Diputada de Morena pide a Legislatura intervenir en el restablecimiento de la democracia en el Stuaz

Diputada de Morena pide a Legislatura intervenir en el restablecimiento de la democracia en el Stuaz
La diputada por Morena, Alma Dávila ■ foto: facebook

■ Alma Dávila califica a dirigencia del gremio como “un caso extremo de tiranía”

 

Durante la sesión legislativa de este jueves, la diputada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Alma Dávila, emitió un pronunciamiento en el que exhortó a la Legislatura a intervenir “en el restablecimiento de la democracia, en la legalidad y en la ética pública” en el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Stuaz), a cuya dirigencia calificó como “un caso extremo de tiranía”.

De acuerdo con testimonios anónimos, se dio a conocer que algunos legisladores impidieron que el pronunciamiento subiera a tribuna como iniciativa de punto de acuerdo, principalmente por Jesús Padilla Estrada, coordinador de la bancada de Morena, quien operó de esa manera por indicación del diputado federal y ex rector de la UAZ, Alfredo Femat Bañuelos.

De la misma forma, trascendió que “en la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, Femat impidió el acuerdo de una comisión de investigación. Habló por teléfono con Padilla para gestionar que no se hiciera”.

En consecuencia, la legisladora se limitó a relatar los acontecimientos que han ocurrido en ese sindicato respecto a su reciente proceso electoral y las múltiples irregularidades que se presentaron, hasta llegar al grado de expulsar a la contendiente por la secretaría general, sólo por el hecho de interponer una denuncia ante el organismo competente, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA).

Expuso que Democracia Sindical se constituyó como grupo opositor para participar en las elecciones del Comité Ejecutivo y del Comité de Vigilancia para el periodo 2019–2022 del (Stuaz), sin embargo, desde el comienzo sus integrantes fueron objeto de ataques, censuras, hostigamientos y toda clase de trampas para obstaculizarlos.

Desde el inicio de las campañas hubo irregularidades, el primero de ellos que hicieron la petición por escrito al Colegio Electoral para extender las fechas para visitar las diversas delegaciones sindicales, a fin de que estas no se empalmaran con la otra planilla, la cual nunca tuvo respuesta.

Dávila comentó que también solicitó por escrito al Colegio Electoral que hubiera equidad en la propaganda que se instalaba en el espacio que se ocupaba para la confrontación, en razón de que la otra planilla iba hasta un día anterior a colocar lonas.

Otras peticiones de Democracia Sindical fueron la aportación económica para la campaña y que históricamente se da a las planillas registradas, y que los participantes de la planilla RAFASI, renunciaran a su cargo en el Comité vigente, pero fueron rechazadas.

Asimismo, se hizo la petición para que el día de las votaciones se apegaran a la transparencia en beneficio del gremio, haciendo hincapié en cómo sería la presentación de la boleta de votaciones, el nombre del notario que iba a estar dentro de las votaciones, el número de urnas y la solicitud de que los trabajadores no se presentaran con playeras a favor o en contra de alguna planilla. En ninguna petición hubo respuesta.

El día del proceso electoral, la diputada comentó que el Colegio Electoral retiró del recinto a los 4 participantes de Democracia Sindical, quedando dentro sólo la persona que tenía el nombramiento de representante, pero por parte de la otra planilla se quedaron en el recinto el Notario, el representante de la planilla RAFASI y los miembros del Comité de Vigilancia, así como los miembros del Colegio Electoral que estuvieron en contubernio con la otra planilla.

Además, Dávila detalló que ese día hubo evidencia de que diversos miembros de la planilla RAFASI estuvieron manipulando a los agremiados en las filas de espera y en el recinto donde se llevaron a cabo las votaciones.

Posteriormente, en el acto de toma de protesta del nuevo Comité Ejecutivo, la secretaria María del Carmen Saucedo ordenó al Comité de Vigilancia que llevara a cabo una investigación contra los ciudadanos Patricia Carrillo y Félix Cedeño, supuestamente por haber interpuesto una denuncia que lesionaba la vida sindical.

Luego, el día 5 de agosto de 2019, se presentaron los miembros de Democracia Sindical para asumir funciones en la cartera que les correspondía, y la secretaria electa les informó que no podrían ejercerlas

Finalmente, el 10 de septiembre de este 2019, en una Asamblea extraordinaria, llevada a cabo en el Teatro Calderón, donde hay una capacidad de 515 butacas, se pidió a los asistentes que hicieran la votación a mano alzada, sin revisar que los asistentes fueran exclusivamente personal de base: “al realizar el conteo con una algarabía que no permitía revisar la legalidad de los votos, la secretaria electa, manifestó verbalmente que había un total de 651 sufragios”. Con esta votación, se validó la expulsión de Patricia Carrillo y Félix Cedeño.

Ante esta situación, Dávila hizo un llamado “a que nos pronunciemos al respecto porque constituye un negro antecedente en la edificación de instituciones democráticas. Los legisladores debemos discernir entre hacer caso a la presión política de la dirigencia del Stuaz, o hacer caso a la convicción de promover la libertad y democracia en las organizaciones gremiales”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ