64 años parecieran producto de un libro de aventuras para ser consultado por estudiantes de la maravilla, el peligro, la buena suerte.

En una impresionante travesía desde México a Argentina, en 1973 junto al austriaco leo María Gabriel y en aras de seguirle a la línea de los documentales de huelgas sindicales en Morelos ,emprendieron una gira por los países de Centroamérica y en Panamá se encontraron con el grupo FANTOCHE donde lo carrereaba Enrique Ballesté, Lilia Rubio, Adrián Matehus y otros y ahí, bajo la ayuda del gobierno rebelde de Omar Torrijos fueron apoyados por el estado panameño para arribar la festival de Manizales en Colombia, luego al teatro popular en Caracas Venezuela, luego Ecuador y en Perú Ballesté decide regresar a México, la jira continua y en Bolivia conocen minas exuberantes y rabiosas, abundantes y magnánimas, en Argentina son detenidos luego de varias denuncias de la misma policía y los servicios de inteligencia.

El regreso fue insólito pues fue invitado el entonces presidente Luis Echeverria a ese país y se les concedió indultar a los presos Mexicanos y bajo la condición de que “se le agradeciera” al presidente haber intercedido en su liberación. En el inmenso avión de Aeroméxico viajaban intelectuales como Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, José Agustín y la siempre onerosa comitiva presidencial regenteada por el potosino Fausto Zapata Loredo. Regresaron a México luego de un año 8 meses de correrías.

Adrián dice recién acaba de re encontrase con documentales donde filmó el regreso de Perón a su patria luego del exilio oneroso que le costó renta e indulgencia, ese documental fue clave para entender muchas cosas del régimen interno de Adrián y su larga búsqueda, pues de inmediato se incorpora a la revolución sandinista en Nicaragua donde hace las siguientes películas: Nicaragua 1978: Cual es la Consigna (1978) Comandante (1979) La Mujer en La Revolución Nicaraguense (1980) Monimbo es Nicaragua (1981) Nicaragua: Para la primera Time (1984 Presidential Elections) Nicaragua: A Vote Against War (Elecciones presidenciales de 1990) En los últimos años, dirigió El Salvador: El Turno del Ofendido (2009) y Guatemala Lives: Mayan Voices (2012), etc.

Actualmente cubre temas sociales, también está trabajando en documentales sobre mexicanos de ascendencia africana, sobre artistas del estado de Morelos  y sobre los profesionales de la justicia de California involucrados en la ley de interés público. También trabaja como freelance para varias televisiones mundiales y redes de noticias.

O sea, no manches, un corresponsal de guerra en el oficio de precisar el dato, el arribo, el suceso insólito, los renglones torcidos de la supra realidad de los hambrientos del mundo.

Pronto iré a entrevistarlo a gran Tepoztlán y ahí saldrán muchas cosas y se reafirmará su excelente memoria, su avidez siempre creativa por saber y documentar, fuera de premios, distinciones o famas propias del sindicato único de la vanidad y el ruido, y en cambio, de verdad un verdadero hallazgo que viene a refrescar aquellos movimientos juveniles artísticos que para nada nunca se rajaron, abrieron los ojos mirones a la inmensa realidad apabullante y ahora se reencuentran con la alegría y la importancia suprema que ello significa. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ