Comentarios Libres Chile, 11 de septiembre de 1973

Comentarios Libres Chile, 11 de septiembre de 1973

“…más temprano que tarde, se abrirán de nuevo las
grandes alamedas por donde pase el hombre libre”
(Salvador Allende Gossens
26/06/1908-11/09/1973)

El miércoles se cumplieron 46 años del golpe de Estado que encabezó Augusto Pinochet, para derrocar al presidente de Chile Salvador Allende. Lisandro Otero, en su texto “Razón y Fuerza de Chile”, cita una afirmación de Elena de la Souchere que publicó el número 235 del diario Le Monde Diplomatique: “El golpe de Estado no tuvo lugar el 11 de septiembre, sino el 23 de agosto, cuando el general Prats tuvo que renunciar como Comandante en Jefe del Ejército. Este hecho significaba que la posición llamada constitucionalista, ya no tenía una mayoría de seguidores en el consejo de generales. De ahí a la materialización del golpe de Estado, era solo una cuestión de tiempo y de organización”.

La falta de mayoría, fue debido a los cambios implementados por el nuevo gobierno. El autor refiere: “El 4 de septiembre de 1970 Salvador Allende fue elegido presidente de Chile. Con él asumía el gobierno un grupo de distinguidos dirigentes populares y partidos de izquierda. Ello abrió una nueva posibilidad de ejercer la razón para solucionar los problemas nacionales. El gobierno de Unidad Popular, acumuló realizaciones que nunca en la historia nacional, se habían intentado tan seria y profundamente. Decretó una amnistía política y muchos revolucionarios salieron de la cárcel. Ningún opositor fue reprimido, nadie encarcelados por razones políticas, a pesar de la intensidad del enfrentamiento y a veces de los tortuosos métodos utilizados para impugnar a Allende. ”.

“Se nacionalizaron, estatizaron o adquirieron los recursos naturales: cobre, hierro, acero, carbón, salitre y textiles.

Se creó un área social de la economía que abarcó, un alto porcentaje de la producción industrial.

Se controló la banca nacional y extranjera.

Una nueva dinámica en la política exterior otorgó a Chile un perfil autónomo en las relaciones internacionales,

La presencia del presidente Allende en distintas naciones y eventos contribuyó a solidificar el recién alcanzado prestigio de Chile.

La Doctrina Allende fue conocida como una fórmula para unir a los países subdesarrollados, en el interés común de defender sus recursos naturales por encima de sus discrepancias ideológicas”. (Idem.)

Fue favorable para los obreros su seguridad social. Se realizó una redistribución del ingreso, aumentando la capacidad adquisitiva. Se redujo el desempleo. Se aumentó la matrícula escolar. Se intentó actualizar el sistema de enseñanza. La construcción de viviendas alcanzó índices más elevados. Se incorporó a la reforma agraria, una inmensa extensión de tierra improductiva. El campesinado comenzó a intervenir en las decisiones que afectaban su vida.

Así, la composición social y correlación interna de las Fuerzas Armadas, le era mayoritariamente adversa al Presidente.

Joan E. Garcés, en su texto “El Estado, y los Problemas Tácticos en el Gobierno de Allende”, señala: “…el gobierno podía contar con el respaldo del sector constitucional. Pero éste, a su vez, sólo podía contener y neutralizar a la mayoría antisocialista de la oficialidad, si el Gobierno respetaba la estructura de cuerpo de las Fuerzas Armadas. La renovación de sus cuadros dirigentes podía hacerse únicamente de forma gradual. La unidad y cohesión de la oficialidad, pasaba por el respeto del poder civil gubernamental a su organización interna. Atentar contra esta última significaba quebrar el precario equilibrio interno que se había establecido. Y en caso de rompimiento, la línea de fractura de las Fuerzas Armadas, en ningún caso iban a constituirse en el brazo armado de la clase obrera”.

El respaldo armado al Gobierno de Allende, tenía un marco político y social de hierro, fuera del cual no se prolongaba: el Estado de Derecho y la no agudización de las contradicciones entre proletariado y pequeña burguesía.. Este sector de las Fuerzas Armadas, reconoció el Gobierno legal en la medida que su acción se ajustaba a derecho. Le unía a él una vinculación ideológica “institucional”, no de clase. El Presidente Allende no tenía a su alcance la opción de clausurar el Congreso y gobernar por decretos-leyes. (Idem)

COPIHUE, prisionera de guerra, en su texto “… Y HABRA UNA NUEVA AURORA” testifica:: el 11 de septiembre por ls mañana, se escuchó en la radio, la voz de un militar: ¡GOLPE DE ESTADO! ¡Todo mundo a obedecer y las radios a callar!

Aquel día Allende llegó al Palacio de la Moneda a las 7 de la mañana. A las 8:10 habló para una cadena radioemisora. Diez minutos más tarde volvió a hablar. Manifestó que elementos irresponsables le exigían su renuncia, pero dijo: no renunciaré, no lo haré. Hago presente mi decisión irrevocable de seguir defendiendo a Chile, resistiendo con lo que sea y a costa de mi vida, para que quede la lección que coloque ante la historia a los que tienen la fuerza y no la razón. A los trabajadores les pido que no se dejen intimidar. Lisandro Otero señala que a las 2 de la tarde, el Palacio de la Moneda ardía, combatiente hasta el último instante de su vida, Allende fue acribillado a balazos por la tropa asaltante.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ